Cultura Popular

Alfred García: “Me gusta mucho pensar que este disco puede sonar a los Beatles”

Foto: Silvia Sánchez

Hablamos con Alfred García con motivo del lanzamiento de su primer disco, '1016':

· Sobre la canción con Amaia: "Creo que significa muchas cosas para los dos y es un bonito recuerdo"

· Sobre OT: "Todo lo que he demostrado es para bien y no he hecho nada de lo que me arrepienta"

Hablamos con Alfred García con motivo del lanzamiento de su primer disco, '1016':

· Sobre la canción con Amaia: "Creo que significa muchas cosas para los dos y es un bonito recuerdo"

· Sobre OT: "Todo lo que he demostrado es para bien y no he hecho nada de lo que me arrepienta"

Hay números que te cambian la vida. Con la Navidad pisándonos los talones podríamos estar refiriéndonos a un décimo de la Lotería premiado, pero en este caso hablamos de un número de cásting, el que le tocó a Alfred García (El Prat de Llobregat, 1997) en la prueba para entrar en Operación Triunfo y que ahora da título a su primer disco: 1016.

Has dicho que quieres “hacer himnos como los de Pereza, que salten de generación en generación”. Aún es pronto para saber si saltarán de una generación a otra, pero que el disco tiene un regustillo a Pereza sí está claro. ¿A qué crees tú que suena 1016?

Bueno, creo que suena a muchas cosas. Pereza ha sido una de esas bandas con las que me identifico a la hora de componer y producir, pero también me gusta mucho pensar que este disco puede sonar a los Beatles, a Jeff Buckley, a Bon Iver… Este disco tiene muchas caras, no solo un color.

¿Tenías claro desde el principio cuál querías que fuera ‘el sonido Alfred’?

Sí, siempre he tenido muy claro lo que quería hacer. Siempre he querido ser yo y hablar de mis vivencias, nunca me ha salido componer sobre otra cosa. Las canciones son autobiográficas: hablan sobre mí, sobre mis experiencias, sobre los viajes emocionales que he tenido…

De la Tierra hasta Marte es el primer single. ¿Hay alguna canción que te despierte una especial emoción?

Todas me despiertan emociones diferentes. Let me go, en concreto, es la canción que más viaje hace. Empieza muy melancólica hablando de las primeras veces, después sube y te hace llegar a un éxtasis y acaba con una catarsis conectiva y de fiesta.

Sorprende que sean 7 minutos y pico de canción.

No fue nada premeditado, salió así. Esto es como cuando le decían a Queen que Bohemian Rhapsody nunca podía llegar a single y acabó siendo una de las mejores canciones de la historia. Es un poco la misma locura. Todo el mundo me decía “cómo vas a meter esto,  haz un radio edit o algo”. Pero no, aunque sí habrá versión más corta.

View this post on Instagram

@loveoflesbian y 'Let me go'.

A post shared by alfredgarcia (@alfredgarcia) on

En el disco hay canciones como esta, cantada junto a Santi Balmes, de Love of Lesbian. También hay una colaboración con Pavvla (Wonder) y con Carlos Sadness (No cuentes conmigo). Tu nombre siempre ha ido un poco acompañado con la etiqueta ‘el chico indie de OT’.

¿Tú crees? No ha sido nada buscado, pero muy bien. Me alegro. La verdad es que me dan igual las etiquetas. Como si mañana me toca colaborar con Lady Gaga.

Otra de las colaboraciones que hay en este disco es la de Amaia, una canción en catalán llamada Et vull veure que habla de cómo la veías dentro de la academia. ¿Cómo crees que la va a acoger la gente? ¿Con nostalgia, quizá?

No lo sé, creo que esta canción significa muchas cosas para los dos, o bueno, al menos para mí, y es un bonito recuerdo. La gente la ha aceptado superbien y sin ser single ni nada ya está en los números 1.

No sé si has recibido ya algún feedback del disco.

Creo que la gente está bastante contenta, pero necesito ese feedback real de alguien que se lo haya escuchado muchas veces, así que aún falta un poco. Estoy muy relajado porque ha sido como parir a un hijo, ahora que lo disfrute la gente y yo no tengo nada más que hacer. Simplemente hacer mis entrevistas y mis conciertos, que tengo un montón de ganas.

¿Qué expectativas tienes?

Que digan lo que quieran sobre mi disco, la verdad. Tengo mucha curiosidad por saber qué piensa la gente realmente. No tengo ningún tipo de expectativa sobre nada.

¿Te googleas? ¿Buscas tu nombre en Twitter?

No, tengo gente de comunicación en mi equipo que me va pasando las noticias de prensa, las entrevistas… así que no tengo por qué googlearme, twittearme, instagramearme ni nada de eso.

De momento hay firmas y luego quedan los dos conciertos de Navidad en el Palau con OT. ¿Para cuándo la gira de Alfred?

Para ir a un concierto de Alfred aún hay que esperar unos meses, pero habrá gira y larga. También habrá festivales.

Ser ‘triunfito’ en la década de los 2000 parecía un estigma, de hecho Manuel Carrasco ha dicho hace poco que no sabía cómo había salido ileso de ello. ¿Tú crees que ese prejuicio se tiene con vosotros o contigo en concreto?

Hay que aceptar todo con naturalidad. Yo creo que lo que hemos hecho en Operación Triunfo está bien. Todo lo que he demostrado es para bien y no he hecho nada de lo que me arrepienta. Solo  hace falta ver el resultado, el disco que he hecho y ya está. Si alguien quiere saber quién soy, que escuche el disco, en el que hablo de mí, del amor, de OT y de todo, pero claro, no explícitamente, sino desde la metáfora y las figuras retóricas.

De hecho el otro día un profesor utilizó De la tierra hasta Marte como modelo a analizar en un examen de Lengua y Literatura de 2º de la ESO. Al final la música sirve para muchas cosas, ¿no?

Supongo que sí, yo la utilizo para curarme y hablar de mis cosas.

¿Es como una especie de terapia?

Sí, claro. Yo escribo para sanarme y para hablar libremente de cosas. Ahora cuando la gente las escucha digo ‘por fin saben todo esto que yo quería explicar’, aunque al final cada uno puede aplicar su punto de vista a las canciones. Quien quiera saber, que busque. Y quien quiera encontrase a sí mismo, que busque también.

Ricky nos comentó en una entrevista anterior que al salir de la academia decidió ir a terapia porque desarrolló una pequeña agorafobia. ¿Cómo has encajado tú la fama y este cambio de vida repentino?

Ni idea, no lo sé. Es que yo lo he vivido con normalidad desde que salí.

¿No te supuso ningún shock?

Es que yo lo veo como algo bueno, así que si se quieren hacer fotos si se acercan con un mínimo de educación, sin gritar, imponiendo que me tenga que hacer la foto… Las cosas con respeto y con amor siempre se entienden.

Estuviste en la academia hace poco hablando con los concursantes de OT 2018. ¿Qué opinas de esta edición?

He seguido poco esta edición de OT, pero tengo dos apuestas de carreras que pueden ser largas y bonitas: Alba Reche y Natalia. Creo que puede salir algo chulo de ahí.

Famous pinta como uno de los candidatos fuertes para ir a Eurovisión, aunque aún no se han desvelado los temas y sobre todo depende de eso.

Sí, de hecho estuve componiendo para Eurovisión, pero no acabé el tema por los tempos con el disco. Me hubiese gustado acabar el tema, pero bueno, ya lo haré.

Tú fuiste el último representante en España de Eurovisión, ¿qué le dirías al concursante que vaya este año?

Que decidan la promoción que quieran hacer y y que lo disfruten, porque es una cosa para disfrutar. A mí me pilló con todo lo de OT, con el disco, mi gira y la de OT… Que se lo tomen con calma porque sobre todo hay que vivir y saborear las cosas.

  • Cecilia Marín

    Por Cecilia Marín

    Periodista. Dúctil y resolutiva. Una vez maté una cucaracha tirándole la guía telefónica encima. Todo en mí son grandes ideas. Nadie ha dicho si buenas o malas.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo