Creadores

Las dos españolas que han participado en ‘Loving Vincent’, la primera película pintada al óleo

Talento español en 'Loving Vincent':

· Sara Calderón y Sara Campos son las dos licenciadas en Bellas Artes que han participado en la película sobre el pintor neerlandés

Talento español en 'Loving Vincent':

· Sara Calderón y Sara Campos son las dos licenciadas en Bellas Artes que han participado en la película sobre el pintor neerlandés

Este viernes 12 de enero se estrena en España Loving Vincent, la primera película animada completamente pintada al óleo. En el filme, que repasa la vida y obra de Vincent Van Gogh a través de las cartas que escribió a su hermano desde Francia, han participado 125 pintores de todo el mundo encargados de realizar 65.000 cuadros para recrear, fotograma a fotograma, los 90 minutos de película que primeramente había sido rodada con actores reales. Entre ese centenar de pintores, dos españolas: Sara Campos y Sara Calderón.

Sara Campos, a la izquierda, y Sara Calderón, a la derecha, trabajando en 'Loving Vincent'.

Sara Campos, a la izquierda, y Sara Calderón, a la derecha, trabajando en ‘Loving Vincent’. Sara Campos, a la izquierda, y Sara Calderón, a la derecha, trabajando en 'Loving Vincent'.

Una experiencia “inigualable”. Así definen ambas su participación en este ambicioso proyecto realizado en Polonia y dirigido por Dorota Kobiela y Hugh Welchman. Se enteraron de que buscaban pintores a través de la prensa y, tras una prueba de tres días, fueron seleccionadas entre más de 5.000 aspirantes de todas partes del mundo. El test consistía en hacer una animación. “Así, sin anestesia ni nada”, dice Campos, de 39 años, que por aquel entonces vivía en Polonia con su marido y su hijo. Para dos licenciadas en Bellas Artes la animación era todo un reto.

Lo que debían hacer era reproducir en óleo “al estilo Van Gogh” a un actor que estaba caracterizado como el doctor Gachet y, posteriormente, animarlo. “Era una imagen con un movimiento muy sencillo, pero era la primera vez que nos teníamos que enfrentar a eso. Creo que pinté 4 o 5 frames, pero salió bien”, recuerda. Tras varias semanas de formación para aprender la técnica y los programas de animación, ya estaban listas para comenzar a pintar.

“En 6 meses he pintado más de 370 cuadros, y eso equivale a unos 30 segundos de película”, dice Sara Calderón, de 29 años, que se mudó de Madrid a Polonia durante medio año para participar en la película. Cada pintor trabajaba en una especie de cubículo o minihabitación en la que había un proyector, una pantalla de ordenador, una tabla como soporte de lienzo y los óleos. Con el proyector y el ordenador trabajaban la referencia de las escenas que primero habían sido grabadas con actores reales para pintarlas al óleo en la tabla.

Una de las habitaciones en las que trabajaron para 'Loving Vincent'.

Una de las habitaciones en las que trabajaron para ‘Loving Vincent’. Una de las habitaciones en las que trabajaron para 'Loving Vincent'.

Un segundo de película son 24 fotogramas, y ellos recreaban la mitad: 12 pinturas. Luego, fotografiaban cada pintura para conseguir esos 24 fotogramas que se necesitan por segundo. Para Calderón, uno de los mayores retos ha sido recrear escenas en la que los personajes apenas tenían movimiento por lo tedioso que supone. “Recuerdo una escena protagonizada por Marguerite, la hija del doctor Gachet. Tenía que pintar alrededor de 200 y pico cuadros, y en los primeros 60 apenas había variación porque el personaje no hablaba, solo hacía muecas, y tenía que pintar y repintar todo el tiempo casi lo mismo. Supuso un ejercicio de paciencia”, confiesa.

Campos, por su parte, estuvo trabajando en el proyecto un año y medio. A una sola escena le dedicó tres meses de trabajo, que se tradujeron en 22 segundos de película. “En las escenas con máximo nivel de dificultad, en las que todo se movía o quizá había un movimiento de cámara, podías hacer un frame al día. Una doceava parte de un segundo al día. Ha sido todo muy loco”, resume.

Con muy buena acogida tanto por parte de crítica como de público, Loving Vicent ha recibido recientemente el premio a Mejor Película Animada en los Premios del Cine Europeo de Berlín y el premio del público en varios festivales internacionales, como el de Annecy o Vancouver. Nominada en los pasados Globos de Oro, todo apunta a que también será candidata en los Oscar.

Este proyecto les ha dado la oportunidad de redescubrir al pintor de manera técnica, ya que para recrear sus obras han prestado una atención pormenorizada a los colores vivos, la pincelada corta, la presión del pincel, la mezcla de colores sobre la tela y los brochazos gruesos tan característicos de sus obras postimpresionistas. Y, por supuesto, también han podido conocer a Van Gogh “casi como a un familiar”. Y eso no puede decirlo cualquiera.

sara-loving-vincent

Sara Campos, a la izquierda, y Sara Calderón, a la derecha.

  • Cecilia Marín

    Por Cecilia Marín

    Periodista. Dúctil y resolutiva. Una vez maté una cucaracha tirándole la guía telefónica encima. Todo en mí son grandes ideas. Nadie ha dicho si buenas o malas.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo