Cultura Popular

John Krasinski: Cómo pasar de Jim Halpert a promesa del cine y crush de Internet en 8 sencillos pasos

De secundario mono a promesa (y chulazo) del cine:

· John Krasinski dirige y protagoniza 'Un lugar tranquilo' con alabanzas por parte de crítica y público

· Y de paso se marca un Chris Pratt y se convierte en la sensación de Hollywood y novio de Internet

De secundario mono a promesa (y chulazo) del cine:

· John Krasinski dirige y protagoniza 'Un lugar tranquilo' con alabanzas por parte de crítica y público

· Y de paso se marca un Chris Pratt y se convierte en la sensación de Hollywood y novio de Internet

Esta semana se estrena en España uno de los últimos bombazos del cine de terror estadounidense. Se trata de Un lugar tranquilo (A Quiet Place), tercer largometraje como director de John Krasinski, más conocido por interpretar durante ocho temporadas a Jim Halpert en la versión yanqui de The Office. La película ha recaudado 50 millones de dólares en su primer fin de semana en cartel, demostrando así que todavía hay hueco para las propuestas originales en el océano de remakes, reboots y universos extendidos que es actualmente Hollywood.

Un lugar tranquilo, protagonizada por el propio Krasinski junto a su mujer en la vida real, Emily Blunt, se ha encontrado con el beneplácito de la crítica y el entusiasmo de un público que ha llenado las salas de su país. Este thriller de suspense, sobre una familia que lucha por sobrevivir a unas terroríficas criaturas que cazan guiándose por el sonido, está gustando mucho, y las comparaciones con cintas como No respires o Déjame salir no han tardado en aparecer. Por otro lado, la película también está desempeñando una labor social muy importante: concienciar sobre lo desconsiderado que es hablar y comer en una sala de cine. Para ver Un lugar tranquilo, en la que apenas hay diálogos hablados y el uso del sonido es crucial, hay que guardar absoluto silencio.

La repercusión de Un lugar tranquilo ha hecho que la popularidad de Krasinski se dispare y este se comience a postular como nueva promesa del cine de género en Estados Unidos. Y no solo eso, sino que el mundo ha empezado a darse cuenta de que es un hombre de 1,91 metros de altura de lo más atractivo. ¿Quién le iba a decir a Jim Halpert que en pocos años su vida daría semejante giro de 180º? ¿O que iba a ser elegido por la revista Time como una de las 100 personas más influyentes de 2018? Os contamos cómo hacer un Krasinski en 8 pasos:

1. Convertirse en un arsenal de gifs en The Office

En 2005, John Krasinski obtuvo el papel que lanzaría su carrera, el de Jim Halpert en el remake estadounidense de la sitcom británica The Office. Lo que hizo que Jim conectase con la audiencia, además de su preciosa relación con Pam, fue ejercer como punto de vista del espectador en la serie y nota de cordura en el loquísimo zoológico humano que era Dunder Mifflin. Por eso, a día de hoy, Jim Halpert sigue siendo una fuente inagotable de gifs de reacción, porque hay un Jim para cada ocasión y porque Jim somos todos.

2. Estar a punto de ser el Capitán América

Como leéis. Krasinski hizo una audición para interpretar al famoso superhéroe de Marvel, pero la cosa no fue como él esperaba. Según desveló a Conan O’Brien en 2016, el altísimo actor estaba poniéndose el uniforme de Capitán América para la prueba de cámara cuando de repente apareció Chris Hemsworth caracterizado de Thor. Krasinski, que recuerda no llevar camiseta en ese momento y estar contento con su físico, vio al imponente marido de Elsa Pataky, se sintió autoconsciente y la realidad le golpeó en la cabeza como el martillo del Dios del Trueno: “Vale, esto es estúpido, no pasa nada, no soy Capitán América”.

3. Hacer un Sundance

Krasinski debutó como realizador en 2009 con el largometraje Brief Interviews with Hideous Men, que presentó en Sundance sin demasiada repercusión. En 2016 volvió al festival de Robert Redford para presentar su segundo largo, Los Hollar, dramedia familiar indie para la que contó con un reparto de excepción encabezado por Margo Martindale, Richard Jenkins y Anna Kendrick. Pero a pesar del tirón de sus actores, también pasó sin pena ni gloria en el circuito comercial. Claro que por algún lugar hay que empezar. Ambas películas le proporcionaron la práctica y seguridad que necesitaba para llegar alto con su tercer largometraje, Un lugar tranquilo.

4. Apuntarse al gimnasio… ¡para ir!

En 2016, Krasinski hizo un Chris Pratt. Pasó de secundario mono de una sitcom de NBC a bombonazo fibrado gracias a una superproducción. Michael Bay lo fichó para protagonizar su cinta bélica 13 horas: Los soldados secretos de Bengasi y el duro entrenamiento al que se sometió tuvo su recompensa. No por la película en sí, sino por el revuelo que causó en Internet su nuevo look action man, que le llevó a la portada de la revista Men’s Health. Como Jim Halpert ya nos gustaba, pero así empezábamos a verlo con otros ojos.

 

5. Casarse con Emily Blunt

No nos engañemos, gran parte del mérito del éxito actual de John Krasinski es de su mujer, Emily Blunt. Está claro que asociarse personal y profesionalmente con la talentosa actriz británica le ha traído mucha suerte. Cuenta Krasinski que se enamoró de ella en El diablo viste de Prada, película que ha confesado ver 75 veces (“Tengo suerte de que se quedara conmigo y no se diera cuenta de que se había casado con un acosador”, bromeó en una entrevista con Glamour). Ambos se conocieron en 2008 a través de un amigo común y empezaron a salir. En 2010 se casaron en Italia, en 2014 recibieron a su primera hija, Hazel, y en 2016 tuvieron a la segunda, Violet. John y Emily son la viva imagen de la estabilidad, la sincronía y la felicidad en pareja. Contamos con ellos para no perder por completo la fe en el amor.

Este gif es <3

6. Dejarse barba

Si Emily Blunt es responsable, digamos, del 60% del éxito de Krasinski, su tupida barba lo es del 30%. Desde que el actor se dejó crecer el vello facial y adoptó el estilo leñador, las cosas no han dejado de irle cada vez mejor. Es científicamente demostrable.

7. Dirigir la sensación de terror de la temporada

A la tercera va la vencida. Con Un lugar tranquilo, Krasinski ha encontrado el éxito masivo como director, logrando el récord a mejor estreno de una película original de terror en Estados Unidos y dando una alegría a Paramount, que necesitaba urgentemente un taquillazo. Su premisa original, escenas de lo más tenso y escalofriante que se ha visto últimamente en el cine y la química real de Krasinski y Blunt, que interpretan a un matrimonio en el film, han dado como resultado un película memorable, y el pasaporte de Krasinski a las ligas mayores del cine.

8. Elegir proyectos en el mejor momento

Después de Un lugar tranquilo, el futuro es suyo. Paramount lo ha agarrado bien fuerte para que no se vaya con otro estudio y va a producir su siguiente película como director, otro thriller de ciencia ficción, Life on Mars. Por otro lado, este año interpreta al espía Jack Ryan en la nueva serie de Amazon basada en el personaje creado por Tom Clancy, proyecto que sin duda recibirá un impulso comercial gracias al aumento de popularidad del actor. Por último, los fans han elegido a Krasinski y Blunt como candidatos favoritos para interpretar a Mr. Fantástico y la Mujer Invisible en un hipotético reboot de Los 4 Fantásticos en Marvel, y a ellos no les desagrada la idea. Los dos son un ejemplo de que, dando los pasos adecuados y con un poco de suerte y apoyo sentimental, se puede llegar lejos.

  • Pedro J. García

    Por Pedro J. García

    Traductor e investigador de lo audiovisual. Me dejo la vista, la espalda y el corazón devorando cultura popular y escribiendo sobre ella.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo