Vida

10 razones por las que comprar regalos de Navidad es un drama

De verdad, ¿por qué la vida es tan difícil?

· Desde escoger el regalo hasta tener que envolverlo, todo mal

De verdad, ¿por qué la vida es tan difícil?

· Desde escoger el regalo hasta tener que envolverlo, todo mal

La sociedad se divide en dos tipos de personas, los que aman la Navidad y los que la odian. Pero por mucho que te gusten o no las cenas familiares, las luces, abrir regalos y toda esa felicidad que se supone que envuelve este época del año, hay una cosa en la que todos tenemos que ponernos de acuerdo: comprar los regalos de Navidad es un drama. 

Vale que los compramos con toda la ilusión del mundo por ver cómo hacemos felices a quien los recibe, pero seamos sinceros, el hecho de comprar en sí no es tan gustoso. ¿Que por qué no? Te dejamos diez motivos (y un bonus track) de por qué lo pasamos tan mal comprando los regalos de Navidad.

01. No saber qué comprar

El primer y principal problema de los regalos cada Navidad. ¿Por qué es tan fácil regalarte cosas a ti y tan difícil comprárselas a los demás?, ¿POR QUÉ?

 

02. No tener dinero para comprar un buen regalo

Después de muchas horas dándole a la cabeza y de muchas listas leídas de ‘los mejores regalos de Navidad’ has encontrado the best present ever. Todo sería maravilloso si no fuese porque tu cuenta bancaria tiene tantos ceros como la cantidad de neuronas útiles que hay en la cabeza de un machista: ninguno.

 

03. No poder ser original porque llevas demasiados años haciéndole regalos a la mismas personas

Les has regalado viajes, entradas a conciertos, musicales, cursos de buceo… Solo te queda regalar una ruta con raquetas de nieve por la sierra, que original es, ¿pero de verdad es el regalo que se merecen esas personas? Ya te avisamos nosotros de que no, no lo es.

 

04. No encontrar el único regalo que te han pedido y sentirme mala persona

Algunos años parece que las compras navideñas van a ser fáciles, pero no, error, es una trampa. Si un año esa persona te ha pedido un regalo específico no lo vas a encontrar en ningún lado por mucho que te recorras medio país en su búsqueda, porque esa es la verdadera magia de la Navidad: las cosas no van a salir bien.

 

05. No pedir los regalos a tiempo por internet y tener que irte de compras físicamente

¿En serio voy a tener que atravesar la ciudad con tanta gente comprando regalos a última hora como yo? Sí, en serio.

 

06. No darte tiempo a comprarlo todo en un día porque las colas para pagar son kilométricas

¿PERO ES QUE ESTA GENTE NO SABE QUE TIENES PRISA?

 

07. No encontrar nada que te guste y, en un momento de desesperación, pensar que el mejor regalo es tu compañía

Y, por supuesto, has pensado en envolverte y todo.

 

08. No conseguir ponerse de acuerdo en un regalo en común y tener que comprar un regalo de dos partes

Vamos, el típico ‘cada uno hace su parte y luego lo juntamos todo’.

 

09. No saber cómo, pero después de mil vueltas, haber comprado el mismo regalo que tu hermano o hermana para tus padres

“Mira, mi ticket tiene la fecha de una hora antes, así que lo descambias tú”. ¡JA!

 

10. No haber envuelto nunca un regalo decente, pero aún así tener que hacerlo tú porque en la tienda se había acabado el papel

En serio, ¿por qué el universo se ha posicionado en tu contra?

 

Bonus track de drama: ver que el regalo que compraste está a mitad de precio un día después del día de reyes

Pues mira qué bien, ¿verdad?

 

 

  • Eslang

    Por Eslang

    Se escribe con e. Se nos da mejor contar historias que ponernos nombre.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo