Conocer

Qué significa cada color de tu orina y qué dice sobre tu salud

¿Sabías que...

· La orina cambia de color en función de su hidratación o de determinados alimentos?

¿Sabías que...

· La orina cambia de color en función de su hidratación o de determinados alimentos?

Por lo general, la orina considerada como ‘sana’ tiene un color amarillento claro, un poco transparente, no tiene ningún olor y le acompaña una pequeña ‘espuma’. No obstante, existen muchos factores que pueden variar su color, ya sea como indicador de un estilo de vida determinado o como aviso sobre una potencial enfermedad. Lo primero, ante cualquier anomalía, es acudir al médico.

Diversos organismos sanitarios, por su parte, han elaborado pequeñas guías orientativas sobre el color de la orina y su significado, siendo una de las representativas la Clínica Mayo de EEUU. También la clínica Cleveland, cuya infografía lleva años mostrándose como ejemplo.

Así, de acuerdo a los indicadores, este el significado de cada color:

Transparente

Este color se da cuando bebemos agua ‘en exceso’. También ante sustancias diuréticas, ya que el pigmento urocromo (el que da el característico color amarillo a la orina) se diluye y es menos visible.

Amarillo pálido y amarillo transparente

Indica un nivel de hidratación óptimo y un estado ‘sano’ de la orina.

Amarillo oscuro, ámbar o miel

Suele asociarse a la falta de hidratación. Los riñones no pueden diluir lo suficiente y el resultado es una orina muy concentrada. A prori no reviste gravedad y una correcta rehidratación sería suficiente.

Naranja

Un estado de deshidratación ‘extremo’ puede provocar la aparición de este color. La orina anaranjada también puede ser el resultado de la presencia de bilirrubina en la orina, así como indicar un problema en el hígado. Un consumo excesivo de alimentos con carotenoides (por ejemplo, las zanahorias) puede ser otra otra causa.

Color amarronado (sirope o cerveza negra)

Los tonos marrones pueden indicar desde una deshidratación ‘extrema’ hasta un problema en el hígado, debido a que sales de los ácidos biliares, que el propio hígado debería procesar y eliminar a través de las heces, pasan a la sangre y terminan en la orina. Alimentos como las habas o los frijoles también pueden ‘colorear’ la orina, así como algunos medicamentos como el metronidazol (antibiótico) o el metocarbamol (relajante muscular).

Rosa a rojizo

Como en el caso anterior, alimentos como la remolacha o los arándanos pueden dar un color rosáceo a la orina. No obstante, también podría indicar que hay sangre debido a una infección en el tracto urinario (hematuria) o a otros factores como una enfermedad renal o problemas de próstata. Asimismo, medicamentos con contenido en fenazopiridina o rifampicina pueden favorecer la aparición de este color.

Azul o verde

Son colores que difícilmente se dan, pero tienen algunas causas: el consumo de ciertos colorantes alimentarios, los tintes utilizados para determinadas pruebas renales, medicamentos como el propofol (anestésico empleado en hospitales) o algunos trastornos o infecciones causadas por la bacteria pseudomonas.

 

  • Eslang

    Por Eslang

    Se escribe con e. Se nos da mejor contar historias que ponernos nombre.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo