Festivales

Second, el síndrome de Peter Pan y la necesidad de parar para seguir adelante

Second continúan con su 'viaje iniciático' para enseñarnos 'Anillos y raíces':

· La banda murciana vuelve tras un año alejada de los escenarios

Second continúan con su 'viaje iniciático' para enseñarnos 'Anillos y raíces':

· La banda murciana vuelve tras un año alejada de los escenarios

El pasado viernes 16 de noviembre vio la luz Anillos y raíces, el octavo álbum de Second, pero el primero de la mano de The Music Republic y Eo Música y también el primero tras la marcha del guitarrista Javi Vox. Tras un año de desconexión alejados de los conciertos, las entrevistas y el eco de las redes, la banda murciana ha vuelto con energías e ideas renovadas.

Esa bocanada de oxígeno les ha servido para componer los 10 temas -temazos- que conforman este nuevo disco y para volver a conectar consigo mismos, recuperar la ilusión y reafirmarse en eso de que mirar atrás, ni para coger impulso. Hablamos con Sean Frutos (voz), Jorge Guirao (guitarra), Nando Robles (bajo) y Fran Guirao (batería) sobre este Anillos y raíces, la incertidumbre del músico y su oscuridad bailable.

Para empezar, deciros que habéis cumplido el sueño de toda persona: tomarse un año sabático.

Sean: ¡Mal empezamos! [risas] En realidad ha sido un año en el que hemos trabajado más que nunca porque terminamos los conciertos con la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia, que fue cumplir un sueño, y prácticamente 10 días después de terminar esta gira nos juntamos para terminar de componer las canciones de Anillos y raíces. Hicimos una concentración de dos meses, después comenzamos con la preproducción y luego con la grabación del disco y han sido jornadas realmente largas y duras. Es muchísimo el tiempo que hemos invertido, por eso cuando oímos lo de sabático nos ponemos un poco a la defensiva. Cuando propusimos lo de parar mi idea inicial era irme al Tíbet, pero no aguantamos ni 15 días sin vernos las caras. Nos pusimos a trabajar enseguida en este disco y en vez de irme al Tíbet nos fuimos a una casa de campo a componer.

Jorge: Estuvimos como en una casa de Gran Hermano.  Veníamos de estar 12 años sin parar. Disco y gira, disco y gira, y había que parar para reflexionar. Hemos hecho 38 canciones para al final incluir 10 temas en este Anillos y raíces y hemos salido superconvencidos. Hemos hecho mucho material y hemos seleccionado exactamente algo que a los cuatro nos emocionara y nos gustara, y parar nos ha permitido hacer todo eso con calma, reflexión y autocrítica.

Fran: Al poco de acabar participamos en el disco homenaje a Nada Surf haciendo un tema. Eso lo grabamos en diciembre y el último concierto fue en noviembre, o sea que al final, salvo la Navidad, de vacaciones ha sido casi nada.

Nando: Queríamos recuperar la ilusión, que es una pieza muy importante en el proceso de composición de las canciones, algo que siempre pasa muy desapercibido porque quizá no se le da importancia a esa necesidad que tienen los músicos de crear la música, que al final es lo que te acaba uniendo con la gente. Para eso teníamos que apartarnos un poco del bullicio de redes sociales, conciertos, giras y kilómetros.

La primera vez que interpretasteis Mira a la gente en directo fue en el concierto benéfico Endomequé. Se os vio emocionados por que el público ya se supiera la letra.

Sean: La verdad es que nos emocionamos. No fue fingido, fue real. Nos quedamos sorprendidos con la reacción del público y nos hizo mucha ilusión.

¿Ser un grupo consolidado como vosotros, que lleva 21 años haciendo música, no genera tranquilidad?

Sean: Si no nos emocionamos o no tenemos nervios o expectativas no deberíamos seguir dedicándonos a esto. Si no tienes esa emoción del ‘qué va a pasar’, lo has perdido todo. La emoción lo es todo y a nosotros nos sigue sorprendiendo esa reacción del público. Queremos ser como niños todo el tiempo. Esta profesión te permite tener mucho el síndrome de Peter Pan porque parecemos como niños todo el tiempo y nos queremos sorprender todavía, nos gusta.

Habéis dicho que Anillos y raíces es un disco del que vais a estar orgullosos mucho tiempo. ¿Hay de algo de lo que no lo esteis?

Fran: De toda nuestra carrera creo que estamos orgullosos de todo. No nos arrepentimos de nada. A lo mejor echando un vistazo atrás ves que hay cosas en las que nos equivocamos entre comillas, pero eso también sirve para aprender y sacar algo positivo. En la vida tanto lo bueno como lo malo tiene que servirte para aprender. Si volviéramos al pasado lo haríamos todo igual porque si en ese momento lo hicimos es porque pensábamos de esa forma y con la información que teníamos ahí salió así. Eso sirve para madurar y lo importante es aplicarlo a lo que eres ahora y lo que vas a ser en el futuro.

Sean: En Viaje iniciático, nuestro disco anterior, hay una canción que se llama Solo que dice que solo me arrepentiré de lo que no haya hecho, y en realidad de lo que has hecho no tienes que arrepentirte, tienes que arrepentirte de lo que no hayas hecho.

¿Y de qué estáis más orgullosos de haber logrado en este tiempo?

Fran: Después de todos estos años estoy muy orgulloso de que estemos todavía los mismos con ganas de seguir haciendo discos y más ilusión si cabe que antes. Eso es un logro que muy poca gente puede decir y es para estar orgulloso.

Sean: Yo de haber convencido a mis padres de que podía dedicarme a esto. Mi padre era músico y me comprendía, pero siempre me decía ‘bueno, a ver qué tal’. Ahora me siento muy orgulloso de que mi familia sepa que nos podemos dedicar a la música dignamente, y son los primeros fans. Mi padre en cuanto saco una maqueta me pide que se la pase y eso me mola mucho.

Nando: Y más si tenemos en cuenta que en este país muchas veces cuando te preguntan “a qué te dedicas” y contestas “soy músico” la siguiente pregunta vuelve a ser “¿pero cómo te ganas la vida?”. Ser músico hoy en día es muy complicado. Nosotros antes de poder dedicarnos 100% al grupo también hemos compaginado otros trabajos con la música, y llega un momento en el que después de picar piedra decides hacer la apuesta arriesgada de dedicarte a la música. Si hay algo alrededor de cualquier músico es esa incertidumbre de no saber qué va a pasar, pero es una incertidumbre sana y creadora, que diría Unamuno. Hay que vivir el presente, disfrutarlo lo máximo posible, y el pasado está ahí porque es la experiencia que tenemos y que nos ayuda a enfrentarnos a ese futuro incierto.

Os caracterizáis por vuestras canciones intimistas y melancólicas, unas más oscuras, otras menos… Cuando componéis tanto melodía como letra, ¿pensáis en crear hits?

Sean: Sí, pero tampoco hay ningún plan pensado maquiavélicamente. Vamos haciendo canciones y seleccionamos las que más nos gustan, y a lo mejor si hacemos hits es porque somos consumidores de hits. Y si hacemos otras canciones más espesas y oscuras, dentro de esa oscuridad siempre hacemos que la gente participe. Somos oscurobailables [risas]. Tenemos una oscuridad bailable.

Nando: Yo soy partidario de que si intentas componer un hit difícilmente se va a dar la alineación de los astros para que te salga. La inspiración es algo que surge de repente, pero después de mucho trabajo y de mucha prueba y error. Tampoco puedes estar con esa presión, simplemente ver cosas, escuchar música, leer libros, ver cine, escuchar conversaciones, leer el periódico… y en un momento determinado, sin saber por qué, coges la guitarra o el bolígrafo y surge esa chispa que hace que todo encaje. Cuando se lo enseñas al resto del grupo y todos ven también esa chispa, tiras adelante con la canción.

Sean: En realidad no tienes nunca ni idea de si va a ser un hit o no, al final es la gente la que lo decide. Lo que hacemos muchas veces es dejarle el disco a gente de nuestro entorno que no está tan contaminada para que nos den su opinión.

Fran: Somos muy malos para eso [risas]

Decía Jorge que de 38 canciones os habéis quedado finalmente con 10. El proceso de deliberación para elegir qué canciones entran y cuáles no supongo que habrá sido chungo. Qué difícil.

Jorge: Ha sido duro, pero el productor también nos ha echado una mano a la hora de ayudarnos a escoger. Queríamos un disco que tuviera un contexto y un sonido, y hemos elegido bien. Ahora, se han quedado fuera cosas muy chulas también.

Fran: Es un proceso duro pero divertido al mismo tiempo. Si lo tomáramos como algo duro habríamos abandonado hace tiempo. Lo importante es que haya material y respeto entre nosotros a la hora de decidir, que todo sea una puesta en común.

Sean: Yo sí lo paso un poco mal. Te da mucha pena porque algunas canciones te parecían temazos, pero al final está claro que lo que hay es impepinable. Son 10 canciones sin fisuras.

¿Y esas que habéis eliminado serán reaprovechables de cara a futuros discos o ya estaréis en otro momento vital en el quizá no os representen?

Fran: Nosotros somos muy del momento, así que no solemos echar mano de esos temas.

Nando: Entre otras cosas porque Jorge es una persona muy productiva a la hora de hacer canciones. Aunque ahora hemos descartado muchas canciones seguramente para el siguiente disco va a tener 50 ideas grabadas ya, así que siempre es mejor echar la vista hacia adelante que no rescatar otras.

Fran: Nos gusta mirar hacia adelante, si miras hacia atrás que sea para ver todo lo que has hecho, pero luego todo material e ideas nuevas es bien.

Después de un año alejados de los conciertos, supongo que este año podremos veros en un montón de festivales.

Sean: Hemos estado un año separados de todo y este año ya nos toca exponernos y tocar. Tenemos tantas ganas como hemos visto que la gente tiene de Second porque enseguida se han agotado las entradas para nuestra ciudad, quedan muy pocas para el Circo Price en Madrid… y va a estar muy guay. Además, vamos a tocar en varios festivales, todavía no están todos cerrados por las fechas en las que estamos pero ya tenemos confirmados tres: el Polifonik Sound (Barbastro, Huesca), el Warm Up (Murcia) y el CoolturalFest (Almería). Desde luego lo que tenemos que hacer ahora es tocar y no bajarnos de los escenarios y de la furgoneta este verano.

Fran: Tenemos un mono por tocar ya que esto no hay quien lo aguante [risas].

  • Cecilia Marín

    Por Cecilia Marín

    Periodista. Dúctil y resolutiva. Una vez maté una cucaracha tirándole la guía telefónica encima. Todo en mí son grandes ideas. Nadie ha dicho si buenas o malas.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo