Cultura Popular

Juan Antonio, sobre OT 2018: “Nuestro momento ya ha pasado, es el momento de ellos”

Juan Antonio estrena su primer single, 'No te echo de menos':

· "La industria es muy grande y hay sitio para todos"

· "El fallo de la gala 0 me arrastró todo mi concurso"

Juan Antonio estrena su primer single, 'No te echo de menos':

· "La industria es muy grande y hay sitio para todos"

· "El fallo de la gala 0 me arrastró todo mi concurso"

Hace poco más de un año Juan Antonio (Bilbao, 1994) alternaba trabajos temporales a la vez que ayudaba en el negocio familiar. Sus planes pasaban por estudiar Integración Social hasta que un cásting se cruzó en su camino. Era el de Operación Triunfo, programa del que resultó ser el segundo expulsado y que le ha abierto las puertas a crear su propia música.

Has decidido prolongar el verano con No te echo de menos, tu primer single. Supongo que había ganas de sacarlo ya.

La verdad es que sí. Para este single conté con la ayuda de David Cuello. No me apetecía hacer ni una balada ni algo muy flamenco, quería algo que no hubiese hecho hasta el momento para que la gente viese que soy capaz de hacer más cosas, que tuviese mi esencia y empezase de manera melódica. No te echo de menos empieza sin música casi, parece una balada de las que hago normalmente, luego suenan las palmas y empieza el flamenquito y de repente rompe con la electrónica y suena superurbano. Cuando lo escuché todo junto dije “Hostia, esto es lo que yo quería”. Nunca me imaginé haciendo este tipo de música, pero me apetecía muchísimo. Creo que era una buena apuesta y estoy superorgulloso de mi single.

La canción trata sobre una relación terminada. ¿A quién se la dedicas? Porque tú llevas tropecientos años con tu mujer [hemos exagerado un poquito, pero llevan desde los 14].

La letra no tiene nada que ver conmigo. La versión que se me mandó era una balada y la letra iba sobre echar de menos. Yo dije que llevaba toda la gira cantando A puro dolor y no me apetecía nada cantarle al desamor. Quería cantarle a la libertad de uno mismo: me da igual que estés o no estés, voy a ser feliz porque estoy conmigo mismo. Es un mensaje muy necesario no solo en el amor; también hay amistades que hacen daño y quería enviar un mensaje para que la gente joven se dé cuenta de que no les hacen falta amigos si estos son malos para ser feliz, que pueden seguir conociendo gente y vivir su vida sin depender de si alguien le da la felicidad o no.

Decir adiós a las relaciones tóxicas y valorarse a uno mismo.

Ese es el mensaje que quería lanzar, ha sido una misión completada. Es un mensaje positivo, con rollazo y quería que en el videoclip pudiéramos transmitir ese buen rollo. Todo lo que yo quería al final se cumplió.

Es una canción superveraniega y muchos fans han lamentado que viniera tan tarde porque podríamos haberla bailado mucho más y tal vez podría tener un mayor recorrido. ¿Te hubiera gustado lanzarlo antes de verano?

Sinceramente sí. Esa era la idea y se grabó así por eso, pero también sé que la música es atemporal. Sé que cuando un tema es bueno, es bueno y punto, no tiene fecha de caducidad. Al final lo que importa es el contenido de la canción. He esperado con la misma ilusión, como confiaba en lo que tenía no me vine abajo.

El retraso obedeció a una decisión empresarial por parte de la discográfica. ¿Desde hacía cuánto la tenías guardada en un cajón?

¡Un buen rato! Nos tiramos toda la gira cantándola en el autobús. Siempre empezaban Thalia, Miriam o Ana Guerra a cantarla y seguíamos todos. Yo me venía superarriba. ¡Imagínate! No había salido y ellos ya se la sabían. Me daban un montón de ánimo.

Siempre os apoyáis mucho entre los 16 pero todos coinciden en que tú eres uno de los más incondicionales. ¿No hay ningún tipo de rivalidad?

Para nada. Yo disfruto viéndolos crecer, me lo paso bien, es una gozada. La industria es muy grande y hay sitio para todos. Son parte de mi piel y de mi corazón, hemos nacido como artistas en el mismo sitio, nos han elegido las mismas personas, hemos vivido en la misma casa, donde dormíamos, comíamos, nos duchábamos, ensayábamos, hacíamos gimnasia… ¡todo juntos! Estábamos constantemente juntos encerrados en esa magia que envolvía la academia. Es una experiencia única.

OT 2017 aún no ha terminado. Aún os queda el concierto del 27 de diciembre en Barcelona, pero ¿cuáles son tus pasos en solitario a partir de ahora? ¿Qué quiere hacer Juan Antonio y qué puede hacer?

Por querer me gustaría lanzar un disco y hacer una gira por España, pero tengo que ir despacio. Quiero hacerlo de una manera en la que se vea a Juan Antonio realmente. En mi paso por la academia muchísima gente no me vio y ya que tengo esta oportunidad quiero aprovecharla al máximo: mostrar todos mis sentimientos, todo lo que tengo dentro, exponer mi corazón en carne viva y que la gente lo disfrute y se sienta identificada.

A mí hay canciones que se han convertido en la banda sonora de mi vida porque me hacían sentir algo: cualquiera de Andrés Suárez, Vanesa Martín, Manuel Carrasco, Rozálen o Zahara, por ejemplo, y su canción Con las ganas. Desde que vi Tres metros sobre el cielo y la escuché me enamoré de esa canción. Creo que es una de las canciones más bonitas que se han escrito aquí en España porque se ha escrito con las tripas. Eso lo que quiero hacer, encerrarme en mí, rebuscarme y sacar lo que está y lo que es, porque las cosas con verdad son las que traen la magia. Esa es mi intención: que lo que haga, sea mucho o poco, sea real.

El otro día pusiste un tuit en el que decías que si pudieras volver a algún momento de mi vida sería al instante en el que te dijeron que entrabas en OT. ¿Más que al día de tu boda o a cualquier otro de tu vida personal? ¿Qué significó OT para ti?

Sí, porque el día de mi boda me siento superfeliz y orgulloso de haberlo vivido y no lo cambiaría por nada, es un momento único que no se va a volver a repetir porque estoy superenamorado y no me quiero volver a casar nunca más. Sé que eso va a estar ahí, es historia y si volviera atrás volvería a ser lo mismo que es hoy. No me arrepiento de nada desde que me casé hasta ahora. Sin embargo, desde el momento en el que entré en OT hasta ahora sí hay cosas que creo que no debería haber hecho: no haberme embajonado tanto, no haberme preocupado tanto por algo o haber sido más listo respecto a alguna cosa.

¿Como qué?

El fallo de la gala 0 me arrastró todo mi concurso. No me escuchaba y lo que tenía que haber hecho es haber pasado y haber dicho “bueno, al final estoy aquí, tengo la oportunidad de demostrarle a la gente que lo hago bien”. La mentalidad que tengo ahora, de darme absolutamente igual. Me da rabia cada vez que lo pienso. Perdí el sonido completamente, pero al final estoy contento. Las cosas pasan por algo, formé parte de algo tan mágico como OT 2017 y eso no me lo va a quitar nadie nunca.

Ya ha empezado OT 2018 y los 16 de la primera edición estuvisteis en la gala 0. ¿Vas a seguir el concurso?

El día de la gala 0 lloramos todos a moco tendido viendo la tele. Llorábamos, nos reímos, pero ninguno dejó de ver la gala en ningún momento. Creo que fue un error porque no dormimos ninguno. Eran las cinco de la mañana y estábamos hablando por el grupo, no conseguimos dormir ninguno.

Cepeda ha comentado abiertamente que él no estaba a favor de que el nuevo OT empezara tan pronto. ¿Tú?

Me hubiese gustado que le hubieran dado un poquito más de tiempo, para enero de 2019 o así, por ejemplo. Pero es verdad que nosotros ya lo hemos vivido y ahora es un momento en el que la gente lo está acogiendo bien. Nuestro momento ya ha pasado, es el momento de ellos y lo tienen que disfrutar al máximo. Nosotros les vamos a apoyar y ayudar en todo lo que necesiten porque al fin y al cabo salen del mismo sitio que nosotros y vamos a empatizar mucho con ellos. Según vayan saliendo, si quieren ayuda que nos peguen un telefonazo a cualquiera de nosotros. Además, somos todos unos blandos y unos sensiblones [risas].

¿Has tenido la oportunidad de conocer a los nuevos concursantes?

Tuve la oportunidad de estar con Natalia porque fui yo quien le puse la pegatina en el casting de San Sebastián. En cuanto la escuché cantar tuve la sensación de que iba a entrar. Te lo juro que lo supe en cuanto abrió la boca. Tiene rollazo por todos los sitios: ella, su manera de colocarse, su forma de vestir y cada vez que abre la boca. Me encanta esa tía.

¿Tienes algún favorito?

Hay mucho potencial, Natalia es una de ellas. Cualquiera de ellos es bueno, viendo la gala 0 dije “hostia”. Alba Reche es buenísima, África es buenísima. Hay gente muy buena y las chicas son brutales.

View this post on Instagram

Aquí, invitado a la gala de mi vida. Esta noche me voy al cine, no se si veré alguna gala de este año, pero tengo claro que la gala 0 no. No quiero ver como dejan a dos personas sin darle la oportunidad de evolucionar y demostrar una evolución. Sí, porque posiblemente ese sentimiento de injusticia solo lo sepamos yo y otra persona, y hoy habrá otras dos personas que les harán lo mismo. Por eso y que me va a remover no lo voy a ver. No hablo desde el rencor, si no desde el corazón. Lo único que me llevo es esta cuenta con la gente que me sigue apoyando por esa gala, que siguen viendo mis covers y que ven algo en mi. Por eso sigo luchando, para poder sacar un tema. Algo que no se lleva esa gala 0 es mi pasion por LA MÚSICA. Gracias a los de verdad.

A post shared by MARIO ORTIZ (@mario_ot2017) on

Como en tu edición, dos aspirantes a concursantes se quedaron fuera: Luis Mas y Rodrigo. El otro día Mario, concursante que se quedó fuera en OT 2017, escribió un post en Instagram en el que decía que no iba a ver la gala 0 porque no quería ver cómo dejaban “a dos personas sin darle la oportunidad de evolucionar y demostrar una evolución”. Tú no escribes las reglas del concurso, pero ¿qué piensas de este procedimiento?

Yo sinceramente elegiría a 16 concursantes en el cásting y los metería directamente. Cuando ves los vídeos parece que te eligen y que apareces por arte de magia en el plató, pero no. Tú llevas casi un mes sabiendo que eres uno de los 18, comiéndote la cabeza sobre si entrarás o no entrarás, etiquetando cada prenda porque tienen que llevar tu nombre, hacer una maleta para tres meses, te tienes que comprar ropa porque no pueden salir marcas… Tienes que prepararlo todo milimétricamente con toda la ilusión del mundo. Te vas con tu maleta, llegas al avión, ensayas, te ves en la gala 0 y de repente acaba esa gala, vuelves a coger tu maleta de tres meses con toda la ropa etiquetada y te vuelves a tu casa. Yo hubiese preferido 50.000 veces que no me hubiesen puesto ni la pegatina en los cástings antes de irme en la gala 0 porque tiene que ser superfrustrante. Siempre te queda la cosa del “y si hubiese elegido otra canción”, “y si no me hubiese puesto tan nervioso”. Sé que lo han pasado mal de verdad.

Si hay un debate candente ahora mismo es el de la apropiación cultural, focalizándose en la figura de Rosalía. Se ha dicho que se apropia de la cultura gitana, de su estética, del acento, del habla, de los símbolos… que la mercantiliza en su beneficio. ¿Tú qué opinión tienes al respecto?

Yo no lo veo así, y más si hablamos de la cultura gitana. Muchas veces se nos ha querido apartar, invisibilizar o menospreciar incluso, y que ahora venga una niña, coja esas referencias y las utilice para visibilizarlas y para que todos se den cuenta de lo bonita que es la cultura gitana, que a mí me enloquece, qué voy a decirte yo. Creo que ya era hora de que alguien hiciese eso, como gitano lo pienso y digo “ole por ella”, que no ha sido como mucha gente que no lo ve atractivo.

¿O sea que en cualquier caso te sientes halagado de que incorpore elementos de la cultura gitana a su música y sus vídeos? 

A mí me encanta Rosalía, la quiero un montón, te lo juro. No la conozco, pero la quiero [risas]. Es una transgresora, ha hecho algo diferente. La mayoría de las veces en las que se ha hecho música urbana se ha tendido a coger referencias americanas o referencias de otras razas, y nunca nadie de la música urbana había cogido referencias de mi casa, así que flipo con su valentía. Además, estéticamente me vuelve loco y su puesta en escena es una locura. Sus videoclips me crean una expectación que nunca un videoclip me había creado. Nunca había estado tan intrigado por ver un videoclip, por escuchar un disco sí.

¿Crees que si fuera gitana habría tenido el mismo éxito?

Yo creo que ella hubiera sido lo que fuera lo hubiera tenido porque tiene esa esencia. Ya hubiese sido china, japonesa o africana, ella tiene el aura del artista y eso no se cambia. Con eso naces o no naces, lo tienes o no lo tienes. Me encanta Rosalía y gracias, Rosalía.

No te pierdas el En un minuto de Juan Antonio:

  • Cecilia Marín

    Por Cecilia Marín

    Periodista. Dúctil y resolutiva. Una vez maté una cucaracha tirándole la guía telefónica encima. Todo en mí son grandes ideas. Nadie ha dicho si buenas o malas.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo