Un estadístico jubilado resuelve uno de los grandes problemas matemáticos del siglo XX | eslang

Un estadístico jubilado resuelve uno de los grandes problemas matemáticos del siglo XX

A Thomas Royen se le ocurrió la solución mientras se lavaba los dientes.

Ocurrió en 2014 y, hasta hace poco, nadie había reparado en que este estadístico alemán ya retirado había encontrado respuesta a una conjetura compleja, la de la desigualdad de correlación gaussiana, un gran problema matemático sobre el que varios expertos han tratado de dar respuesta durante décadas.

Ha sido la publicación especializada Quanta la que ha mostrado el trabajo de Royen y como éste fue ninguneado por la comunidad matemática, que no daba credibilidad total a su hallazgo debido a la cantidad de soluciones falsas que llegaban sobre la conjetura.

¿Cuál ha sido su solución?

La conjetura de la desigualdad de correlación gaussiana se propuso por primera vez en los años 50 (aunque fue en el año 1972 cuando se formuló correctamente). Viene a decir lo siguiente:

Si dos formas se superponen, por ejemplo un rectángulo y un círculo, la probabilidad de que un dardo se clave en la unión rectángulo-círculo será igual o superior a la probabilidad individual de que se clave dentro del rectángulo multiplicada por la probabilidad individual de que el dardo se clave dentro del círculo.

Foto: quantamagazine.org

Esto, que a priori, puede ser una cuestión de lógica, tenía un inconveniente: hasta ahora no se podía probar matemáticamente. La resolución de Royen es breve y sencilla: ocupa siete páginas y usa varias técnicas clásicas.

Con su hallazgo y posterior reconocimiento, el estadístico alemán confía en alentar a los jóvenes estudiantes a utilizar su propia creatividad para encontrar soluciones a nuevos teoremas matemáticos ya que “no siempre es necesario un alto nivel teórico”.

  • Eslang

    Eslang

    Hablar de uno mismo sin parecer idiota es más difícil que elegir nick para el Messenger… sin parecer idiota. Buscamos historias, vivimos en las redes, nos pringamos con lo importante, nos reímos de lo solemne.

Aquí habrá comentarios