Relaciones

Ahora resulta que acostarte con tu ex podría no ser tan mala idea

Si ambos estáis convencidos de que lo vuestro se acabó...

· Según una investigación, tener relaciones sexuales con un ex no entorpece el proceso de recuperación

Si ambos estáis convencidos de que lo vuestro se acabó...

· Según una investigación, tener relaciones sexuales con un ex no entorpece el proceso de recuperación

Acostarte o no acostarte con tu ex, esa es muchas veces la cuestión. Y el reto a superar. Como cantaba Christina Aguilera en los 90 en aquel Genie in a bottle que la catapultó al éxito, my body’s sayin’ let’s go, but my heart is sayin’ no (mi cuerpo dice quiero, pero mi alma tiene miedo, en la traducción al español que hicieron de aquella manera en Genio atrapado). Tus amigos y el sentido común siempre te han dicho que no, pero ahora un estudio podría darte luz verde para hacerlo sin reproches: podría ser el cierre emocional y físico que necesitabas.

El estudio, llevado a cabo por investigadores de la Wayne State University, la Western University y la University of Toronto Mississauga y publicado en Archives of Sexual Behivour, ha concluido que tener relaciones sexuales con un ex no obstaculiza el proceso de recuperación tras la ruptura, como siempre se nos ha dicho. Una creencia que más de tres cuartos de los participantes en edad universitaria de esta investigación creen a pies juntillas, pero que, sin embargo, “ninguna investigación empírica ha probado la veracidad de esta afirmación”, aseguran desde la investigación. Vamos a verlo.

Los investigadores encuestaron a 113 personas que acababan de experimentar una ruptura sobre si habían tenido contacto físico o no con su ex en los dos últimos meses, cómo se sentían con respecto a ellos y cómo se sentían emocionalmente al final del día. Además, para una segunda parte del estudio preguntaron a 459 personas si habían tenido relaciones sexuales con sus ex o al menos lo habían intentado, y si aún se sentían emocionalmente ligados a ellos.

Así, los expertos hallaron que tener algún encuentro sexual con la expareja no causaba más dolor, como tradicionalmente se había creído. Incluso si esta relación se repetía en más de una ocasión. “Quienes practicaron sexo con un ex a lo largo del estudio informaron que se sentían más apegados a ellos que los participantes que no habían practicado el sexo”, aseguran los autores del estudio. Pero esto no quiere decir que volvieran de inmediato a la casilla de salida en lo que al proceso de recuperación se refiere. Los investigadores preguntaron a los participantes sobre sus estados emocionales en los días posteriores y no encontraron una diferencia significativa en comparación con los que no intentaron acostarse con su ex.

Así, el estudio revela que, para muchas personas, tener relaciones sexuales con ese antiguo amor no les impide seguir adelante con sus vidas. Y no solo eso, sino que hacerlo también consigue que se sientan mucho más positivos en su día a día, ya que puede suponer un cierre definitivo.

Pero cuidado, porque tener alguna relación sexual esporádica con un ex no es lo mismo que iniciar una relación sentimental intermitente con esa persona. Como os contamos hace poco, una investigación de la Universidad de Missouri (Columbia) concluyó que las relaciones intermitentes son perjudiciales para la salud mental, ya que este patrón de ruptura, el de dejarlo y volver a estar juntos, puede aumentar los síntomas de depresión y ansiedad. Así que ya sabes: lo de acostarse con un ex puede estar bien sobre todo si los dos estáis convencidos de que no queréis volver a estar juntos; si no, mejor mantener la regla del no contacto.

  • Eslang

    Por Eslang

    Se escribe con e. Se nos da mejor contar historias que ponernos nombre.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo