Política

Que el detonante de la dimisión de Cifuentes hayan sido las cremas y no el máster da para película (al menos, para telefilm)

Cristina Cifuentes dimite:

· El detonante de su renuncia es más surrealista que la trama de cualquier película (al menos, de un telefilm)

Cristina Cifuentes dimite:

· El detonante de su renuncia es más surrealista que la trama de cualquier película (al menos, de un telefilm)

Efectivamente y sí. Cristina Cifuentes ha comparecido en rueda de prensa este miércoles para anunciar su renuncia a la presidencia de la Comunidad de Madrid. El escándalo del máster de la Universidad Rey Juan Carlos había debilitado a la hasta hoy presidenta, pero lo que de verdad ha prendido la mecha de la dimisión ha sido un vídeo publicado hoy mismo por Okdiario en el que veíamos a la política del PP haciendo un Winona Ryder. ¿Que qué? Así es.

En 2011, cuando era la número 2 de la Asamblea de Madrid, Cristina Cifuentes fue sorprendida in fraganti robando dos botes de cremas antiedad de la marca Olay del Eroski de Vallecas que estaba situado al lado del Parlamento autonómico. Todo muy mundano. Una historia que por supuesto en Twitter se ha aderezado tirando de ironía y sentido del humor. Bien de memes para hacer más llevadera la jornada.

Y como al final la realidad siempre supera la ficción, y más en términos políticos, ha acabado sucediendo lo que escribiría el mismísimo Scorsese – que, FYI, acaba de ganar el premio príncipe de Asturias de las Artes- en una película por la que a buen seguro estaría nominado al Oscar: Cristina Cifuentes ha acabado dimitiendo por LO DE LAS CREMAS y no por LO OTRO, LO GRAVE DE VERDAD. Lo de la corrupción, el trato de favor y la falsificación documental, queremos decir.

Cifuentes ha anunciado su dimisión con media sonrisa (REAL), y si la expresidenta se sonríe en una situación de semejante calibre, imaginad lo que no ha pasado en Twitter…

Pero no nos ríamos tan alto, que algún precio estaba claro que íbamos a tener que pagar:

  • Eslang

    Por Eslang

    Se escribe con e. Se nos da mejor contar historias que ponernos nombre.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo