Conocer

Qué es realmente la ‘carne’ que llevan los palitos de cangrejo (y que no es cangrejo)

La realidad detrás del surimi:

· Muy conocido en Asia durante años, ha extrapolado su popularidad a otros lugares como Francia y España

La realidad detrás del surimi:

· Muy conocido en Asia durante años, ha extrapolado su popularidad a otros lugares como Francia y España

Es habitual encontrarlo en ensaladas, revueltos de gambas, croquetas, salpicón de marisco, bañado en salsa rosa… Los palitos de cangrejo, por su reducido coste y llamativo aspecto, son de esos ingredientes ‘comodín’ en la cocina. No obstante, su composición dista mucho de su nombre; de ahí que, cada vez más, se les nombre como palitos de mar.

El surimi, otro de los nombres que recibe, no deja de ser una mezcla de restos de pescado de carne blanca por lo general. Esto es: abadejo (de Alaska principalmente), platija, corvina, caballa, merluza… ni rastro del popular crustáceo salvo alguna traza o extracto.

El producto surgió en Japón, hace siglos, para utilizar los filetes de pescado sobrantes, con poca salida comercial o valor gastronómico. Siempre ha formado parte de la cocina asiática, en mayor o menor medida, pero fue a partir de los años setenta y ochenta cuando su uso se extendió a otros países.

El surimi, que literalmente significa ‘carne picada’, es precisamente eso, una pasta de textura gomosa, blanquecina y sin aroma a la que se le añaden aditivos y potenciadores de sabor. Su característica capa de color rojo se consigue a través de colorantes como el pimentón.

Pesca ilegal

La polémica que rodea al surimi no solo se mide en términos nutricionales, ya que al ser un producto ultraprocesado carece de las propiedades óptimas del pescado original. Varios organismos internacionales han denunciado las condiciones en las que se obtiene la materia prima para su elaboración. Greenpeace denunciaba en 2016 los abusos contra los derechos humanos de la industria pesquera de Tailandia vinculada al suministro de los principales productores mundiales de productos del mar. “El surimi es uno de los mayores problemas en la trazabilidad en la industria pesquera”, explicaba la responsable de océanos de la ONG ambientalista a eldiario.es.

  • Eslang

    Por Eslang

    Se escribe con e. Se nos da mejor contar historias que ponernos nombre.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo