Conocer

El guacamayo que inspiró la película ‘Río’ se ha extinguido en su hábitat natural

Solo quedan ejemplares en cautividad:

· BirdLife International ha confirmado la desaparición en el medio silvestre de esta y otras especies

Solo quedan ejemplares en cautividad:

· BirdLife International ha confirmado la desaparición en el medio silvestre de esta y otras especies

Los guacamayos azules que inspiraron la película animada ‘Río’, denominados ‘Spix’, se encuentran entre las ocho aves que están consideradas extintas o “en peligro crítico” en su hábitat natural, según un estudio de BirdLife International.

Esto no quiere decir que no existen más ejemplares de estas especies, sino que únicamente quedan algunas en cautiverio, como es el caso del guacamayo de Spix, que se estima en unos 60-80 ejemplares en todo el mundo.

En la película, el pájaro, llamado Blu, viaja miles de kilómetros en un intento de salvar a su especie. En este caso, la realidad no coincide con la ficción, ya que el informe de BirdLife constata que cinco de las ocho extinciones confirmadas o sospechadas han ocurrido en América del Sur.

Cuatro de ellas, en concreto, en Brasil, lo que refleja los “efectos devastadores” del alto índice de deforestación que experimenta esta región.

El estudio se ha realizado durante ocho años (2010-2018), centrándose en el estado de conservación de 51 aves en peligro crítico. Para ello, los técnicos implicados cuantificaron tres factores: la intensidad de las amenazas, el tiempo y la confiabilidad de los registros y el momento y la cantidad de esfuerzos de búsqueda para cada especie.

El Dr. Stuart Butchart, científico de BirdLife, ha señalado que “el 90% de las extinciones de aves en los últimos siglos han sido de especies que vivían en las islas”. Sin embargo, “nuestros resultados confirman que hay una creciente ola de extinciones que se extiende por los continentes, impulsada principalmente por la pérdida del hábitat, la degradación de la agricultura y la tala insostenible”.

  • Eslang

    Por Eslang

    Se escribe con e. Se nos da mejor contar historias que ponernos nombre.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo