Cultura Popular

‘Señoras Fetén’, cuatro mujeres haciendo cosas de la risa

'Señoras Fetén' llega al final de su primera temporada:

· Abi Power presenta este programa de humor en clave feminista

· "Seremos abuelillas cuando se acabe el patriarcado", dice la cómica

'Señoras Fetén' llega al final de su primera temporada:

· Abi Power presenta este programa de humor en clave feminista

· "Seremos abuelillas cuando se acabe el patriarcado", dice la cómica

Esta semana se grabó en la Sala Plot Point de Madrid el último programa de la temporada de Señoras Fetén, una especie de Amigas y conocidas pero en bien, de este siglo, con su perspectiva de género y sus cositas. Ah, y en clave de humor. Vamos, que si no fuera porque son cuatro chicas SOLAS (guiño al patriarcado en el primer párrafo, poquito a poco para evitar parraques prematuros), no lo compararíamos con el espacio de La, 1 sino con otros más afines como Ilustres Ignorantes o whatever.

Porque ahí es donde reside la mandanga del asunto: Señoras Fetén son cuatro mujeres empoderadas sentadas en una misma mesa haciendo comedia, debatiendo, pasándoselo bien, “hablando de cualquier tema y soltando todas las burradas que nos apetezca…”. Quien hace el apunte es Abi Power, youtuber y conductora del programa, la mente pensante y el culo inquieto que se presentó en la puerta de Fotograma25 con esta idea tras mucho tiempo preguntándose “¿por qué no hay programas de humor hechos por mujeres?”. Afortunadamente, la respuesta de la productora no fue del rollo pa k kieres saber eso jaja saludos y sí del tipo tira pa’lante, como los de Alicante, aunque Abigail Frías naciera en Jerez de la Frontera hace 27 años.

“Siempre me han gustado mucho los programas como Ilustres Ignorantes, y de pequeña era muy fan de El Informal, pero en esos programas no había mujeres, y si las había eran un poco maniquí o no tenían mucha importancia”, recuerda. Y como no había, ella lo creó. Así, desde el pasado mes de enero, Señoras Fetén se aloja en su canal de Youtube, aunque durante este parón veraniego pretenden mover los hilos del bordado de la mesa camilla para llamar la atención de marcas y cadenas e intentar alcanzar ese objetivo obsceno y caprichoso de los millennials que es poder vivir de su trabajo. Qué cosas, oye.

En el programa, de unos 30 minutos de duración y grabado tanto en podcast como en vídeo, se tratan temas cotidianos de tú a tú, huyendo de los estereotipos de contenido femenino que hasta ahora solían poblar los formatos de esta índole. En cada programa, Abi entrevista junto a dos colaboradoras del mundo de Youtube – por allí han pasado Penny JayG, Living Postureo, Percebes y Grelos…- a una invitada en torno a la que gira la conversación. Amarna Miller abrió la veda y Chusita, Jen Herranz y Zaifer siguieron la estela. Para la traca final, Señoras Fetén ha contado con la participación de Hajar Brown y Yolanda Domínguez.

“Tengo mogollón de amigos cómicos graciosísimos que sé que lo harían perfecto, pero no quiero traerlos. Por tener un poco de exclusividad. Este es un programa de mujeres haciendo humor”, defiende Abi. De cara a la siguiente temporada ya le tiene echado el ojo a Andrea Compton, Ro en la Red, Ter o Herrejón. “También me encantaría invitar a Dulceida y a Brisa Fenoy”, agrega, y a su wishlist añade a celebridades como Silvia Abril, Ana Morgade y, redoble de tambores, Alba Flores. “Me encantaría que viniera y que fuera mi colega, soy superfan de esa mujer. Que se traiga a Berta Vázquez y a la Maggy Civantos también. Si hace falta ese día no traigo ni a Penny JayG”, bromea.  De momento, de estos primeros programas solo tiene una espinita clavada: “Me hubiera encantado traer a Brays Efe haciendo de Paquita Salas, pero es imposible pillarle”.

La apertura hacia la comedia femenina

Uno de los grandes hitos de esta primera temporada de Señoras Fetén es no contar con apenas comentarios negativos. Y eso, tratándose de un programa protagonizado íntegramente por mujeres, haciendo humor y en clave feminista, es cuando menos sorprendente. Tras tantos años en los que los hombres han hecho de lo suyo lo universal y de lo de las mujeres lo marginal, ¿ese ente abstracto llamado gente se ha dado cuenta al fin de que las mujeres también son graciosas? ¿Y los hombres (ya, ya sabemos que #notallmen), en concreto? “A los chicos les cuesta más empatizar con las chicas”, dice Abi. “De primeras es como ‘Uh, cuatro chicas haciendo humor, a mí que hablen de la regla y eso no me hace gracia’. Y, oye, yo igual veo un monólogo de la próstata, me harto de reír y yo no tengo. Eso cambiará poco a poco, nosotras lo veremos ya de muy viejas, seremos abuelillas cuando se acabe el patriarcado”.

“Poco a poco se están viendo más mujeres monologuistas, pero falta mucho”, afirma. “Están Eva Hache, Ana Morgade… Y luego hay muchísimas más pero no son conocidas, van a micros abiertos y ese tipo de cosas, son buenísimas pero no tienen reconocimiento”, asegura. El próximo jueves 17, de hecho, Penny JayG presenta uno de estos micros abiertos de comedia femenina en el Superlativo Bar (Madrid). “En pocos años ha cambiado mucho la cosa, aunque tiene que seguir cambiando, sobre todo en tele, que parece que les cuesta mogollón. Todavía las chicas tienen que ser muy guapas y muy estereotipadas, pero poco a poco”, asevera. Internet ha logrado romper esas compuertas y el papel protagonista de Youtube en ese aperturismo hacia el humor feminista es innegable. 

  • Cecilia Marín

    Por Cecilia Marín

    Periodista. Dúctil y resolutiva. Una vez maté una cucaracha tirándole la guía telefónica encima. Todo en mí son grandes ideas. Nadie ha dicho si buenas o malas.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo