Conocer

La realidad del vídeo viral de la osa y el osezno: no era superación, era estrés

Para unos, un vídeo que muestra que la perseverancia todo lo puede; para otros, una muestra de acoso a los animales:

· La secuencia ha acumulado más de 20 millones de visualizaciones en tres días

Para unos, un vídeo que muestra que la perseverancia todo lo puede; para otros, una muestra de acoso a los animales:

· La secuencia ha acumulado más de 20 millones de visualizaciones en tres días

Todos podríamos aprender una lección de este osezno: mira hacia arriba y no te rindas“. Es el mensaje que acompaña a una grabación en la que un osezno trata de llegar hasta su madre, que tras varios intentos y dificultades logra subir a la parte alta de una montaña nevada. El pequeño plantígrado lo intenta varias veces, resbalando en la mayoría, hasta que logra llegar arriba. El vídeo dura casi tres minutos y ya suma más de 20 millones de reproducciones.

Lo que, para muchos, es un ejemplo de que con perseverancia y superación todo es posible, ha resultado mostrar una realidad que muchos usuarios se han encargado de difundir y alertar: el acoso que pueden sufrir los animales al ser grabados en su entorno salvaje.

En este caso, parece que es un dron el que graba la escena. En ella, se ve como la osa, en un momento concreto, lanza zarpazos ante la aproximación de la cámara, lo que provoca que el osezno caiga por la pendiente y tenga que seguir intentando su escalada. “Los osos estaban extremadamente perturbados por lo que parece, según la forma en que se mueve- un dron”, ha explicado en The Verge el ecologista Mark Ditmer.

Los animales tenían estrés, pánico, huían de ese artefacto volador, optando por una pendiente nevada peligrosa. Es el mensaje que también han lanzado varios usuarios en Twitter, siendo muy mencionado el de @DrBiologo, que detalla el vídeo en un hilo de tuits.

Ditmer, en 2015, fue uno de los autores de un estudio que mostraba cómo los drones, utilizados con fines de conservación, de evaluación de la especie o controlar amenazas, provocaban estrés y aumentos de la frecuencia cardíaca en osos.

El debate también ha recuperado una guía editada en 2016 sobre el uso de estos vehículos aéreos no tripulados en el estudio de la vida salvaje, cuya primera premisa es directa: no hagas daño. “Se recomienda el uso de prácticas de vuelo de perturbación mínima (como evitar trayectorias de aproximación amenazantes o movimientos de vuelo esporádicos)”.

  • Eslang

    Por Eslang

    Se escribe con e. Se nos da mejor contar historias que ponernos nombre.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo