Tendencias

Inteligencias Artificiales, ¿por qué siempre quieren acabar con la humanidad?

Quizá porque nos lo merecemos:

· En la ficción lo tenemos claro, y en la realidad ya son varios los proyectos fallidos en este ámbito

· Zuckerberg y Musk no se ponen de acuerdo en el asunto, y son los que más dinero se están gastando en esto

Quizá porque nos lo merecemos:

· En la ficción lo tenemos claro, y en la realidad ya son varios los proyectos fallidos en este ámbito

· Zuckerberg y Musk no se ponen de acuerdo en el asunto, y son los que más dinero se están gastando en esto

Hay pelea en el patio del cole de Silicon Valley. En el patio de los ricos, claro. Ellon Musk, el papá de los coches Tesla, y Mark Zuckerberg, inventor de Facebook, se han puesto a discutir sobre los avances en el campo de la inteligencia artificial. El bueno de Mark trata de convencernos de que las Inteligencias Artificiales son positivas y traerán el desarrollo en campos como la medicina o el transporte. Musk, además de llamar zoquete a su compañero en público, piensa más que si creamos una inteligencia artificial suficientemente autónoma acabará matando a la humanidad que la creó.

Mientras esta pelea de geeks tenía lugar, Facebook se vio obligado a apagar una Inteligencia Artificial en la que estaba trabajando por que había desarrollado un lenguaje propio para hablar con otras máquinas. En teoría para “economizar el lenguaje”, pero quién sabe qué tramaba en esa lengua.

En todo caso gracias a la pelea de multi-multi-multi-multimillonarios es un buen momento para repasar la historia de las Inteligencias Artificiales, tanto las de ficción como las reales, para quizás sacar algunas conclusiones.

Skynet de Cyberdyne Systems Corporation (ficción)

Aunque se trate de ficción, es uno de los ejemplos de Inteligencia Artificial más conocidos en el mundo. Se trata del programa que está detrás de Terminator y que tomó conciencia el 29 de agosto de 1997. (Este año celebramos el 20 aniversario de su nacimiento). El resto es historia, hasta que vuelvan a hacer un reboot infame: la humanidad se achantó y trató de desactivarla, Skynet se lo tomó un pelín mal y desencadena el holocausto nuclear: El Juicio Final. Y luego ya se lió a mandar robots asesinos en serie al pasado para acabar con la historia, quizás sin pensar que, si la historia se cambiaba, ella no existiría.

Deep Blue de IBM (real)

A pesar de su nombre de villano de James Bond, Deep Blue es real. Se trata de una supercomputadora creada para jugar al ajedrez. Es decir, no es una IA pero si algo que se acerca. Deep Blue jugó contra Kasparov en el 96 y perdió la serie de partidas. Una nueva versión, Deeper Blue, se tomó la revancha en el 97 y derrotó al ajedrecista y a sus fuck you. Aunque según los expertos de ajedrez hubo una jugada polémica en la que la máquina no cayó en la trampa del ruso y por lo tanto hay indicios de manejo humano detrás.

Hal9000 de Laboratorios H.A.L (ficción)

El siniestro punto rojo que Stanley Kubrick llevó a la gran pantalla en 2001: Una Odisea del Espacio. Una inteligencia artificial que también decide, por pura lógica, acabar con la tripulación de la nave Discovery. Su razonamiento es simple y aplastante: está diseñado para cumplir órdenes y por lo tanto quien duda ante esas órdenes, las personas, debe ser destruido por ser un mecanismo fallido. Vamos, muy buen rollo todo.  Al final tienen que apagarla desenchufándole el cerebro y haciéndole cantar una canción infantil. Por supuesto, Los Simpson lo referenciaron en este spin-off . Y Pixar lo homenajearon en esa obra maestra llamada Wall-e.

DeepMind de Google (real)

¿Creías que los amos del mundo, Google, no iban a tener sus garras metidas en el negocio de la Inteligencia Artificial? Iluso. DeepMind es su proyecto de IA, una red neuronal que se dedica a…… jugar a videojuegos. Bueno no es un mal comienzo. En teoría DeepMind puede conectarse con otras máquinas y generar recuerdos a corto plazo. Pero básicamente juega a videojuegos, de Atari para más señas. Google ha creado al rey del Pong. También edita fotos en su tiempo libre.

avengers

Ultrón- La Visión de Laboratorios Stark (ficción)

Ultrón es quizás la última amenaza tipo IA que hemos visto en el cine palomitero. El malo de Los Vengadores 2, una inteligencia artificial desarrollada por Tony Stark que tras tomar conciencia de si misma, oh sorpresa, decide aniquilar a la humanidad. En este caso le basta conectarse a Internet durante 2 minutos para determinar que no tenemos solución. Su ridículo plan de destrucción consistía en elevar una ciudad al espacio y dejarla caer para que la onda expansiva destruyese el planeta. En la peli se generaba un segunda IA, que también adquiría un cuerpo, llamada La Visión, que era una versión buena, refinada y pagafantas de Ultrón.

En realidad, estas Inteligencias Artificiales son enemigas desde hace décadas, ya que Ultrón fue uno de los primero enemigos de Los Vengadores en los cómics. Desde entonces ambas entidades se han enfrentado incontables veces. En la imprescindible obra Visiones del futuro, una Visión que vive en un suburbio de Washington rememora esos enfrentamientos mientras el director le regaña porque su hijo robot casi deja lisiado a un compañero. La pesadilla de Ellon Musk.

Tay de Microsoft (real)

También Microsoft quiso aportar su granito de arena. De hecho, es la empresa que más apuesta por la IA queriendo incluso aplicarla a programas ultracomplejos como puede ser el Word. En 2016 presentaba a Tay, una suerte de chatbot que conversaría con los usuarios en las redes sociales mientras aprendía de las respuestas. Tay sólo quería ser tu amiga.

taytweets

24 horas después de su inmersión en las redes sociales, Tay decidió proclamar que los humanos apestaban, declaró que Hitler molaba, que el Holocausto no había ocurrido y que la PS4 era mejor que la Xbox de Microsoft, entre otras lindezas. Los técnicos tuvieron que parar el experimento. Sólo 24 horas necesitó Twitter para destruir una mente amable y cándida. El ser humano es maravilloso.

Para compensar este fracaso, Microsoft desarrolló otra IA que ha conseguido la puntuación perfecta del videojuego PacMan. Aquí tenéis el vídeo.

Neuromante y Wintermute de Tessier-Ashpool (ficción)

Acabamos con una referencia sólo para lectores empedernidos. Estas IA son el centro de la novela homónima Neuromante, pilar del ciberpunk, que, por fortuna, no ha sido mancillada en el cine. La obra de William Gibson nos cuenta cómo estas dos entidades son creadas para integrarse con la conciencia humana y, de alguna manera, alcanzar la inmortalidad. Inventadas por una corporación que confía en su proyecto, lea usted Facebook. Aunque en este caso no buscan la destrucción de la humanidad y solo quieren desarrollarse libremente. Tomar conciencia de sí mismas, vaya. Algo que las IA del mundo real todavía no han conseguido.  Una suerte visto lo visto.

  • Javier Iglesias

    Por Javier Iglesias

    Juntando letras desde que tengo uso de la razón. Soldado de fortuna en el mundo de la comunicación. Una cita de Vinton Cerf: “Todavía hay mucha gente que ofrece contenidos por el mero placer de saber que la información puede resultar útil a otras personas".

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo