La pintada de apoyo a Dunne, último de La Vuelta, en homenaje a los sufridores del pelotón | eslang

La pintada de apoyo a Dunne, último de La Vuelta, en homenaje a los sufridores del pelotón

La pintada que Miguel y sus amigos dedicaron a Dunne, último clasificado de La Vuelta.

Dunne subió a su Instagram una imagen de agradecimiento:

  • Alguien había pintado su nombre y dorsal en la carretera a su paso por Sierra de la Pandera
  • Los artífices de la pintada querían homenajear a los que solo buscan correr una gran carrera

“Mi padre jura que no pintó esto en la carretera. Gracias de nuevo por todos los gritos que me hacen seguir adelante”. Este era el mensaje de agradecimiento que dejó el sábado en su Instagram Conor Dunne junto a una fotografía en la que aparecía su nombre y dorsal escrito con pintura en la carretera. Este ciclista irlandés del equipo Aqua Blue Sport participa estos días en La Vuelta Ciclista a España, y aunque suponemos que otros corredores como Froome recibirán muestras de cariño similares a diario, ese mensaje tiene especial valor en el caso de Dunne si atendemos a una circunstancia: actualmente es el último clasificado de la general.

En efecto, no fueron su padre ni su primo, quienes le acompañan en todas las carreras, los que hicieron esta pintada a su paso por la Sierra de la Pandera, sino un joven periodista y aficionado al ciclismo llamado Miguel que quería homenajear a “todos aquellos ciclistas que tras duros días de carrera corriendo por objetivos aparentemente nimios intentan llegar a Madrid”.

“En ciclismo muchas veces solo se mira quién va a ganar la carrera o determinada etapa, y hay muchísimos corredores que en su vida van a conseguir eso, solamente estar al servicio de otros muchos. Hay un grueso del pelotón que está silenciado, y mola darles voz”, cuenta a Eslang en conversación telefónica.

Como otros años, Miguel y sus amigos subieron a La Pandera con un cargamento de cerveza, banderas, una sombrilla, varias neveras repletas y, cómo no, pintura. En un inicio pensaron en escribir el nombre de los ganadores de la etapa en años anteriores, pero uno de ellos les hizo cambiar de idea: “¿Y si escribimos el nombre del último clasificado de la general y su dorsal?”. Casi de guasa, todos estuvieron de acuerdo, como también ha contado en su cuenta de Twitter.

“Estábamos en una zona bastante concurrida y la gente nos empezó a preguntar quién era. Les expliqué que era el más alto del pelotón y el último de la general”, cuenta Miguel. Así es. Si por algo es fácilmente reconocible Dunne es por su altura: el irlandés mide 2,04 metros. De hecho, los aficionados al ciclismo puede que recuerden esta imagen que se hizo viral hace unos años, en la que aparece junto al francés Samuel Dumoulin, uno de los más bajitos del mundo del ciclismo.

Pero volvamos a la historia. “Fueron pasando corredores y la gente comenzó a corear el nombre de Dunne, pero, claro, pronunciado así, tal cual: DU-NE”, prosigue. “Cuando se acercó el último grupo con el coche escoba llegaron algunos del Aquablue y dio la casualidad de que había uno también muy alto, pero no era él, así que el ciclista nos miró bastante extrañado”, narra. “¿Y si Dunne se había retirado?”, se preguntaron en algún momento. Hasta que le vieron. A la cola de ese grupo llegó el verdadero Dunne, al que recibieron entre vítores.

“Se quedó bastante sorprendido y alzó el puño, pero no sé si por los gritos de ánimo o porque vio la pintura. Iban todos muy juntos y no sé si llegó a verla”, mantiene. Cuando estaban cenando, un amigo dio la voz de aviso: Dunne les agradecía por redes sociales el gesto de apoyo. “Luego intercambiamos algunos mensajes y nos preguntó de manera divertida si podíamos ir a apoyarle también al día siguiente”, dice. “Le contesté que intentaríamos ir a Sierra Nevada y dijo que le buscáramos en la final para charlar, pero finalmente no pudimos ir”, relata.

“Quizás no hiciéramos más épica la subida, pero estoy seguro que un sufridor del pelotón como Conor Dunne no va a olvidar La Pandera”, asegura. Miguel quiere que este simple gesto sirva como homenaje hacia todos esos “gregarios y corredores ‘secundarios’ que no buscan nada, solo correr una gran carrera”. “Si te metes en sus redes sociales toda su energía y su objetivo principal de La Vuelta es acabar la carrera. Llegar a las tres semanas es su principal objetivo, así que este es un homenaje a todos ellos, a sus pájaras, a sus caídas y a su esfuerzo muchas veces infravalorado”, remacha.

 

  • Cecilia Marín

    Cecilia Marín

    Periodista. Dúctil y resolutiva. Una vez maté una cucaracha tirándole la guía telefónica encima. Todo en mí son grandes ideas. Nadie ha dicho si buenas o malas.

Aquí habrá comentarios