Conocer

¿Por qué la muerte de una mascota puede dolernos más que la de un familiar?

Las relaciones humano-mascota se han estrechado mucho en las últimas décadas:

· Varios expertos y expertas coinciden en que, en varios casos, el animal se considera un miembro más de la familia

Las relaciones humano-mascota se han estrechado mucho en las últimas décadas:

· Varios expertos y expertas coinciden en que, en varios casos, el animal se considera un miembro más de la familia

Lo de que ‘el perro es el mejor amigo del hombre’ suena a tópico pero, a nivel emocional y afectivo, su muerte puede doler igual, o incluso más, que la muerte de un amigo o de un familiar humano. La relación personal con los animales ha evolucionado a lo largo de los años, pasando de una escala vertical a una horizontal en el caso de las mascotas.

Perros, gatos, aves, roedores, reptiles… Su compañía resulta vital para muchas personas, tanto en la parte positiva, la del cariño y el afecto, como en la negativa, la de la pérdida y el dolor. Varios estudios han tratado de delimitar hasta donde, por ejemplo, un perro deja de ser animal para ser ‘algo más’. Esto ha llevado, incluso, a un debate para que las mascotas dejen de ser consideradas como ‘muebles’ a nivel jurídico en España.

La creación de un vínculo fuerte es una evidencia en estos casos: el animal puede ser tanto una fuente de seguridad como un objeto de cuidado, algo que promueve el apego. Esto puede hacer que, en algunas circunstancias, los dueños de mascotas obtengan más satisfacción de su relación con ellas que con otros humanos.

El año pasado, el profesor de Psicología Frank T. McAndrew abordaba la cuestión en base a su propia experiencia personal: “Cuando las personas que nunca han tenido un perro ven a dueños de perros llorar su pérdida, probablemente piensan que es una reacción exagerada; después de todo, es ‘solo un perro’. Sin embargo, aquellos que han amado a un perro saben la verdad: su propia mascota nunca es ‘solo un perro'”.

‘¿Solo un perro?’

La idea de que un animal ‘solo’ es un animal es muy variable y hasta supone motivo de debate. Desde Cenit Psicólogos aseguran que es comprensible que ante la pérdida de un perro (u otra mascota) la tristeza y desesperanza sean importantes. “A este dolor se puede sumar el hecho de que socialmente no está tan reconocido que sea una pérdida importante. Se manifiesta en muchas ocasiones esta idea de que “sólo era un perro” cuando puede ocurrir al revés: tu perro puede ser más importante en algunos aspectos del vínculo que estableces con él que algunas de las personas de tu vida”.

En este mismo discurso, la psicóloga Julie Axelrod señalaba a la web especializada ‘Psych Central‘ que la pérdida de un perro es tan dolorosa “porque los dueños no solo están perdiendo a la mascota: podría significar la pérdida de una fuente de amor incondicional, un compañero primario que proporciona seguridad y comodidad”.

Según el censo de la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía (AMVAC), se estima que en España hay 20 millones de mascotas, es decir, cuatro de cada diez hogares tienen al menos un animal de compañía. No obstante, la cifra se habría incrementado en los últimos años, ya que los últimos datos registrados son de 2015 y, a día de hoy, no todos los animales cuentan con identificación.

  • Eslang

    Por Eslang

    Se escribe con e. Se nos da mejor contar historias que ponernos nombre.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo