Cultura Popular

¿No habías oído hablar de Lele Pons? Pues ahora no vas a dejar de hacerlo

YouTube: Lele Pons - Celoso

Después de ser una de las celebridades más seguida en redes sociales, Lele Pons se lanza a la música:

· Su primer hit ha alcanzado más de 30 millones de visualizaciones en menos de una semana

· Además del videoclip al uso, ha lanzado un vídeo íntegramente grabado en vertical

Después de ser una de las celebridades más seguida en redes sociales, Lele Pons se lanza a la música:

· Su primer hit ha alcanzado más de 30 millones de visualizaciones en menos de una semana

· Además del videoclip al uso, ha lanzado un vídeo íntegramente grabado en vertical

Lele Pons hace monólogos, baila, canta, actúa y es una celebridad de las redes sociales. Se podría decir que ha tocado gran parte de los palos del mundo del arte —algo así como Malena Gracia en España—, y en todos ellos ha triunfado. Comenzó haciendo vídeos cortos en Vine (DEP) allá por 2013 cuando tenía 16 años y su humor le hizo triunfar rápidamente. De allí pasó a hacer unos sketches ya más elaborados en YouTube, volvió al formato corto en Instagram y ahora se ha lanzado a la música con Celoso, su primera canción en solitario.

En menos de una semana su videoclip ha llegado a los más de 30 millones de visualizaciones en YouTube. Entre luces de neón y escenas con los colores primarios como predominantes, Lele Pons da un paso más para consolidarse como una artista en todas sus facetas en este videoclip, que, además, ha sido dirigido por el también youtuber e instagramer Rudy Mancuso. Además del videoclip al uso, la canción de Celoso también cuenta con un vídeo grabado íntegramente en vertical, que se puede ver en la lista ¡Viva Latino! de Spotify.

 

“Yo no soy de ellos… Ni tuya tampoco”, “Yo quiero bailar esta noche, voy a disfrutar sin reproches”. Con frases como estas, Lele Pons se une a la corriente de canciones de reguetón de empoderamiento femenino frente a los hombres —aunque la canción sigue centrándose en ellos— en la que ya participan Becky G o artistas españolas como Aitana o Ana Guerra con Lo Malo, la canción de la autora Brisa Fenoy. “Yo no quería una canción que fuera como ¡Ah, quiero tener sexo! Quiero esto, o a los hombres, quería una canción que fuera como que él está celoso de una mujer que es independiente”, explicó Pons en una entrevista en The Associated Press. Una canción en la que una mujer “no necesita de un hombre para completar su vida o ser feliz”.

Pese a que la cantante vive en Miami desde los cinco años, ella es venezolana y se decidió por los ritmos latinos para Celoso. De hecho, aunque esta sea su primera canción en solitario no es la primera vez que participa en grandes producciones que comparten este mismo estilo de música. Si te ponías en bucle el vídeo de Havana (Camila Cabello), quizá recuerdes que era Pons quien hacía de hermana de la protagonista. Aunque en el hit de Camila Cabello ella no cantaba, sí que lo hizo en una colaboración con el cantante estadounidense Matt Hunter, en la canción Dicen.

 

Lele Pons lleva años triunfando en redes sociales, pero para ser sinceros, aquí, quién escribe, poca cosa sabía de ella (y eso que soy millennial de pura cepa). Llegamos a tiempo para hacernos fans de Barbie Rica y su Calocha o de La Pili y su Muslona, pero reconocemos que con la artista venezolana nos había pillado el toro. Para quienes también acaben de conocer a Pons, lo primero que tienen que saber es que es una mujer a la que se le dan muy bien los números.

Con solo 22 años ya ha cumplido varios récords en distintas redes sociales. En la ya desaparecida Vine fue la primera usuaria en alcanzar los 1.000 millones de reproducciones y el año pasado (2017) consiguió que una de sus stories de Instagram fuese la más vista del año, por encima de cualquier futbolista, cantante guaperas o de cualquier K de las Kardashians, según la información que dio la propia red social. Además, cuenta con 27 millones de seguidores en Instagram. Para hacernos una idea, la española con más seguidores, Georgina Rodríguez, tiene 4,2 millones de fans y Penélope Cruz, una de las actrices españolas más internacional, tiene 3,6 millones. Con esas cifras de seguidores, malo será que saques una canción y no triunfes.

Pero esos números desorbitados no han llegado solos. Pons nunca había sido la más popular de la clase, de hecho, sufría bullying por ser, como ella dice, “un poco rara”. Con Vine llegó el cambio; comenzó a compartir sus vídeos humorísticos y a la gente le gustó, fue un cambio de vida. Pons es humorista, canta, baila y hace un poco de todo, pero ella se define en La vida en escena de Spotify (entrevistas semanales de menos de cinco minutos a diferentes artistas) como una “creadora”. Ya al cumplir un año ella bailaba mientras su padre la bañaba y se recuerda toda la vida cantando y haciendo reír. Aunque eso sí, ya lo dijo en una entrevista en Teen Vogue, su “mayor objetivo” es actuar en distintas pelis. “Me encantaría tener una carrera como la de Meryl Streep’s algún día”. Así, sin presión.

 

  • Eslang

    Por Eslang

    Se escribe con e. Se nos da mejor contar historias que ponernos nombre.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo