Relaciones

¿Qué pasa si empiezas a anotar ‘hacer el amor’ como una tarea en Google Calendar?

La responsabilidad puede ser la clave de una gran vida sexual:

· ¿Eres una persona organizada? ¿También de esas que cumplen con sus obligaciones al milímetro?

· Según un estudio, las personas que mejor se planifican son también las que mejor sexo tienen

La responsabilidad puede ser la clave de una gran vida sexual:

· ¿Eres una persona organizada? ¿También de esas que cumplen con sus obligaciones al milímetro?

· Según un estudio, las personas que mejor se planifican son también las que mejor sexo tienen

Tendemos a pensar que el sexo, si no es planificado, es dos veces bueno, pero la realidad es que un poco de programación no está reñida con la pasión… Todo lo contrario. Así lo sugiere un estudio publicado recientemente en el Journal of Sex Research: una buena planificación y la autodisciplina pueden ser la clave para gozar de una óptima vida sexual. ¿Quiere esto decir que disfrutaremos más del sexo si lo apuntamos como una tarea más en nuestro Google Calendar? Veamos.

Los investigadores de la Universidad Ruhr de Bochum (Alemania), capitaneados por la doctora Julia Velten, preguntaron a casi 1.000 parejas (el 98% eran heterosexuales y el 2% homosexuales) sobre su vida sexual y pidieron a cada una de ellas que calificara la facilidad con la que se excitaban, cómo andaban de deseo sexual y si alguna vez habían tenido problemas de disfunción sexual.

Además, el equipo de investigadores pidió a los participantes que evaluaran sus cinco rasgos de personalidad principales y los de su pareja, lo que los psicólogos conocen como los cinco grandes: extroversión, amabilidad, inestabilidad emocional o neuroticismo, apertura a la experiencia y responsabilidad.

Hasta el momento, la ciencia había ignorado este último factor en el análisis de los comportamientos sexuales, según aseguró Velten al portal americano Bustle, para centrarse en su mayoría en aspectos como la estabilidad emocional, lo extrovertida que es una persona o lo abierta que está a vivir nuevas experiencias. Si bien cree que esos rasgos, así como la falta de inhibición, promueven un mejor sexo, “los individuos disciplinados son más proclives a ver el sexo como una responsabilidad (con uno mismo, la pareja y/o la relación) y, por lo tanto, más propensos a dedicar algo de tiempo por adelantado al sexo”. O lo que es lo mismo: las personas responsables pueden tener más en cuenta las necesidades de su pareja en la cama.

Al menos, eso se desprendió del estudio. Aunque la correlación fue pequeña, las personas más organizadas de ambos sexos resultaron ser las que menos problemas tenían con su vida sexual, un “hallazgo inesperado”, según los investigadores. El estudio también concluyó que las mujeres que tenían parejas responsables experimentaban una mayor satisfacción sexual. “Los hombres que son minuciosos y que suelen cumplir con sus obligaciones pueden sentir la necesidad de satisfacer sexualmente a su pareja, lo que a su vez puede conducir a una mejor vida sexual”, plantearon los investigadores.

La mayoría de los participantes eran personas de mediana edad que mantenían relaciones largas y “para estas parejas”, dice Velten, “podría ser importante hacer del sexo una prioridad y no algo que hacer solo si ambos están de humor para ello”. De este modo, del estudio se desprende que ser responsables puede ser beneficioso porque nos esforzamos en tener una vida sexual satisfactoria.

En declaraciones al HuffPost, Vanessa Marin, terapeuta sexual no vinculada al estudio, afirmó que el sexo planificado (es decir, no espontáneo) no necesariamente tiene que ser la crónica de una muerte anunciada de una pareja. “Les recuerdo a mis pacientes que cuando algo tiene sentido para nosotros, hacemos el esfuerzo de planearlo”, dijo. “No lo dejamos al azar y simplemente esperamos a que todo se alinee a la perfección”. En otras palabras, a veces hay que esforzarse y planear algo hasta que se materialice. “Decir que el sexo debe ser espontáneo es una forma de separarnos de nuestra sexualidad”, estableció Marin. “La realidad es que el sexo es algo de lo que tenemos que apropiarnos y en lo que debemos esforzarnos”, aseveró.

  • Eslang

    Por Eslang

    Se escribe con e. Se nos da mejor contar historias que ponernos nombre.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo