Creadores

Walls: “Si tienes miedo a que las cosas te vayan mal, no nazcas”

Foto: Gianfranco Tripodo

Entrevista al rapero y 'freestyler' Walls:

· "Sigo teniendo fe en el 'free' real"

· "Hay días en los que me levanto sintiéndome el rey del mundo y días en los que me levanto sintiéndome una cucaracha"

Entrevista al rapero y 'freestyler' Walls:

· "Sigo teniendo fe en el 'free' real"

· "Hay días en los que me levanto sintiéndome el rey del mundo y días en los que me levanto sintiéndome una cucaracha"

En la vida de Ginés (Murcia, 2000) hay orgullo y ron, soledad, promesas y vidas cruzadas. Tiene 18 años y dos campeonatos regionales y un tercer puesto en la final nacional de Red Bull Batalla de los Gallos. Es de los que prefiere hablar en el escenario, dejándose la voz, marcando la vena en el cuello si es necesario. “Rapeo porque se que llegará el día en el que me muera y necesito una razón por la que amenizar la espera”. Es el mensaje de Walls a aquellos que quieran derribar las paredes de su sueño.

¿Qué sentiste al ver los cientos de chats de WhatsApp que tenías tras ganar la regional de Barcelona en 2017?

Satisfacción, como decir "bien, lo he conseguido". Realmente no iba a por eso, mi objetivo no era ganar, pero lo conseguí. Estaba muy contento, sentía que había hecho algo grande delante de mucha gente.

Hubo una época que quisiste cambiar el AKA de Walls por Impakto…

Jajaja Eso fue un lapsus que me dio en mi casa y que duró unos días… pero que va, se lo dije a mis colegas más cercanos y me dijeron “ni de coña, tío. Tú has empezado así y te quedas así”. Y menos mal, imagínate ahora Impakto en la Nacional de Red Bull… desastre.

Con 14 años empiezas en el freestyle: jerga, entender la mecánica de las batallas, conocer a otros freestylers… ¿Te costó integrarte?

Recuerdo que el primer día que fui a una batalla de gallos me costó muchísimo meterme a un rondo para rapear. Los veía súper buenos y me causaba respeto pero, al final, detrás de cada ‘freestyler’ hay una persona y no me costó integrarme en ese grupo. Primero fue el de los raperos de Murcia, y luego ya cuando llegué a la élite por así decirlo, los mejores… tampoco me costó integrarme, la verdad.

Te suelen acompañar calificativos como ‘Matagigantes’, ‘Presente y futuro del freestyle’, ‘Revelación’… ¿Eso es una presión añadida?

Que va. Me halaga que me digan esas cosas, pero, al final, yo sé quién soy y sé que gane o pierda mis amigos y mi familia van a estar en la puerta esperándome. Yo salgo a disfrutar, me da igual ser un ‘matagigantes’ o un ‘mataenanos’. Hago lo que me gusta y, encima, tengo la oportunidad de hacerlo delante de muchísima gente. Por eso tengo que sentirme afortunado.

¿Crees que la verdadera improvisación está perdiendo la batalla frente a las rimas preparadas o recicladas?

A ver, es verdad que siempre ha habido algunas rimas que se ha notado que eran un poco preparadas… Al final es parte del juego, está en la mano del jurado valorar si esa rima ha sido preparada o no. Siempre va a haber polémica, porque el que la ha dicho nunca va a decir si es preparada o no, lo va a negar. Sigo teniendo fe en el ‘free’ real, por eso me gusta que pongan temáticas en las finales nacionales.

¿Crees que, en el ‘freestyle’, es más importante estar cómodo mentalmente que entrenar horas y horas?

Sí, cuando alcanzamos cierto nivel es muy difícil progresar más y más y más y más; es como cuando eres niño, que por ejemplo, te cuesta mucho menos aprender inglés que cuando tienes 40 años. Esto es igual. Tú puedes estar entrenando, pero si ese día te levantas mal, te has levantado mal y punto. El entrenamiento solo sirve para que tengas menos probabilidades de levantarte mal ese día.

¿Cómo vas a compaginar las batallas y la universidad?

Estoy haciendo Administración y Dirección de Empresas (ADE) porque sé que mi carrera va a ser para siempre; las batallas, o la música en general… esperemos que sean para siempre, pero es menos probable. De momento lo compagino como puedo, me va bien. Si tienes el propósito de hacer una cosa, por muchos inconvenientes que se te pongan, como en este caso la universidad, cumples. Si de verdad quieres poder dedicarte a esto en tu tiempo libre, tienes que cumplir tus obligaciones. Esta es mi motivación.

Tienes 18 años, ¿qué te da miedo?

Puede sonar raro, pero de mayor solo quiero ser feliz. Te lo juro. Estoy en una época en la que tengo mucha inestabilidad emocional. Hay días en los que me levanto sintiéndome el rey del mundo y días en los que me levanto sintiéndome una cucaracha. Mi único miedo es no conseguir el propósito que tengo de tener la profesión que yo quiera, el miedo a la incertidumbre, al saber qué estaré haciendo dentro de diez años, lo mismo ni estoy… no lo sé. Pero bueno, si tienes miedo a que las cosas te vayan mal, no nazcas. Es así.

Foto: Gianfranco Tripodo Foto: Gianfranco Tripodo

  • Cristian Buades

    Por Cristian Buades

    Dicen que soy periodista, aunque algunos me llaman juntaletras. Tweetdeck humano, rastreador, un tipo serio.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo