Identidades

Gillette apuesta en su último anuncio por “afeitarse la masculinidad tóxica” y Twitter se llena de #NotAllMen

La marca de cuchillas pone el foco en los estereotipos de lo que 'significa ser un hombre':

· Y muchos usuarios los han acusado de estar demonizándolos solo por no ser mujeres

La marca de cuchillas pone el foco en los estereotipos de lo que 'significa ser un hombre':

· Y muchos usuarios los han acusado de estar demonizándolos solo por no ser mujeres

En 2018 pudimos ver el primer anuncio de cuchillas femeninas en el que las mujeres tenían vello que depilar. Ahora, en 2019, ha aparecido el primer anuncio de cuchillas para hombres en el que no se ven mandíbulas fuertes, rasuradas de una sola pasada y capaces de conquistar a cualquiera, sino que apuesta por afeitarse la masculinidad tóxica. Gillette, la marca en cuestión, ha abierto las puertas para debatir sobre su eslogan —The Best Man Can Be— y hacerse una pregunta: “¿Es esto lo mejor que un hombre puede conseguir?”

“Boys will be boys” [Así son los chicos] es la excusa constante ante comportamientos como peleas entre niños, bullying a compañeros de clase, justificar y reírse de bromas machistas o distintos tipos de acoso hacia las mujeres. La misma excusa que para Gillette ya no sirve. “No podemos escondernos. Ha sucedido durante mucho tiempo. No podemos reírnos de ello usando siempre las mismas viejas excusas”, reza una voz en off.

Y es que, para el anuncio, el #MeToo marcó un antes y un después en la sociedad y así lo muestran en el spot. Tras todas las acusaciones de abusos en Hollywood, parte de los protagonistas de anuncio modifican su conducta demostrando que esto es un punto de no retorno a todos esos estereotipos y justificaciones tóxicas de lo que significa ser un hombre.

 

Minutos después de que Gillette publicase el nuevo anuncio, el vídeo en YouTube ya había cosechado críticas y ha superado los 230.000 votos negativos en menos de dos días. Mientras que el anuncio insta a hacer bien las cosas y exigirse responsabilidades a otros hombres —como aparece diciendo el actor Terry Crews—, los comentarios al vídeo solo acusan a la marca de demonizar a los hombres, piden su boicot, los tachan de racistas anti-blancos y los hacen responsables de la futura reeleción de Trump en 2020, porque why not?

Pero esto no ha quedado aquí. Después de llegar a YouTube llegó a Twitter, y después de llegar a Estados Unidos, llegó a España. La campaña por desestimar la masculinidad tóxica no ha gustado nada tampoco a los señoros hispanohablantes y así lo han demostrado. Que si ya no vamos a comprar más cuchillas de Gillette, que si las feminazis y, básicamente, el mismo cuento de siempre de que si not all men.

 

 

 

Por cada comentario que hay en Twitter diciendo que ellos nunca van a volver a usar productos Gillette porque han sucumbido a “esta ideología de género llamada feminazismo”, hay otro comentario explicando que no es eso, que no han entendido nada, sino que, como dice el spot, “[Los hombres] necesitan hacer lo correcto. Algunos ya lo están haciendo. De formas grandes y pequeñas. Pero solo algunos no son suficientes. Porque los niños que nos ven hoy serán los hombres del mañana”.

 

  • Laura Martín

    Por Laura Martín

    En sexto de primaria suspendí matemáticas por primera vez, ahora me paso el día entre bases de datos y números para convertirlos en historias y cosas bonitas. En mi tiempo libre lucho por erradicar la Comic Sans. Detrás de toda la parafernalia, al final solo soy periodista.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo