Conocer

Las sombras y dudas tras la construcción del puente sobre el mar más largo del mundo

Seis años de planificación y casi nueve de construcción:

· La infraestructura, de 55 kilómetros de longitud, unirá las regiones de Hong Kong, Zhuhai y Macao (China)

· Su construcción ha generado controversia desde el primer momento: muertes de trabajadores, daño medioambiental, sobrecostes...

Seis años de planificación y casi nueve de construcción:

· La infraestructura, de 55 kilómetros de longitud, unirá las regiones de Hong Kong, Zhuhai y Macao (China)

· Su construcción ha generado controversia desde el primer momento: muertes de trabajadores, daño medioambiental, sobrecostes...

El puente marítimo que unirá Hong Kong-Zhuhai-Macao, cuya inauguración está prevista para las próximas semanas, permitirá el traslado entre las tres regiones de China en un intervalo de 30-40 minutos (actualmente, se tardan hasta tres horas en completar el mismo trayecto). Además de reducir tiempo, se prevé que abra nuevas opciones de trabajo en el país e impulse el turismo y el sector logístico. No obstante, desde que se planteara en el año 20o3, los críticos han cuestionado el coste ambiental, humano, económico y político del proyecto.

Esta ‘megainfraestructura’, que tendrá 55 kilómetros de longitud, ha necesitado más de un millón de metros cúbicos de hormigón y hasta 420.000 toneladas de acero, lo que podría equivaler a 60 torres Eiffel. Esto ha provocado que, en distintas fases del proyecto, se sospechara de sobrecostes no solo en la construcción, también en su mantenimiento (se estima que el presupuesto supere los 16.000 millones de euros).

A nivel humano, al menos diez trabajadores habrían fallecido durante la construcción del puente, registrándose más de 360 accidentes de trabajo. En enero de 2018, tres compañías fueron declaradas culpables por la muerte de un trabajador tras el colapso de un dispositivo de elevación. Según el magistrado, las medidas de seguridad no eran las adecuadas, lo que provocó que el accidente causara un fallecido y cuatro heridos. A esto se suma el descubrimiento de un cadáver a comienzos de mayo en un punto de construcción del puente, por el que han sido detenidos hasta siete sospechosos, con antecedentes en crimen organizado.

El puente Hong Kong-Zhuhai-Macao también ha acumulado demoras respecto a su inauguración (estaba prevista en 2016) e, incluso, fue criticado antes de poner su ‘primera piedra’ por WWF. El Fondo Mundial para la Naturaleza denunció en 2009 que el viaducto era un experimento peligroso para los delfines blancos chinos. “El proyecto no solo invadirá el hábitat de los delfines; también causará perturbaciones masivas y múltiples durante y después del período de construcción”.

La organización hizo un llamamiento al gobierno chino para que tomara medidas de precaución, “incluyendo la designación de parques marinos en las islas Lantau y Soko, y el establecimiento de más áreas marinas protegidas como santuarios de delfines para proporcionar un espacio de respiración para la población de estos animales en el río de las Perlas”.

Otro de los problemas que ha puesto en duda la estabilidad del proyecto es la construcción de una serie de islas artificiales, que servirán de puerto de entrada y formarán parte del trazado completo. Unas fotografías mostraban una orilla muy irregular alrededor de una de esas islas, debido a que los bloques de cemento encargados de absorber las olas aparecían separados de la barrera protectora y, en parte, sumergidos. Las autoridades reaccionaron afirmando que los bloques cumplían el diseño previsto y no eran necesarias reparaciones, señalando que su estabilidad estaba “científicamente demostrada”.

Las polémicas también salpican al plano político, ya que algunos críticos señalan que el puente no es más que un mecanismo de China para aumentar su control sobre Hong Kong. En 1997, Reino Unido ‘devolvió’ Hong Kong a China tras más de 150 años siendo una colonia inglesa. Como parte de las negociaciones, China accedió a gobernar Hong Kong bajo el principio de ‘Un país, dos sistemas’, comprometiéndose a que el territorio disfrutaría de un alto nivel de autonomía. Así, en la práctica, Hong Kong tiene su propio sistema legal, con múltiples partidos políticos y derechos como la libertad de expresión y reunión; en materia de defensa y relaciones exteriores, no obstante, es China quien tiene la última palabra.

La inauguración del puente, prevista para el 1 de julio de 2018, seguirá generando debate entre la población, activistas y autoridades que, durante el primer año, estiman una circulación por el puente de una media de 16.800 vehículos al día.

  • Eslang

    Por Eslang

    Se escribe con e. Se nos da mejor contar historias que ponernos nombre.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo