Creadores

Force: “Soy de los ‘gallos’ más queridos y de los más ‘hateados’”

Foto: Gianfranco Tripodo

Entrevista al freestyler y youtuber Force:

· "Creo que muchos 'freestylers', si hubiesen pasado por la situación por la que pasé yo, no estarían ahora mismo compitiendo"

· "2016 fue como romper la barrera entre ser un fan y ser un 'gallo'"

Entrevista al freestyler y youtuber Force:

· "Creo que muchos 'freestylers', si hubiesen pasado por la situación por la que pasé yo, no estarían ahora mismo compitiendo"

· "2016 fue como romper la barrera entre ser un fan y ser un 'gallo'"

Soy el Force, vengo improvisando, soy un caballo al galope / Soy el Force, y tengo 16 aunque parezca que tengo 14”. Así se presentaba Manel en la prueba de selección para la regional de Mallorca de Red Bull Batalla de los Gallos 2015. El primer vídeo en su canal de YouTube. Su primer freestyle relacionado con la competición oficial. El primer paso de un sueño. Al galope: dejando atrás inseguridades, a los que le llamaban ‘niño rata’ o ‘forceja’, a los que no creían que un chaval de 16 años se enfrentaría, dos años después, en una final de España, a quien fue su jurado en Mallorca, Chuty.

28 de mayo de 2016.

Es la fecha de mi primera clasificación para una nacional. Fue un día muy bonito, sinceramente. Ahora estoy mucho más mentalizado de que estoy en un punto alto de las batallas, de que estoy compitiendo en la élite del freestyle, pero en ese momento todavía era un chavalín que veía batallas desde su casa. 2016 fue un poco como romper la barrera entre ser un fan y ser un gallo. Fue un día muy importante, no me lo creía. Mi objetivo en esa regional era clasificarme, pero recuerdo que, en el momento en que gané la batalla de semifinales, en mi cabeza pensé "tío, lo he hecho. Eso que llevo viendo tanto años lo acabo de conseguir". Fue un día especial, vinieron mi madre y mi hermano pequeño a verme y compartir eso con ellos y con todos fue una experiencia muy buena.

Con 12 años escribiste tus primeras canciones relacionadas con rap.

Sí. Ahora estoy muy ligado al ámbito de las batallas y es lo que más me gusta, pero al principio empecé en el rap por los temas. Empecé escribiendo mis temillas, que daban pena, pero recuerdo la etapa con cariño. Escribía lo que quería, era por hobby, no tenía ningún tipo de presión; no es como ahora, me gustan mucho las batallas pero realmente son un trabajo, y más al nivel al que estamos llegando. Fue una época guay, pero ahora no tengo tiempo para escribir.

¿Qué recuerdos tienes de tus primeras batallas contra otros freestylers?

La primera batalla que recuerdo como importante fue la Red Bull de Mallorca en 2015. Fue la primera vez que me subí a un escenario, y que la primera vez que te subas sea en una Red Bull… Fue otro día de esos de romper la frontera entre fan y ‘gallo’. Cuando me seleccionaron no me lo creía. La gran diferencia que hay entre ese Force de 15 años y el de ahora, aparte del nivel, las tablas y la experiencia, es que rapeaba mucho más… por rapear.

Por ejemplo, no tenía claro que en la cuarta línea tenía que soltar el ‘punch’, igual te soltaba el ‘punch’ en la segunda; luego, tiraba dos patrones sin ‘punch’ o metía dos ‘punchs’ en uno… Estaba todo menos ‘cuadrado’ y yo, realmente, iba más a disfrutar. Ahora, por ejemplo, estoy en una batalla e imagínate, veo que me toca contra Chuty. Por una parte digo “tío, es un rival difícil, a ver qué hacemos, a ver qué sale”… En esa época me decías que me tocaba contra Chuty y decía “tío, qué bien, voy a batallar con Chuty, me lo voy a pasar genial, vamos a soltarnos rimas…”. Antes era mucho más por diversión.

¿Crees que las batallas están derivando más hacía la ‘sangre’ que a demostrar improvisación e ingenio?

Que estén ligadas a la ‘sangre’ no quiere decir que se aparten de la improvisación, realmente ahora son improvisación con ‘sangre’. Creo que las batallas siempre han estado ligadas a la ‘sangre’ porque al final lo que le gusta al espectador es el morbo, el ataque. Al espectador no le gusta ver a un jugador de fútbol metiendo un gol, le gusta verle metiendo un gol a otro equipo. La ‘sangre’ es esencial en las batallas, es por eso por lo que siempre han crecido y por lo que han llegado al punto en el que están.

Por culpa de las batallas te has distanciado de amigos…

Bueno, es cierto que ahora mismo, por ejemplo, con los amigos de clase no tengo prácticamente relación, igual con uno o dos. Sí que las batallas han sido uno de los causantes… al final, cuando te vuelcas tanto en algo, acabas hablando cada vez más con los compañeros de ese algo, acabas haciendo más amigos en ese algo, igual mis amigos bajaban una tarde y yo tenía que irme a León a hacer un evento, luego entre semana entre el canal de YouTube y eso tenía que entrenar y tampoco podía quedar con ellos

Y claro, cuando pasa un tiempo cada vez vas quedando menos, cada vez hay menos relación… Por ejemplo, el que era mi mejor amigo de la infancia quedé con él hace tres días y llevaba sin quedar con él ocho meses… Desde aquí aconsejo a cualquier persona que si te gusta algo céntrate en ese algo, pero tampoco es necesario dejar todo de lado. Se pueden compaginar las dos cosas.

Estuviste a punto de mandar todo a la mierda, YouTube y batallas incluidas, por todo el ‘hate’ y las críticas. ¿Qué te hizo seguir adelante?

Hay mucha gente que me critica, que dice que lo que hago es fácil, que cree que todo es subirse al escenario, soltar dos rimas y que te las griten, pero no ven todo el proceso que ha llevado. Creo que muchos ‘freestylers’, si hubiesen pasado por la situación por la que pasé yo, no estarían ahora mismo compitiendo. Yo… nunca he sido de las personas más populares de mi clase, no es que me hiciesen ‘bullying’, pero nunca he sido muy reconocido socialmente. Y en el momento en que llegas a hacer lo que más te gusta, que puedes cumplir tus sueños, y ves que ahí también te siguen atacando… En 2016 tuve un ‘hate’ que fue una locura. Cuando fue la regional de Mallorca (2015) ya había mucha gente que me insultaba, pero luego, en 2016, después de la batalla de León, fue como que había cumplido el sueño de estar en una nacional, pero todo el mundo me insultaba, no me quería nadie… y eso es duro.

Al final, acabé llegando a la conclusión de que, vale, hay mucha gente que me insulta, que me critica, que se mete conmigo, pero llevo toda mi vida soñando con hacer algo, y ahora que puedo ser amigo de los que eran mis ídolos, ahora que estoy compitiendo en los escenarios que veía desde mi casa… ¿voy a mandarlo todo a la mierda precisamente por la gente que quiere que lo mande todo a la mierda? Me dije “no, lo que vas a hacer es seguir improvisando, vas a seguir entrenando y vas a ignorar a la gente que te dice eso”.

¿Sientes que has callado bocas?

Sí. A ver, tampoco siento que sea aquí Chuty ni nada, pero sí siento que fui una persona muy criticada, y sigo siendo muy criticado. Ahora creo que soy de los ‘gallos’ más queridos y de los más ‘hateados’, tengo mucho amor y mucho odio. Y nada, seguiré intentando callar bocas. Al final, entiendo a la gente que, por ejemplo, me ve en una batalla y dice “tío, tu estilo no me gusta” o “no me gusta lo que haces”… Vale, eso lo entiendo, pero hay gente que va más allá, que intenta hundir a la persona. Entiendo que no puedas considerarme el mejor ‘gallo’ del mundo, porque no lo soy, pero tampoco creo que pueda decirse que no valgo para nada cuando he estado en tres finales nacionales, en dos hasta la final, he ido a Latinoamérica cuatro veces…

Tienes 20 años, ¿qué te da miedo?

Me da miedo el futuro. Creo que el freestyle es una cosa… lo mismo que tiene de espontánea en cuanto a lo que es la improvisación lo tiene de duración. Soy un chaval que ha descubierto que le gustan las batallas, que tiene cierto nivel en ellas, pero no soy como ese chaval que ve fútbol, llega a las finales, y que ve un futuro y dice “vale, iré a este equipo, si me va mal cambiaré a este, competiré en esta división, tendré este sueldo, cuando acabe haré esto…”. Realmente las batallas es algo que no está muy profesionalizado todavía y que lo mismo hoy dura y mañana se acaba.

Ahora mismo tengo el canal de YouTube, que es algo que me abre muchas puertas. Tengo las batallas, que pueden duras más o durar menos. Luego, a la vez, estoy estudiando Comunicación Audiovisual, a distancia. No la estoy haciendo año a año, voy cogiendo la mitad, digamos, si no me es imposible. Pero volviendo a la pregunta, a lo que tengo miedo es al futuro, a no saber qué va a ser de mí. Me gustaría que esto durase mucho y que, en un futuro, por ejemplo, trabajase de ‘coach’ de los chavales que están subiendo en esto o que trabajase de comentarista, pero como no se sabe hasta dónde va a llegar… quién sabe.

Foto: Gianfranco Tripodo

 

  • Cristian Buades

    Por Cristian Buades

    Dicen que soy periodista, aunque algunos me llaman juntaletras. Tweetdeck humano, rastreador, un tipo serio.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo