Cultura Popular

Fortnite capa a capa: ¿Qué esconde este hit de los videojuegos?

A la espera de que se confirme su disponibilidad para Android, desgranamos el fenómeno:

· ¿Cómo se relaciona su éxito con una novela de 1954, 'El señor de las moscas'?

· ¿Qué le debe este videojuego al viejo Quake o al reciente Overwatch?

A la espera de que se confirme su disponibilidad para Android, desgranamos el fenómeno:

· ¿Cómo se relaciona su éxito con una novela de 1954, 'El señor de las moscas'?

· ¿Qué le debe este videojuego al viejo Quake o al reciente Overwatch?

Final del Mundial de Fútbol 2018. Penalti dudoso, el mundo entero observa. El francés Griezmann marca gol. El éxtasis. Y lo celebra marcándose un baile un tanto grotesco pero que conocen millones y millones de personas. En concreto, el baile ‘Take the L’ de Fortnite. Todo el mundo juega al Fortnite. Todo el mundo habla de Fortnite, El Rubius peta Internet con Fortnite. ¿Qué pasa con Fortnite?

Se trata de un juego de última generación multijugador (y multiplataforma) que se encaja en el género battle royale. Pero es mucho más. Es una suma meticulosamente cuidada de avances, de subgéneros, de dinámicas y mecánicas que lo hacen único. Una especie de matrioska llena de secretos que se desvelan cuanto más nos acercamos a su esencia.

Fortnite salió a la luz en el año 2017 y, en realidad son dos juegos en uno: Battle Royale y Salvar el Mundo. Se trata de dos juegos diferentes pero que comparten el mismo motor y dinámicas. Battle Royale, el modo supervivencia que desgranamos en este artículo, es completamente gratuito y su éxito es total. El juego está disponible en varias plataformas: PC, Playstation 4, Xbox One, Nintendo Switch e iOS. Todo apunta a que este mes de agosto estará disponible al fin para dispositivos Android a través de un instalador de la web de Fortnite (y no de Google Play). Se rumorea que será en exclusiva para el Samsung Galaxy Note 9, que se presenta en Nueva York el próximo día 9. Además Fortnite es un juego cross-play: da igual tu plataforma, puedes jugar contra cualquier jugador venga de donde venga. (Salvo si es de Play4, que no quiere cruzar datos con la competencia, aunque ante el éxito arrollador se lo están pensando).

Para analizar su éxito hay que despojarlo de todas las capas que lo componen. Sólo así descubriremos las claves que lo han convertido en el juego de 2018.

Nivel 1: Battle royale

El apellido de Fortnite es battle royale. Es decir, un juego de supervivencia en un entorno limitado por el espacio y el tiempo, en el que tienes luchar contra otros jugadores para poder sobrevivir. ¿Te suena? Probablemente lo hayas visto en Los juegos del hambre. Y también, quizás, te resulten familiares la película y el libro homónimos, donde unos jóvenes japoneses eran lanzados a una isla para sobrevivir.

Los japoneses, siempre ellos, también definieron una versión más light del battle royale titulada El Castillo de Takeshi o. como lo conocemos en estos lares, Humor Amarillo. Si seguimos buceando en el mundo de las referencias llegaremos a una novela de 1954 como el origen de este concepto: El señor de las moscas, de William Golding.

Como género de videojuegos, el battle royale saltó a la palestra con otro título de gran éxito: PlayerUnknown’s Battlegrounds o PUBG.

Como suele ser habitual en estos casos, ambos videojuegos se han enzarzado en una agria lucha por alzarse con la corona del género (los usuarios y su dinero). Parece que Fortnite se ha llevado el gato al agua con un estilo más desenfadado, una acción desenfrenada y una escucha activa a la comunidad. Y también porque el acceso es gratuito, por supuesto.

Nivel 2: Competitivo

Cien jugadores se lanzan a sobrevivir en un terreno definido: aliándose y traicionándose, matándose, construyendo, destruyendo, definiendo estrategias de supervivencia y enfrentándose a eventos aleatorios. Pero, sobre todo, compitiendo en tiempo real con otros jugadores.

Fortnite nace en una época en que los e-sports son más que un género y se han convertido en la principal baza del sector. Es más, se diría que se han transformado en un sector propio, mucho más grande y complejo que los propios videojuegos, que incluye retransmisiones masivas con una audiencia de millones de personas.

Fortnite explota esta tendencia aprovechando una serie de dinámicas como el pase de batalla y de temporada (pagar para acceder a eventos y contenidos) o los micropagos para conseguir más acciones, armas o bailes.

La verdadera gracia, y posiblemente la esencia de su éxito, son las temporadas. Fortnite se divide, como cualquier torneo deportivo, en temporadas en las que se durante dos meses hay una temática común, con eventos específicos y retos comunes a todos los jugadores.

De nuevo, no es algo original de este juego, sino que se trata de una temática importada de los juegos competitivos como League of Legends y, sobre todo, Overwatch. Aquí nos tenemos que detener un momento, ya que Fortnite no puede comprenderse sin el éxito de Overwatch, el GOTY (juego del año) de 2016.

Overwatch es un ‘shooter’ en primera persona pensado para el multijugador online que rápidamente se ha convertido en un éxito competitivo y de e-sports, un fenómeno de masas. Su estética, personajes y acción calaron en todo el mundo y son una de las fuentes principales de las que bebe Fortnite.

Nivel 3: Multijugador online

Hoy, el multijugador es un ‘must’ en la industria del videojuego. Hay títulos como Star Wars Battlefront o el propio Fortnite que no necesitan del modo campaña (tú solo contra la historia) y están diseñados para enfrentarte o colaborar con otras personas. Y funciona, a pesar de que muchos jugadores de la vieja escuela prefieran el modo historia.

El multijugador online ha permitido que títulos de gran calado como Grand Theft Auto V sigan sobreviviendo cinco años después de su lanzamiento, alargando la vida del producto con campañas, temporadas, eventos y todo tipo de material jugable al que se puede acceder previo pago de un pase de temporada. El modelo GTA V es un éxito sin precedentes y otra de las ideas que podemos ver en Fortnite, con su cuidado diseño de temporadas para multijugadores.

La historia del multijugador es tan vieja como la historia de Internet (lo que significa que tampoco es tan antigua). Comenzó en el lejano 1986 con el Flight Simulator II, que permitía a dos jugadores contactarse al mismo tiempo al juego. Un año después apareció un juego llamado MIDI MAZE que permitía a 16 jugadores conectarse simultáneamente en un ‘shooter’.

La aparición de Quake en el año 1996 revolucionó de forma radical el mundo de los videojuegos: su motor se convirtió en la principal referencia del mercado, sustituyendo los ‘sprites’ de dos dimensiones por modelos 3D que, además, interaccionaban en un entorno de mapa tridimensional. También incorporó un modelo de multijugador que lo convirtió en el rey de las parties de PCs de los años 90.

Diez años después de Quake, ya en los 2000, la tendencia eran los MMOG, o juegos de multijugador masivos. Blizzard arrasó con World of Warcraft y, prácticamente, todas las marcas se lanzaron a crear su comunidad online de multijugadores, dando lugar a una generación de juegos excepcional: Guild Wars, EVE Online, Line Age o EverQuest II.

Treinta años después del primer juego multijugador, veinte años después de Quake y diez después de WOW, Fortnite ha conseguido dar una vuelta de tuerca al género.

Nivel 4: PVP

¿Hemos hablado de EVE Online? Se trata del juego que bate récords en el subgénero Player Versus Player o PVP.  En 2010 consiguió conectar en un torneo de facciones a 60.453 jugadores y, ese mismo año, rompió los récords de conexión a un servidor (en su caso sistema estelar) con 3.200 simultáneos. EVE Online tiene el récord de batallas simultáneas de jugadores, de naves destruidas, de matanzas… Es el rey del PVP, la mecánica básica sobre la que se construye Fortnite.

El Player Versus Player nació a la vez que los videojuegos, con esas barritas blancas devolviéndose una pelota en la Atari de 1972. Parte de la diversión del videojuego está en enfrentarte con otro jugador. Grandes géneros se han cimentado en estos enfrentamientos: desde la lucha, Street Fighter o Tekken, a todos los deportivos, FIFA o Pro Evolution Soccer.

Fortnite solo es la evolución lógica de esta tendencia que nos lleva a luchar contra otros jugadores, estén donde estén.

Nivel 5: ‘Shooter’

Pero, en los más profundo de su ser, Fortnite esconde la esencia de un ‘shooter’ en primera persona (aunque técnicamente no sea un ‘shooter’ puro.). El ‘shooter’, donde el principal objetivo es disparar y matar enemigos, es el género en el que se ha desarrollado el multijugador, el género donde el modo competitivo ha crecido, el género que más se ha apoyado en las conexiones online y, por supuesto, sobre el que se cimienta el battle royale. El corazón de Fortnite es un ‘shooter’.

Como ya hemos comentado, fue Quake el que puso patas arriba el multiplayer online. ¿Y qué era Quake sino un ‘shooter’? Diseñado para jugar en conexión local, fue el paradigma en que otros videojuegos se inspiraron rápidamente. Quake evolucionó su concepto en una serie de juegos también memorables como Unreal Tournament o Quake III Arena.

Aunque suene a prehistoria, el ‘shooter’ que más éxito ha tenido en el tiempo ha sido Counter-Strike, que nació como una modificación de otro ‘shooter’: Half-Life. Counter-Strike es el ‘shooter’ perfecto: jugabilidad perfecta, mapas balanceados, comunidad de multijugadores… Así es, el género alcanzó la perfección en 1999…

… Hasta el año 2007, claro, momento en el que se lanzaron dos de los mejores ejemplares del género de la historia. Halo 3, que suponía el culmen de una saga en Xbox con un multiplayer revolucionario y Call of Duty 4: Modern Warfare, que abría una época dorada de los ‘shooter’, renovándolos, planteando nuevas dinámicas y poniéndolos de nuevo en órbita.

Y sí, Fortnite bebe de todos estos ‘shooters’, actualizándolos y llevándolos a un juego competitivo de supervivencia battle royale. O lo que es lo mismo, un juegazo.

  • Javier Iglesias

    Por Javier Iglesias

    Juntando letras desde que tengo uso de la razón. Soldado de fortuna en el mundo de la comunicación. Una cita de Vinton Cerf: “Todavía hay mucha gente que ofrece contenidos por el mero placer de saber que la información puede resultar útil a otras personas".

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo