Conocer

Alimentos que todavía se pueden comer aunque hayan caducado

Hay que diferenciar entre fecha de consumo preferente y fecha de caducidad

· Y lo más importante: tener sentido común

Hay que diferenciar entre fecha de consumo preferente y fecha de caducidad

· Y lo más importante: tener sentido común

En primer lugar, es importante aclarar dos conceptos. La fecha de consumo preferente en un alimento implica que, una vez pasada esa fecha, dicho alimento puede haber perdido parte de sus propiedades y presentar un sabor rancio, tener menos aroma, cambiar de textura, de color… pero sin riesgo microbiológico. La fecha de caducidad se aplica a alimentos muy perecederos y con un alto riesgo microbiológico. Por ejemplo, carnes y pescados crudos y frescos. Siempre es importante mirar bien los envases, especialmente las etiquetas…

No obstante, existen una serie de alimentos que, por sus características, pueden consumirse aunque estén ‘pasados de fecha’. Eso sí, sin perder de vista cualquier aspecto externo. Como explica Miguel A. Lurueña, editor de Gominolas de petróleo, lo importante es “tener buen criterio para saber distinguir la diferencia entre consumir una bolsa de patatas fritas rancias o una docena de huevos a punto de pudrirse (exagerando un poco…)”. Algunos de estos alimentos son:

Conservas

Al ser un producto, por definición, refinado y procesado, si se ha conservado en un lugar fresco y seco puede servir de alimento un tiempo después de su fecha de vencimiento. En este punto, lo importante es cerciorarse de que el envase no esté hinchado, tenga alguna fuga o esté oxidado, además de echarle un vistazo al interior.

Cereales, pasta, galletas

La baja humedad que tienen estos alimentos permiten su consumo aun después de superar su fecha de caducidad (aunque pueden presentar un sabor rancio o estar más duros de lo habitual). No obstante, no es nada recomendable su consumo si presentan un olor fuerte o en la caja hay rasgaduras, que podría haber hecho un roedor en la cocina o despensa.

Wikimedia Commons

Salsa de soja

Se produce mediante la fermentación de semillas de soja con los hongos ‘Aspergillus oryzae’ o ‘Aspergillus sojae’. Si no se abre, puede aguantar mucho tiempo si está bien conservada; de lo contrario, su consumo puede alargarse hasta los tres años.

Pixabay La salsa de soja es un condimento producido al fermentar semillas de soja con los hongos 'Aspergillus oryzae' o 'Aspergillus sojae' y puede durar mucho tiempo en la despensa. Sin abrir, claro. En caso contrario, suele aguantar en buen estado hasta tres años.

Huevos

Este alimento, pese a la creencia común, tiene muchas posibilidades de consumo. Aunque hayan pasado días desde la finalización de su fecha de consumo, si está bien conservado, no presenta ninguna rotura en su cáscara y, al observarlo, tiene buen aspecto y/o olor, es apto para su consumo. Además, existen ‘truquitos de la abuela’ para averiguar esto. Por ejemplo, sumergir el huevo en agua para ver si flota o no.

Pixabay

Arroz

Este alimento puede durar años, si está bien conservado. No obstante, la variedad integral, al tener un alto contenido en aceite, suele presentar un sabor más rancio en unos seis meses tras su apertura.

Wikipedia Bien conservado, el arroz puede durar años y años y años y años y años... Excepto la variedad integral, que al poseer un alto contenido en aceite provoca que se rancie en unos seis meses.

 

 

  • Eslang

    Por Eslang

    Se escribe con e. Se nos da mejor contar historias que ponernos nombre.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo