Frank Caprio, el juez estadounidense famoso por su compasión y empatía | eslang

Frank Caprio, el juez estadounidense famoso por su compasión y empatía

  • Iris Villar

Frank Caprio es un juez estadounidense protagonista del programa documental Caught in Providence, en el que se transmiten casos reales sin actores. El programa lleva diecisiete años mostrando casos de infracciones de tráfico y delitos menores, pero sus decisiones han dado la vuelta al mundo por su piedad y benevolencia con los acusados.

Su caso más conocido, y el que provoca más risas, es el de una conductora que aparcó a las 9:59 en una zona restringida hasta las 10. Después de culpar al reloj del coche e ironizar con el tema, decidió absolverla aplicando “la regla del sentido común”. Otro caso más emotivo es el de una madre con multas por valor de 400 dólares, que perdió a su hijo y todavía estaba pagando su funeral. Caprio le perdonó la multa para que no saliera sin dinero de allí y le deseó que su vida mejorase.

El magistrado también muestra debilidad por los niños. Es fácil verlo llamando a los hijos de los acusados al estrado para que le ayuden a decidir, y en muchas ocasiones cambia la multa por un desayuno, haciendo feliz a padres y a hijos. De esta forma se ha ganado el corazón de muchos, al mostrar una empatía y una humanidad que no es propia de este trabajo.

En España, aunque no se ha hecho viral ni da la vuelta al mundo, también tenemos un juez, en este caso de menores, con sentencias curiosas. Se trata de Emilio Calatayud, quien condenó a un menor que robó en una peluquería a hacer un curso de estilista y cortarle el pelo, o el aficionado al dibujo que tuvo que hacer un cómic de 15 páginas con los motivos por los que estaba allí.

Estas sentencias, aunque llamen la atención y resulten poco ortodoxas, buscan crear un impacto en los menores mayor que un castigo ejemplar o una multa económica.

Aquí habrá comentarios