Cultura Popular

‘Élite’, sus actores y el fenómeno fan en Instagram: un giro de 180º en menos de una semana

El incremento de seguidores en Instagram no engaña:

· 'Élite' ha dado un giro bestial a las vidas de sus actores en menos de una semana

· Esto es lo que nos contaron sobre un posible fenómeno fan antes del estreno

El incremento de seguidores en Instagram no engaña:

· 'Élite' ha dado un giro bestial a las vidas de sus actores en menos de una semana

· Esto es lo que nos contaron sobre un posible fenómeno fan antes del estreno

Va a ser un cambio de vida definitivo”. Así anticipaba Danna Paola lo que estaba por venir cuando la entrevistamos ante el inminente estreno de Élite, y eso que ella ya era una estrella consumada en México. Antes de interpretar a Lu en la serie de Netflix, la actriz y cantante ya había protagonizado telenovelas, películas -como actriz y dobladora- y lanzado varios discos. Unos antecedentes que, según la mexicana, no le restaban “presión y responsabilidad” al hecho de estar en emisión en 190 países.

La segunda serie original de Netflix en España tras Las chicas del cable se estrenó el pasado 5 de octubre con una gran recepción por parte de espectadores y crítica, convirtiéndose en la serie más maratoneada en la primera semana de octubre en Netflix, y eso que se estrenó un viernes. Al margen de Danna Paola, no todos los actores eran reconocibles para el gran público antes de esta ficción. Entre los que sí, Miguel Herrán (Christian)ganador del Goya a actor revelación por la película de Daniel Guzmán A cambio de nada y parte del elenco de La casa de papel, al igual que sus compañeros María Pedraza (Marina) y Jaime Lorente (Nano); entre los menos conocidos hasta hace unos días, Miguel Bernardeau (Guzmán), que ahora está en cartelera con la cinta de Gracia Querejeta Ola de crímenes, u Omar Ayuso (Omar), quien debuta en la serie.

“Personalmente, Élite ha sido cumplir un sueño y empezar a valorarme a mí mismo”, nos dijo Omar Ayuso, que llegó a la serie casi de rebote. “El papel vino a mí. Una amiga estaba en una fiesta y escuchó a la ayudante de la directora de cásting decir que buscaban a un chico con rasgos árabes de 20 años. Dio mi teléfono, enseñó mi foto e hice la prueba de chiripa, pensando que era imposible. Y me llamaron”.

Consciente de que este es uno de esos proyectos que pueden cambiar vidas, Ayuso se propuso prorrogar cualquier pensamiento relacionado con la anticipación del ‘qué será’ o con ser un rostro ‘conocido’ hasta el momento en el que se estrenara la serie. “Yo tengo una opinión muy formada sobre esto y es que cuando firmas, sabes lo que conlleva esto. No nos vamos a engañar, tonto serías si te sorprendieras: es una serie para Netflix”, aseguró cuando le preguntamos por la fama que le podía dar esta ficción.

“Es imposible prepararte para eso, tiene que llegar y desde ahí gestionarlo porque, obvio, nos va a cambiar la vida a todos, con sus ventajas y desventajas”, opina Arón Piper (Ander). “A mí eso de que me reconozcan me desagrada más que me gusta. Pero es un gaje del oficio”, sostiene. “Yo no hablo de agradar”- matiza Ayuso – “hablo de responsabilidad. No he visto lo que es, así que no sé si me va a gustar o no. Si me piden una foto un día a las cinco de la tarde por la calle Fuencarral bien vestido, guapo, y tal y cual, pues sería gracioso. Pero un domingo después de haber salido la noche anterior, tirando la basura en pijama y teniendo que ir al Carrefour a por leche, pues a lo mejor no, ¿sabes?”.

Su incremento de seguidores en Instagram

Quizá es pronto para certificarlo si tenemos en cuenta que la serie se ha estrenado hace menos de una semana, pero echando un vistazo a sus redes sociales podemos ver hacia dónde se encamina el futuro. Omar Ayuso, por ejemplo, tenía 14.501 seguidores en Twitter el mismo día en el que se estrenó la serie; cinco días más tarde, casi 150.000. Sus compañeros, más de lo mismo. Puedes comprobarlo pasando el ratón o el dedo por encima del gráfico:

María Pedraza, Jaime Lorente y Miguel Herrán experimentaron la misma dinámica cuando Netflix comenzó a emitir La casa de papel a nivel mundial el pasado mes de diciembre. De las seis cifras pasaron a las siete en cuestión de pocos meses, igual que ahora han ganado 200.000 o 300.000 followers en menos de una semana:

De Itzan Escamilla (Samuel) y Mina El Hammani (Nadia) no hemos podido extraer los seguidores que tenían a fecha de 5 de octubre, pero no mentimos si aseguramos que caminan por el mismo sendero que el resto de sus compañeros.

“Es precioso tener a tanta gente pendiente de la serie”, afirma Miguel Bernardeau (Guzmán). “Que toda esta experiencia pueda llegar a 190 países es genial. Es una serie interesante para todos los públicos, pero que seguro va a llegar más a los jóvenes”. Sobre si estaba o no preparado para un fenómeno fan tan repentino, el actor nos contestó antes del estreno: “¿Preparado en qué sentido? No tengo en mi casa un búnker [risas], pero al final vivimos del público”.

Quien sabe un rato de tirones de pelo e histeria colectiva es Danna Paola. “Sí hay momentos en los que me he abrumado muchísimo y me he asustado: me han tirado del pelo, me han mordido, se han metido en mi cuarto de hotel…”, cuenta, pero insiste en que esas son las menos veces. “Yo me he sentido muy libre en Madrid desde que llegué justamente por eso si lo comparo con Latinoamérica, pero el fenómeno fan es bellísimo y algo por lo que gracias a ellos lo va a ser todo, así que hay que disfrutarlo”, mantiene.

“A mí me da mucha vergüenza todo eso”, reconoce Mina El Hammani. “Yo como actriz lo que quiero e intento es contar una historia, que lo aprecies y que no solo sea entretenimiento, sino que el público empatice y que se cuestione lo que ha visto. Nada de tenernos en un peldaño mayor“.

Los que ya han comprobado qué sabor tiene eso de ser conocido son, como hemos dicho, Danna Paola y los tres actores de La casa de papel. Miguel Herrán confesaba recientemente a Esquire que algo que “le mataba” era haber perdido tanto su “entidad” como su “privacidad”. “Hace poco estuve con mi novia en las fiestas de Vitoria y nos tuvimos que ir porque se acercó un grupo de 30 o 40 chavales a vacilarme”, recordaba. “No es una vida normal. No puedes ir al Primark a comprar: te tienes que ir a Carolina Herrera. A mí no me termina de agradar”.

Jaime Lorente, por su parte, comentaba a eCartelera durante la jornada de promoción de Élite cómo la emisión a nivel mundial de La casa de papel había trastocado todo. “El cambio que ha supuesto en nuestra vida de un día para otro, literal, ha sido muy heavy”, y reconocía que ya habían tenido alguna conversación con los más novatos de Élite para avisarles de que su vida podría “dar un giro de 180º”. “Hay que tomarse la cosa con calma, con tranquilidad, con mucho amor y mucha paz”, bromeaba Lorente.

  • Cecilia Marín

    Por Cecilia Marín

    Periodista. Dúctil y resolutiva. Una vez maté una cucaracha tirándole la guía telefónica encima. Todo en mí son grandes ideas. Nadie ha dicho si buenas o malas.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo