Relaciones

¿De verdad las mujeres son más fieles que los hombres? Este y otros mitos sobre la (in)fidelidad femenina

Mitos sobre la sexualidad femenina:

· La periodista y antropóloga Wednesday Martin desmonta algunos de los concepto erróneos más comunes sobre las mujeres y el sexo

Mitos sobre la sexualidad femenina:

· La periodista y antropóloga Wednesday Martin desmonta algunos de los concepto erróneos más comunes sobre las mujeres y el sexo

¿De verdad las mujeres son más fieles que los hombres? La periodista y doctora en Antropología Wednesday Martin ha entrevistado a 30 expertos y mujeres para arrojar algo de luz sobre la sexualidad femenina. Y los resultados los ha plasmado en Untrue, un libro que salió a la venta el pasado mes de septiembre en Estados Unidos en el que se abordan algunos de los mitos y conceptos erróneos más comunes sobre las mujeres y el sexo.

Estos son algunos de los mitos que desmonta en su libro y que ha recogido la CNN:

Mito 1: Las mujeres engañan por razones emocionales

Cuando una mujer le es infiel a su pareja solemos achacarlo a que engañan porque están profundamente insatisfechas con su relación y están intentando terminarla o porque se han enamorado de esa otra persona. Pero vamos desencaminados.”Si prestamos atención a la narración y a los datos, escucharemos cosas similares de ambos sexos: la infidelidad es emocionante y gratificante para muchos hombres y mujeres, emocional y físicamente”. De hecho, según indica Martin, hay estudios que han demostrado que más de un tercio de las mujeres casadas que tienen relaciones sexuales fuera de sus relaciones en Estados Unidos describen esos matrimonios como “felices” o “muy felices”.

Mito 2: Las mujeres no engañan para tener solo un lío de una noche

Martin observa que es un hecho que las mujeres tienen menos oportunidades de cometer microinfidelidades. “Los hombres tienen escapes de tensión, como bailes en clubes de striptease y masajes con final feliz, que les facilitan tener experiencias sexuales fuera de su matrimonio y no ser consideradas infidelidad”, explica Martin. “Dado que los estudios sugieren que las mujeres necesitan variedad y novedad en sus experiencias sexuales tanto como los hombres, es una pena que no tengamos esas zonas de escape”.

Mito 3: Las mujeres son menos aventureras sexualmente que los hombres

Esto, según Martin, es solo un estereotipo. Su investigación sugiere que las mujeres son muy aventuras sexualmente, sobre todo en la veintena. “Es importante no presuponer que los hombres son más sexuales y los guías del comportamiento sexual femenino”, dice Martin.

Mito 4: La monogamia es más fácil para las mujeres

Pues no, queridos. Muchos de los expertos entrevistados por Martin sugirieron que la monogamia también puede ser un desafío para las mujeres. La creencia de que las mujeres están hechas para la monogamia viene, en parte, por ese otro mito que indica que las mujeres disfrutan menos del sexo y tienen la libido por los suelos. Pero no. Investigaciones recientes lo desmienten.

Algunos estudios han concluido que los cuerpos de las mujeres responden a una variedad más amplia de estímulos sexuales que los de los hombres. Y en los estudios de primates, como señala Martin, se ve que las hembras bonobos son bastante más activas sexualmente que los machos. “Las mujeres luchan contra la monogamia tanto como los hombres, y probablemente más”, asegura la escritora.

Según una investigación de Ian Kerner, terapeuta de pareja que escribe en CNN, sobre el aburrimiento en las relaciones, la mitad de las 3.341 personas encuestadas reportó estar aburrida o al borde del aburrimiento en sus relaciones. Y las mujeres confesaron sentirse el doble de aburridas en el primer año y en los primeros tres años de relación que los hombres. Este aburrimiento no está relacionado directamente con la infidelidad: la mayoría de las personas encuestadas aseguraron estar abiertas a probar las nuevas cosas que sus parejas les habían propuesto en la cama.

En otro estudio realizado por Kerner, descubrieron que las mujeres eran significativamente más propensas que los hombres a participar en una variedad más amplia de actividades sexuales, lo que indica que las mujeres tal vez son más abiertas sexualmente de lo que la sociedad a menudo cree. Por ejemplo, las mujeres eran bastante más propensas a hablar sucio durante el sexo que los hombres, así como a compartir fantasías verbalmente.

  • Eslang

    Por Eslang

    Se escribe con e. Se nos da mejor contar historias que ponernos nombre.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo