Conocer

¿Qué es lo que pasa en nuestro cuerpo cuando morimos?

Hablar de muerte no es muy agradable, pero así es la vida:

· Un vídeo de tres minutos ayuda a entender los diversos procesos biológicos

Hablar de muerte no es muy agradable, pero así es la vida:

· Un vídeo de tres minutos ayuda a entender los diversos procesos biológicos

Muerte. Mors, mortis. Cesación o término de la vida. Demasiado poético. Diñar, palmar, espichar, estirar la pata. Todo para hablar del final de algo que ni sabemos cómo ha llegado ni hacia qué lugar nos lleva. Lo que queda, el cuerpo, se marchita.

Entonces, ¿qué ocurre con el cuerpo durante los minutos, horas y semanas posteriores a la muerte? El canal de YouTube asapSCIENCE ha elaborado un vídeo donde, en tres minutos y con sencillos dibujitos y algunos emojis, trata de explicar los diferentes procesos biológicos que suceden. Lo de los gusanos que recorren tu cuerpo es menos gore si aparece también la caquita del Whatsapp.

Los primeros segundos y minutos

El oxígeno abandona el cuerpo. La temperatura corporal baja unos 0,83ºC por hora hasta quedarse a temperatura ambiente. Se dejan de secretar las hormonas que regulan funciones como la digestión, aunque otras podrían continuar durante un breve intervalo por las reservas en el cuerpo de ATP (energía). Los músculos se relajan, incluyendo los esfínteres, lo que hace que muchos cuerpos defequen y orinen.

En los primeros 15-20 minutos aparece la palidez en la piel: el corazón ya no bombea sangre a los capilares cercanos. Además, la sangre se va acumulando en las partes del cuerpo más cercanas al suelo generando marcas de color púrpura (livor mortis). Esto ayuda a muchos médicos a determinar la hora del fallecimiento.

Aparece el rigor mortis

Ese concepto tan de serie policíaca ocurre entre tres y seis horas después de la muerte. El calcio se fuga de las células musculares y causa rigidez y endurecimiento del cuerpo, que puede mantenerse en la misma posición hasta 48 horas.

Lenta descomposición

Al cesar el flujo sanguíneo, las células se acumulan y combinan con CO2, lo que provoca que el nivel de pH en los tejidos aumente liberando, una vez se rompen las células, proteínas y enzimas que descomponen el cuerpo (salvo que se embalsame). A la vez, las bacterias del tracto intestinal descomponen, poco a poco, los órganos.

La descomposición de los aminoácidos atrae [no apto para lectores sensibles] a insectos como ácaros y moscas carroñeras que ponen huevos en el tejido. Huevos que, posteriormente, eclosionarán en larvas. Si el cuerpo se encuentra en la naturaleza, el medio será el encargado de acabar con todo resto.

Leerlo deja mal cuerpo.

Argggh.

Es bello a su manera.

El vídeo completo, con algunos ‘highlights’:

  • Cristian Buades

    Por Cristian Buades

    Dicen que soy periodista, aunque algunos me llaman juntaletras. Tweetdeck humano, rastreador, un tipo serio.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo