Cultura Popular

Adriana Moragues en un minuto: no a la campana, sí al libro en papel y a la bomba de humo

Adriana Moragues dice que es de las  personas que de primeras dicen no y luego se lanzan de cabeza. Nunca se le había pasado por la cabeza dedicarse a la música pese a que su hermano y su padre tocaban instrumentos. Ahora es cantautora, compone para otros y hace giras por Latinoamérica. Estudiaba ingeniería (industrial, para más señas), le gustaba más la poesía que la prosa. Ahora se marca una novela con sus 50.000 palabras: Lo que no pude contarteSu debut, que, como ella cuenta, tiene mucho de su vida, tiene como protagonista a Carla, una chica joven que se planta ante sus padres para decirles eso de ‘mamá, quiero ser artista’ y comienza a cumplir su sueño de dedicarse a la música tocando en el metro de Madrid.

El desencanto de una generación que pensaba que una titulación universitaria era el pasaporte a una vida mejor que la de sus padres, la diferencia entre el éxito y la fama o el ecosistema de la música, que va más allá de los cantantes que llenan estadios son algunos de los temas que Moragues desgrana en esta primera novela que, ya nos anuncia, irá precedida por una segunda y, claro, más música. De momento, la sometemos a nuestro cuestionario en un minuto, para que nos aclare si prefiere las ciencias o las letras, la mañana a la noche o la bomba de humo a cerrar bares.

Otros ‘En un minuto’:

Juan Antonio: ¿Despedirse o bomba de humo? ¿Notas de audio de WhatsApp sí o no?

María Hesse: ¿Qué le diría a su yo adolescente? ¿A qué serie vive enganchada?

Blas Cantó: ¿El libro o la peli? ¿Britney o Christina?

  • Laura Caso

    Por Laura Caso

    Me gusta preguntar, me interesa casi todo y llevo fatal esperar. Si algún día me parezco a Bette Davis será que lo he hecho bien.

  • Laura Martín

    Por Laura Martín

    En sexto de primaria suspendí matemáticas por primera vez, ahora me paso el día entre bases de datos y números para convertirlos en historias y cosas bonitas. En mi tiempo libre lucho por erradicar la Comic Sans. Detrás de toda la parafernalia, al final solo soy periodista.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo