Vida

Menor de 35 años: ¿qué deducciones autonómicas puedes aplicar en la declaración de la renta 2017-2018?

Por alquiler, material de estudio, nacimientos...

· Te contamos algunos de los casos y gastos que te darán derecho a deducir cuando presentes la próxima declaración

Por alquiler, material de estudio, nacimientos...

· Te contamos algunos de los casos y gastos que te darán derecho a deducir cuando presentes la próxima declaración

Además de las deducciones a nivel estatal, cada comunidad autónoma tiene sus propias deducciones, muchas enfocadas al fomento del alquiler, del nacimiento de hijos, del emprendimiento… También existen deducciones más concretas: por pertenecer a una familia numerosa, por la petición de préstamos para másteres y doctorados, por transporte público, ayudas al estudio… Con ayuda de la OCU, recopilamos algunas de las deducciones que más pueden interesar a los menores de 35 años (de forma directa o para compartir en su entorno familiar) de cara a la declaración de la renta 2017-2018.

Deducción por nacimiento o adopción de hijos

Los contribuyentes cuya base imponible general más la base imponible del ahorro no supere los 25.620 euros —en tributación individual— o 36.200 euros —en conjunta— podrán deducir las siguientes cantidades por cada hijo nacido o adoptado en el periodo impositivo: 600 euros, si se trata del primer hijo; 750 euros, si se trata del segundo hijo; 900 euros, si se trata del tercer hijo o sucesivos.

En el caso de partos o adopciones múltiples, las cuantías anteriormente citadas se incrementarán en 600 euros por cada hijo. Sólo tendrán derecho a practicar la deducción los padres que convivan con los hijos nacidos o adoptados. Cuando los hijos nacidos o adoptados convivan con ambos progenitores, el importe de la deducción se prorrateará por partes iguales en la declaración de cada uno de ellos si optan por la tributación individual.

Para determinar el número de orden del hijo nacido o adoptado se atenderá a los hijos que convivan con el contribuyente a 31 de diciembre de 2017, computándose tanto los hijos naturales como los adoptivos. En el caso de adopción internacional, los contribuyentes podrán deducir 600 euros por cada hijo adoptado en 2017. Cuando el niño adoptado conviva con ambos padres adoptivos y estos optasen por tributación individual, la deducción se prorrateará por partes iguales en la declaración de cada uno de ellos.

Deducción por arrendamiento de vivienda habitual para menores de 35 años

Los contribuyentes menores de 35 años, cuya base imponible general más la base imponible del ahorro no supere los 25.620 euros —en tributación individual— o 36.200 euros —en conjunta— podrán deducir el 20%, con un máximo de 840 euros, de las cantidades que hayan satisfecho en 2017 por el alquiler de su vivienda habitual. Sólo se podrá aplicar la deducción cuando las cantidades abonadas por alquiler de la vivienda habitual superen el 10% de la base imponible, entendiendo como tal la suma de la base imponible general y la del ahorro del contribuyente. Esta deducción requerirá la acreditación del depósito de la fianza correspondiente al alquiler en el Instituto de la Vivienda de la Comunidad de Madrid (IVIMA). A tales efectos, el contribuyente deberá obtener una copia del resguardo de depósito de la fianza.

Deducción para el fomento del autoempleo de jóvenes menores de 35 años

Los contribuyentes menores de 35 años que causen alta por primera vez en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores podrán aplicar una deducción de 1.000 euros si la actividad se desarrolla principalmente en el territorio de la Comunidad de Madrid y el contribuyente se mantiene en el citado Censo al menos un año natural desde el alta.

Deducción por inversión en vivienda habitual para jóvenes

Se podrá deducir el 5% de las cantidades satisfechas para la adquisición o rehabilitación de vivienda, incluidos los gastos originarios que hayan corrido a cargo del contribuyente y, en su caso, la amortización e intereses y otros gastos relacionados.

La deducción máxima resultante no podrá superar los 300 euros. Los requisitos son los siguientes:

— Residencia habitual en la Región de Murcia.
— Edad inferior a 35 años el 31 de diciembre de 2017.
— Base imponible inferior a 24.107,2 euros, sin que la base del ahorro supere los 1.800 euros.
— Viviendas de nueva construcción (primera transmisión sin que haya transcurrido más de 3 años desde la declaración de obra nueva).
— Vivienda habitual, lo que implica 3 años continuados de residencia (salvo separación matrimonial, traslado laboral o fallecimiento).
— Se entiende por rehabilitación la situación prevista como tal en la ley del IRPF o declaradas como actuación protegida.
— Se aplicarán los criterios generales de la normativa del IRPF en materia de control de las deducciones a la vivienda (comprobación de estado patrimonial y deducciones anteriores por otras viviendas).

Deducción por gastos de guardería para hijos menores de 3 años

Se podrá deducir el 15% de las cantidades satisfechas por gastos de custodia en guarderías y centros escolares de hijos menores de tres años, satisfechas en el período impositivo, con un máximo de 330 euros anuales por cada hijo en tributación individual y 660 en tributación conjunta. Los requisitos serán los siguientes:

— Que estén encuadrados dentro de la primera de las modalidades de unidad familiar del artículo 82 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio.
—Que ambos cónyuges trabajen fuera del domicilio familiar y tengan rentas procedentes del trabajo personal o actividades empresariales o profesionales.
— Que la base imponible general menos el mínimo personal y familiar sea inferior a 19.360 euros en declaración individual o 33.800 en conjunta, siempre que la base imponible del ahorro para cualquier modalidad no supere 1.202,02 euros.

Cuando la unidad familiar esté compuesta por uno solo de los padres la deducción podrá ser del 15% con un máximo de 660 euros anuales, con las siguientes condiciones:

— Que el padre o la madre que tenga la custodia trabaje fuera del domicilio familiar.
— Que tenga rentas procedentes del trabajo personal o actividades empresariales o profesionales.
— Que la base imponible general menos el mínimo personal y familiar sea inferior a 19.360 euros, siempre que la base imponible del ahorro para cualquier modalidad no supere la cantidad de 1.202,02 euros.

Las familias numerosas podrán aplicar esta deducción cuando la base imponible general menos el mínimo personal y familiar sea inferior a 44.000 euros, siempre que la base imponible del ahorro no supere 1.202,02 euros.

Deducción por gastos en la adquisición de material escolar y libros de texto

Los contribuyentes podrán aplicar una deducción autonómica por la adquisición de material escolar y libros de texto derivados de la escolarización de sus descendientes en el segundo ciclo de educación infantil, educación primaria y educación secundaria obligatoria. El importe de la deducción será de 100 euros por cada descendiente. Tendrán derecho a esta deducción quienes cumplan los siguientes requisitos:

— En el supuesto de contribuyentes que no formen parte de una unidad familiar que tenga la condición legal de familia numerosa: que la cantidad resultante de la suma de la base imponible general y de la base imponible del ahorro no supere los 15.000 euros (en caso de declaración individual); que la cantidad resultante de la suma de la base imponible general y de la base imponible del ahorro no supere los 30.000 euros (en conjunta).

— En el supuesto de contribuyentes que formen parte de una unidad familiar que tenga la condición legal de familia numerosa: en caso de declaración individual, aquellos en que la cantidad resultante de la suma de la base imponible general y de la base imponible del ahorro no supere los 25.000 euros. Si se hace conjunta, aquellos en que la cantidad resultante de la suma de la base imponible general y de la base imponible del ahorro no supere los 40.000 euros.

Cuando exista más de un contribuyente con derecho a la aplicación del beneficio fiscal, el importe de la deducción se prorrateará por partes iguales en la declaración de cada uno de ellos.

Deducción por adquisición de vivienda habitual para jóvenes

Los contribuyentes que no hayan cumplido 36 años de edad a 31 de diciembre de 2017 y que hayan realizado inversiones en adquisición de vivienda habitual durante 2017, podrán deducir:

— El 3% de las cantidades satisfechas en el ejercicio en la adquisición de aquella vivienda que, radicando en la Comunidad Autónoma de La Rioja, constituya o vaya a constituir la residencia habitual.
— El 5% de las cantidades satisfechas en el ejercicio en la adquisición de aquella vivienda que, radicando en la Comunidad Autónoma de La Rioja, constituya o vaya a constituir la residencia habitual, y cuya base liquidable general sometida a tributación según el artículo 56 de la Ley del IRPF no exceda de 18.030 euros en declaración individual y de 30.050 euros en declaración conjunta, y siempre que, además, la base liquidable del ahorro sometida a tributación no supere 1.800 euros.

Las cantidades depositadas en las entidades de crédito para esta finalidad serán computables a los efectos de la deducción, con las siguientes condiciones: que figuren en cuentas separadas de otro tipo de imposición, que solo se mantenga una cuenta vivienda por contribuyente y que su destino se materialice en el plazo de 4 años. Para aplicar esta deducción deben cumplirse los requisitos generales para tener derecho a la deducción estatal por inversión en vivienda habitual (artículo 68 Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del IRPF) referidos, entre otros, a la necesidad de habitar la vivienda en un plazo no superior a doce meses desde su terminación y mantener la residencia habitual en la misma al menos durante tres años, así como los de comprobación de la situación patrimonial del contribuyente al finalizar el período de imposición.

Deducción por nacimiento y adopción del segundo hijo o sucesivo

Por cada hijo nacido o adoptado, a partir del segundo en 2017, que conviva con el contribuyente a 31 de diciembre de 2017, se podrá deducir 150 euros, cuando se trate del segundo, o 180 euros, cuando se trate del tercero y sucesivos. En caso de nacimientos o adopciones múltiples, la deducción que corresponde a cada hijo se incrementará en 60 euros. Cuando los hijos nacidos o adoptados en el periodo impositivo convivan con ambos progenitores o adoptantes, el importe de la deducción se repartirá por partes iguales en la declaración de cada uno de los progenitores o adoptantes, salvo que presenten declaración conjunta, en cuyo caso se aplicará la totalidad del importe que corresponda por esta deducción.

Deducción por nacimiento o adopción de hijos

El contribuyente podrá deducir por cada hijo nacido o adoptado en el período impositivo, que conviva con el contribuyente a 31 de diciembre de 2017, la siguiente cuantía:

— 300 euros, siempre que la base imponible total menos los mínimos personal y familiar para los efectos del IRPF sea mayor o igual de 22.000,01 euros.
— 360 euros, siempre que la base imponible total menos los mínimos personal y familiar para los efectos del IRPF sea menor o igual a 22.000 euros. Esta cuantía será de 1.200 euros si se trata del segundo hijo y de 2.400 si se trata del tercer hijo o siguientes.

La cuantía se incrementará en un 20 % para los contribuyentes residentes en municipios de menos de 5.000 habitantes y en los resultantes de procedimientos de la fusión o incorporación.

Cuando, en el período impositivo de nacimiento o adopción, los hijos convivan con ambos progenitores la deducción se practicará por partes iguales en la declaración de cada uno de ellos. Las cuantías fijadas por esta deducción se duplicarán en el caso de que el nacido o adoptado tenga reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33 %.

Deducción por familia numerosa

El contribuyente que posea el título de familia numerosa a 31 de diciembre de 2017 podrá deducir 250 euros, cuando se trate de familias numerosas de categoría general, y 400 euros, cuando se trate de familias numerosas de categoría especial. Cuando alguno de los cónyuges o descendientes, a los que sea de aplicación el mínimo personal y familiar del impuesto, tenga un grado de minusvalía igual o superior al 65%, la deducción anterior será de 500 y 800 euros respectivamente. Esta deducción la practicará el contribuyente con el que convivan los restantes miembros de la familia numerosa. Cuando los hijos convivan con más de un contribuyente, el importe de la deducción será prorrateado por partes iguales en la declaración de cada uno.

Deducción por alquiler de vivienda habitual

Los contribuyentes cuya edad a 31 de diciembre de 2017 sea igual o inferior a 35 años, pueden deducir el 10% del alquiler de la vivienda habitual, hasta un máximo de 300 euros por arrendamiento (20% y 600 euros respectivamente si tienen dos o más hijos menores de edad), tanto en tributación individual como en conjunta, siempre que se cumplan los siguientes requisitos:

— El contrato de arrendamiento debe ser posterior al 1 de enero de 2003.
— Se deberá haber constituido el depósito de la fianza en el Instituto Gallego de la Vivienda y Suelo o bien copia compulsada de la denuncia presentada ante dicho organismo por no haberle entregado el justificante el arrendador.
— La suma de las bases imponibles general y del ahorro, antes de la aplicación de la reducciones por mínimo personal y familiar, no debe exceder los 22.000 euros, tanto en tributación individual como en conjunta. Las cuantías fijadas por esta deducción se duplicarán en el caso de que el arrendatario tenga reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33%.
— El contribuyente con derecho a la deducción deberá hacer constar el NIF del arrendador.

Cuando dos contribuyentes tengan derecho a la aplicación de la deducción, su importe total, que nunca podrá exceder de lo que establezca el contrato e arrendamiento, se prorrateará por partes iguales en la declaración de cada uno de ellos. En caso de tributación conjunta, el requisito de la edad habrá de cumplirlo al menos uno de los cónyuges o, en su caso, el padre o la madre.

Deducción por adquisición de vivienda para jóvenes

Los jóvenes que a 31 de diciembre de 2017 tuvieran 35 años o menos, residentes en Extremadura, podrán deducir el 3% de las cantidades satisfechas (excluidos los intereses), para la adquisición de una vivienda nueva situada en el territorio de la Comunidad Autónoma de Extremadura. La base máxima de esta deducción es de 9.040 euros. Para poder aplicar la deducción:

— La vivienda debe ser nueva (aquella cuya adquisición represente la primera transmisión de la misma con posterioridad a la declaración de obra nueva, siempre que no hayan transcurrido tres años desde ésta).
— La vivienda nueva debe estar acogida a las modalidades de protección pública establecidas en la regulación autonómica.
— La suma de la base imponible general y del ahorro del IRPF no puede superar los 19.000 euros en tributación individual y 24.000 en tributación conjunta.
— El importe comprobado del patrimonio del contribuyente, al finalizar el periodo de la imposición, debe de exceder del valor que arrojase su comprobación al inicio del mismo, al menos en la cuantía de las inversiones realizadas.

El porcentaje de deducción será del 5 % en caso de adquisición o rehabilitación de vivienda habitual en cualquiera de los municipios de Extremadura con población inferior a 3.000 habitantes. No será exigible, en estos casos, que la vivienda objeto de adquisición o rehabilitación se encuentre acogida a alguna de las modalidades de protección pública previstas.

Deducción autonómica por arrendamiento de vivienda habitual

Se deduce el 5% de las cantidades satisfechas en 2017 en concepto de alquiler de su vivienda habitual, con el límite de 300 euros anuales. El porcentaje de deducción será del 10% con el límite de 400 euros en caso de alquiler de vivienda habitual en el medio rural (municipios y núcleos de población inferior a 3.000 habitantes). En ambos casos deben cumplirse los requisitos siguientes:

— Que concurra en el contribuyente alguna de las siguientes circunstancias: 1 – que tenga en la fecha del devengo del impuesto menos de 36 años cumplidos. En caso de tributación conjunta, el requisito de la edad deberá cumplirlo, al menos, uno de los cónyuges, o, en su caso, el padre o la madre, 2 – que forme parte de una familia que tenga la consideración legal de numerosa, 3 – que padezca una discapacidad física, psíquica o sensorial, siempre que tenga la consideración legal de persona con discapacidad con un grado de discapacidad igual o superior al 65 %.
— Que se trate del arrendamiento de la vivienda habitual del contribuyente, ocupada efectivamente por el mismo y localizada dentro del territorio de Extremadura.
— Que se haya satisfecho por el arrendamiento y, en su caso, por sus prórrogas el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.
— Que se haya constituido el depósito obligatorio en concepto de fianza al que se refiere la Ley de arrendamiento urbanos a favor de la Comunidad Autónoma de Extremadura.
— Que el contribuyente no tenga derecho durante el mismo período impositivo a deducción alguna por inversión en vivienda habitual.
— Que ni el contribuyente ni ninguno de los miembros de su unidad familiar sean titulares del pleno dominio o de un derecho real de uso o disfrute de otra vivienda situada a menos de 75 kilómetros de la vivienda arrendada.
— Que la suma de las bases imponibles general y del ahorro no sea superior a 19.000 euros en tributación individual o a 24.000 euros en caso de tributación conjunta.

Por nacimiento o adopción de un hijo

El contribuyente puede deducir 270 euros por cada hijo nacido o adoptado en 2017, siempre que siempre que hayan convivido con el contribuyente ininterrumpidamente desde su nacimiento o adopción hasta el final del periodo impositivo. Se deduce en el ejercicio en el que se produzca el nacimiento o adopción y en los dos posteriores.

El importe total de deducción se aplicará cuando la suma de las bases liquidables general y del ahorro sea inferior a 23.000 euros en tributación individual o a 37.000 en tributación conjunta. Si esa suma está comprendida entre 23.000 y 25.000 euros en tributación individual o entre 37.000 y 40.000 en tributación conjunta, el importe y límite de la deducción se reducen tras aplicarles el porcentaje obtenido con la siguiente fórmula:

— En tributación individual: 100 x {1 – [(base liquidable general + base liquidable del ahorro – 23.000) /2.000]}
— En tributación conjunta: 100 x {1 – [(base liquidable general + base liquidable del ahorro – 37.000) /3.000]}

Deducción por familia numerosa

Quienes a 31 de diciembre de 2017 tuvieran el título de familia numerosa expedido por el órgano territorial competente, pueden deducir 300 euros  (categoría general) o 600 euros (categoría especial). La suma de base liquidable general y del ahorro no puede superar estos límites:

— En caso de familia numerosa de categoría especial, 30.000 euros en tributación individual o 50.000 en tributación conjunta.
— En caso de familia numerosa de categoría general, 25.000 euros en tributación individual o 40.000 en tributación conjunta.

No obstante, en este último caso, cuando la suma de la base liquidable general y de la base liquidable del ahorro esté comprendida entre 26.000 y 30.000 €, en tributación individual o entre 46.000 y 50.000 € en retribución conjunta, los importes y límites de deducción corrientes se reducen tras la aplicación del porcentaje obtenido mediante las siguientes fórmulas:

— En tributación individual: 100 x {1 – (base liquidable general + base liquidable del ahorro – 26.000) / 4.000]}
— En tributación conjunta: 100 x {1 – (base liquidable general + base liquidable del ahorro – 46.000) / 4.000]}

La aplicación de esta deducción es compatible con la deducción por nacimiento o adopción de un hijo.

Deducción por cantidades destinadas a la adquisición de primera vivienda habitual por contribuyentes de edad igual o inferior a 35 años

Los contribuyentes de edad igual o inferior a 35 años a 31 de diciembre de 2017 podrán deducir el 5% de las cantidades satisfechas por la primera adquisición de vivienda habitual, excepto la parte correspondiente a intereses. Se requerirá que la suma de la base imponible general y de la base imponible del ahorro no sea superior a dos veces el indicador público de renta de efectos múltiples o IPREM (en 2017, 7.519,59 x 2 = 15.039,18 euros), tanto en tributación individual como conjunta.

Deducción por obras en la vivienda habitual

Se podrá deducir el 20% por las obras de conservación o mejora de la calidad, sostenibilidad y accesibilidad en la vivienda habitual, realizadas en el año 2016 y siempre que la suma de la base liquidable general y del ahorro no sea superior a 25.000 euros en tributación individual o 40.000 euros en conjunta. La base de la deducción estará constituida por las cantidades satisfechas, mediante tarjeta de crédito o débito, transferencia bancaria, cheque nominativo o ingreso en cuenta en entidades de crédito.

No darán derecho a la deducción las cantidades satisfechas mediante entregas de dinero de curso legal. La base máxima de esta deducción será de 5.000 euros. Cuando concurran varios contribuyentes declarantes con derecho a practicar la deducción respecto de una misma vivienda, la base máxima anual de deducción se ponderará para cada uno de ellos en función de su porcentaje de titularidad en el inmueble. No darán derecho a practicar esta deducción:

— Las obras que se realicen en plazas de garaje, jardines, parques, piscinas e instalaciones deportivas y otros elementos análogos.
— Las inversiones para el aprovechamiento de fuentes de energía renovables en la vivienda habitual a las que resulte de aplicación la deducción prevista en la letra o del apartado uno del artículo cuarto de esta ley.
— La parte de la inversión financiada con subvenciones públicas.

Será requisito para la aplicación de esta deducción la identificación, mediante su número de identificación fiscal, de las personas o entidades que realicen materialmente las obras.

Deducción por nacimiento o adopción de hijos

El nacimiento o adopción de un hijo da lugar a una deducción en los siguientes términos: En la declaración conjunta de los progenitores: 300 euros. En la declaración individual, cada uno de los progenitores podrá deducir 150 euros.

Deducción por alquiler de vivienda habitual

Régimen general: los contribuyentes pueden deducir el 10%, hasta un máximo de 300 euros anuales (600 en declaración conjunta) de las cantidades satisfechas en el período impositivo, siempre que se cumplan algunos de los siguientes requisitos:

— Tener treinta y dos años o menos a 31 de diciembre de 2017.
— Haber estado en paro durante 183 días o más durante el ejercicio.
— Tener un grado de discapacidad igual o superior al 65%.

Además, se han de cumplir las siguientes condiciones: la base imponible total, menos el mínimo personal y familiar no puede ser superior a 20.000 euros anuales. En caso de tributación conjunta el límite se incrementa hasta 30.000 euros anuales. Las cantidades satisfechas en concepto de alquiler han de exceder del 10% de los rendimientos netos del sujeto pasivo. Una misma vivienda no puede dar lugar a la aplicación de un importe de deducción superior a 600 euros.

Familias Numerosas: en el caso de las familias numerosas las personas contribuyentes pueden deducir el 10%, hasta un máximo de 600 euros anuales, de las cantidades satisfechas en el período impositivo, siempre que en la fecha de devengo del Impuesto ( 31 de diciembre de 2017) cumplan los requisitos siguientes: la base imponible total, menos el mínimo personal y familiar no puede ser superior a 20.000 euros anuales. En caso de tributación conjunta el límite se incrementa hasta 30.000 euros anuales. Las cantidades satisfechas en concepto de alquiler han de exceder del 10% de los rendimientos netos del sujeto pasivo. Una misma vivienda no puede dar lugar a la aplicación de un importe superior a 600 euros.

Los contribuyentes deben identificar al arrendador de la vivienda haciendo constar su NIF en la correspondiente autoliquidación. Se debe poder justificar documentalmente el cumplimiento de los requisitos legales.

Deducción por el pago de intereses de préstamos para los estudios de máster y doctorado

Los contribuyentes pueden deducir el importe de los intereses pagados en 2017 correspondiente a los préstamos concedidos a través de la Agencia de Gestión de Ayudas Universitarias e Investigación para la financiación de estudios de máster y doctorado. Se debe poder justificar documentalmente el cumplimiento de los requisitos legales.

Deducción por familia numerosa

El contribuyente con quien convivan los restantes miembros de la familia numerosa podrá aplicar una deducción de 246 euros, siempre que la base imponible total, menos el mínimo personal y familiar, no supere la cuantía de 18.900 euros en tributación individual y 31.500 euros en tributación conjunta.

Cuando los restantes miembros de la familia numerosa convivan con más de un contribuyente, el importe de la deducción, en caso de tributación individual, se prorrateará por partes iguales en la declaración de cada uno de ellos. Cuando alguno de los cónyuges o descendientes a los que se compute para cuantificar el mínimo por descendiente, tenga un grado de discapacidad igual o superior al 65%, la deducción anterior será de 492 euros. Esta deducción se incrementará en 410 euros por cada descendiente, a partir del cuarto inclusive, a los que sea de aplicación el mínimo por descendiente.

Cuando el contribuyente carezca de cuota íntegra autonómica suficiente para aplicarse el total de la deducción en el período impositivo en el que genere el derecho a la misma, el importe no deducido podrá aplicarse en los 3 períodos impositivos siguientes hasta agotar, en su caso, el importe total de la deducción. En caso de no poder agotarse, se podrá solicitar el abono de la cantidad que reste por aplicar. Para poder aplicar esta deducción ha de estarse en posesión del documento acreditativo, expedido por el órgano competente de la Comunidad de Castilla y León.

Deducción por nacimiento y adopción de hijos

Por el nacimiento o adopción de hijos en 2017 que generen el derecho a la aplicación del mínimo por descendiente, podrán deducirse las siguientes cantidades, cuando la base imponible total, menos el mínimo personal y familiar, no supere 18.900 euros en tributación individual y 31.500 euros en tributación conjunta: 710 euros si se trata del primer hijo, 1.475 euros si se trata del segundo hijo y 2.351 euros si se trata del tercero o sucesivos.

Las cantidades anteriores se duplicarán en el caso de que el nacido o adoptado tenga reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33%. Si el reconocimiento de discapacidad fuera realizado con posterioridad al período impositivo del nacimiento o adopción y antes de que el menor cumpla 5 años, se practicará deducción por los mismos importes señalados más arriba y en el período impositivo en que se realice dicho reconocimiento.

Cuando el contribuyente carezca de cuota íntegra autonómica suficiente para aplicarse el total de la deducción en el período impositivo en el que genere el derecho a la misma, el importe no deducido podrá aplicarse en los 3 períodos impositivos siguientes hasta agotar, en su caso, el importe total de la deducción. En caso de no poder agotarse, se podrá solicitar el abono de la cantidad que reste por aplicar. Cuando ambos progenitores o adoptantes tengan derecho a la aplicación de la deducción, su importe se prorrateará por partes iguales. Las cuantías referidas a nacimiento, adopción o discapacidad se incrementarán en un 35% para los contribuyentes residentes en municipios de menos de 5.000 habitantes.

Deducción para el fomento del emprendimiento

1. Los contribuyentes podrán deducirse el 20% de las cantidades invertidas durante el ejercicio en la adquisición de acciones o participaciones como consecuencia de acuerdos de constitución de sociedades o de ampliación del capital en sociedades anónimas, limitadas o laborales cuando la sociedad destine la financiación recibida a proyectos de inversión realizados en el territorio de Castilla y León.

2. Darán derecho a aplicarse esta deducción las adquisiciones de acciones o participaciones por importe mínimo del 0,5% y máximo del 45% del capital de la sociedad, que se mantengan en el patrimonio del adquirente al menos tres años. El importe máximo de la deducción será de 10.000 euros.

3. La aplicación de esta deducción requerirá que las sociedades respecto de las que se adquieran acciones o participaciones incrementen en el año en que se realice la inversión o en el ejercicio siguiente y respecto del año anterior:

— Su plantilla global de trabajadores, en términos de personas/año regulados en la normativa laboral, y mantengan esta plantilla al menos tres años, y/o el número de contratos suscritos con trabajadores autónomos económicamente dependientes de la sociedad, y mantengan estos contratos al menos tres años, y/o el número de personas que se incorporen al régimen de trabajadores por cuenta propia y que tengan el carácter de familiares colaboradores de titulares de acciones o de participaciones, considerando que han de mantenerse las altas señaladas durante, al menos, tres años.

La inversión máxima del proyecto de inversión al que se refiere el apartado 1 de este artículo que es computable para la aplicación de la deducción será la que resulte de sumar los siguientes importes:

— 100.000 euros por cada incremento de una persona/año en la plantilla.
— 50.000 euros por cada contrato con trabajadores autónomos económicamente dependientes de la sociedad.
— 50.000 euros por cada alta de trabajadores por cuenta propia que tengan el carácter de familiares colaboradores (recogido en el artículo 35 de la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del trabajo autónomo).

4. La deducción prevista en el apartado 1 anterior también será de aplicación a las adquisiciones de acciones o participaciones de sociedades cuyo único objeto social sea la aportación de capital a sociedades anónimas, limitadas o laborales cuyo domicilio social y fiscal se encuentre en Castilla y León, siempre que se cumplan las siguientes condiciones:

— Que la sociedad cuyas acciones y participaciones se adquieran utilice en el plazo de seis meses la financiación recibida para aportar capital a una sociedad anónima, limitada o laboral cuyo domicilio social y fiscal se encuentre en Castilla y León. A estos efectos, los porcentajes establecidos en el apartado 2 anterior se computarán respecto del conjunto de la aportación de capital.
— Que la sociedad anónima, limitada o laboral citada en el apartado anterior cumpla el requisito de generación de empleo recogido en el apartado 3 anterior y no reduzca su plantilla de trabajadores en Castilla y León.

Para la práctica de la deducción regulada en este apartado será necesario obtener una certificación expedida por la entidad cuyas acciones o participaciones se hayan adquirido en la que se recoja el cumplimiento, en el periodo impositivo en el que se produjo la adquisición, de los requisitos relativos a:

— El destino de la inversión y, en su caso, la localización del domicilio social y fiscal, recogidos en los apartados 1 y 4.
— El porcentaje de capital adquirido y creación de empleo, recogidos en los apartados 2 y 3 y, en su caso.
— El destino de la inversión y el cumplimiento de las condiciones específicas, recogidos en el apartado 4.

Deducciones por adquisición de primera vivienda habitual para jóvenes en núcleos rurales

Los contribuyentes que, a 31 de diciembre de 2017, sean menores de 36 años y tengan residencia habitual en la comunidad de Castilla y León pueden deducir el 15% de lo satisfecho por la adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual, producida a partir del 1 de enero de 2005. Para ello:

— Debe tratarse de primera vivienda habitual. Se considera que el contribuyente adquiere su primera vivienda cuando no dispusiera ni hubiera dispuesto de ningún derecho de plena propiedad igual o superior al 50% sobre otra vivienda.
— Debe tener un valor, a efectos del impuesto que grave su adquisición, menor de 135.000,00 euros y estar situada en un municipio de Castilla y León que no tenga más de 10.000 habitantes (si tiene más de 3.000, debe distar más de 30km de la capital de la provincia). Este requisito deberá cumplirse en el momento de la adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual. En los supuestos de construcción de vivienda habitual, este requisito deberá cumplirse en el momento en el que se realice el primer pago de los gastos de las obras o, en su caso, la primera entrega de cantidades a cuenta al promotor de la vivienda.
— Debe ser de nueva construcción o su rehabilitación debe calificarse como protegible.
— La base imponible total, menos el mínimo personal y familiar del contribuyente, no puede exceder de 18.900 euros en tributación individual, o 31.500 euros en conjunta.

La base máxima de la deducción es de 9.040 euros, y estará constituida por las cantidades satisfechas para la adquisición o rehabilitación de la vivienda, incluidos los gastos y, en el caso de financiación ajena, la amortización, los intereses, el coste de los instrumentos de cobertura del riesgo del tipo de interés variable de los préstamos hipotecarios. La aplicación de esta deducción requerirá que el importe comprobado del patrimonio del contribuyente al finalizar el período de imposición exceda del valor que arrojase al comienzo del mismo, al menos en la cuantía de las inversiones realizadas sin computar los intereses y demás gastos de financiación. A estos efectos no se computarán los incrementos o disminuciones de valor experimentados durante el período impositivo por los elementos patrimoniales que al final del mismo sigan formando parte del patrimonio del contribuyente.

Deducción por alquiler de vivienda habitual para jóvenes

Los contribuyentes que, a 31 de diciembre de 2017, tuvieran menos de 36 años y cuya base imponible total general más la base imponible del ahorro, menos el mínimo personal y familiar, no supere los 18.900 euros, en tributación individual, o 31.500 euros, en conjunta, pueden deducir el 15% de las cantidades satisfechas como alquiler con un límite de 459 euros.

La deducción será del 20%, con un límite de 612 euros, cuando la vivienda habitual esté situada en cualquier municipio de Castilla y León que no exceda de 10.000 habitantes, o que no exceda de 3.000 habitantes si distan menos de 30 km de la capital de provincia.

Deducción por nacimiento o adopción de hijos

Los contribuyentes cuya base imponible general y del ahorro no supere los 27.000 euros en tributación invidual y 36.000 euros en conjunta, podrán deducir las siguientes cantidades por hijos nacidos o adoptados en el periodo impositivo: 100 euros en el caso de partos o adopciones de un solo hijo, 500 euros en el caso de partos o adopciones de dos hijos y 900 euros en el caso de partos o adopciones de tres o más hijos.

Deducción por familia numerosa

Los contribuyentes cuya base imponible general y del ahorro no supere los 27.000 euros en tributación individual o 36.000 euros en tributación conjunta, podrán deducirse de la cuota íntegra autonómica las siguientes cantidades:

— Familias numerosas de categoría general: 200 euros.
— Familias numerosas de categoría especial: 400 euros.

Las deducciones serán de 300 y 900 euros, respectivamente, cuando alguno de los cónyuges o descendientes, a los que sea de aplicación el mínimo personal y familiar del impuesto, tenga acreditado un grado de discapacidad igual o superior al 65 % y generen el derecho a la aplicación del mínimo por discapacidad establecido en la legislación estatal del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Deducción por alquiler de vivienda habitual por menores de 36 años

Se deduce el 15% de las cantidades satisfechas por el arrendamiento de la vivienda que constituya o vaya a constituir su residencia habitual en Castilla-La Mancha durante el período impositivo, con un máximo de 450 euros, y el 20% con un máximo de 612 euros, en los siguientes supuestos:

— Cuando el contribuyente tenga su domicilio habitual en un municipio de Castilla-La Mancha de hasta 2.500 habitantes.
— Cuando el contribuyente tenga su domicilio habitual en un municipio de Castilla-La Mancha con población superior a 2.500 habitantes y hasta 10.000 habitantes, que se encuentre a una distancia mayor de 30 kilómetros de un municipio con población superior a 50.000 habitantes.

Para la aplicación de la deducción será necesario:

— Que, a la fecha de devengo del impuesto, el contribuyente tenga su residencia habitual en Castilla-La Mancha y sea menor de treinta y seis años.
— Que la suma de la base imponible general y la del ahorro del contribuyente menos el mínimo por descendientes no supere la cuantía de 12.500 euros en tributación individual y 25.000 euros en tributación conjunta.
— Que en la autoliquidación del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas se consigne el número de identificación fiscal del arrendador de la vivienda.
— Que se haya presentado la autoliquidación por el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, modalidad de transmisiones patrimoniales onerosas.

Deducción por alquiler de vivienda habitual

Los contribuyentes menores de 35 años, cuya suma de la base imponible general y del ahorro sea inferior a los 22.000 euros, en tributación individual, o 31.000 euros, en conjunta, pueden deducir el 10% del alquiler, con un límite de 300 euros anuales (600, si tributan conjuntamente y uno de los declarantes cumple los requisitos descritos), siempre que dicho alquiler exceda del 10% de la renta del contribuyente.

Por la adquisición de acciones y participaciones sociales de entidades nuevas o de reciente creación

Las cantidades invertidas en la adquisición de acciones nuevas o ampliaciones de capital de sociedades mercantiles que tengan la característica de Pymes revistiendo la forma de Sociedad Anónima o Sociedad de Responsabilidad Limitada (incluyendo en ambos casos las laborales) podrán ser deducidas por el 15% del valor invertido y hasta un límite de 1.000 euros anuales. Los requisitos para acceder a esta deducción son:

— Que las acciones poseídas de la sociedad (la suma de las preexistentes y las adquiridas) no rebasen en ningún momento del año 2017 y los dos posteriores el 40% del capital de la misma. Para el cómputo se tendrá en cuenta las acciones poseídas por: contribuyente y su cónyuge y parientes por consanguineidad o afinidad hasta el tercer grado incluido.
— La participación adquirida debe mantenerse durante tres años.
— Que el domicilio social y fiscal de la sociedades esté en Cantabria, tanto en 2017 como en los dos ejercicios posteriores.
— Que desarrollen una actividad económica, excluyendo expresamente a las sociedades gestoras de patrimonio mobiliario e inmobiliario, criterio necesario en 2016 y los dos ejercicios posteriores.
— Si se trata de inversiones en sociedades nuevas, las mismas deben acreditar que dan trabajo al menos a una persona a jornada completa, con alta en Seguridad Social y residente en Cantabria, manteniéndose durante 2017 y los dos ejercicios posteriores. Si se trata de inversiones en sociedades ya constituidas la plantilla media del último año debe incrementarse al menos en una persona (a jornada completa, con alta en Seguridad Social y residente en Cantabria) y mantenerse la nueva plantilla al menos durante veinticuatro meses.
— Las inversiones en sociedades ya constituidas deben serlo en sociedades creadas en los tres años anteriores a la ampliación de capital.
— Durante 2017 y los dos ejercicios posteriores el contribuyente que realice la inversión no podrá ser trabajador de la sociedad ni desempeñar funciones ejecutivas o de dirección, aunque sí ser miembro del Consejo de Administración de la misma.
— Las operaciones de inversión deben formalizarse en escritura pública, detallando identidad del inversor y cantidad invertida.

Deducción por gastos de estudio

Los contribuyentes podrán deducirse por cada descendiente o adoptado soltero menor de 25 años, que dependa económicamente de él y que curse estudios universitarios o de ciclo formativo de tercer grado de Formación Profesional de grado superior fuera de la isla en la que se encuentre la residencia habitual del contribuyente, la cantidad de 1.500 euros.

La cuantía de la deducción será de 1.600 euros para los contribuyentes cuya base liquidable sea inferior a 33.007,20 euros. La deducción, que se aplicará en la declaración correspondiente al ejercicio en que se inicie el curso académico, tendrá como límite el 40% de la cuota íntegra autonómica.

Esta deducción no se aplicará cuando concurra cualquiera de los siguientes supuestos:
— Cuando los estudios no abarquen un curso académico completo o un mínimo de 30 créditos.
— Cuando en la isla de residencia del contribuyente exista oferta educativa pública, diferente de la virtual o a distancia, para la realización de los estudios que determinen el traslado a otro lugar para ser cursados.
— Cuando el contribuyente haya obtenido rentas en el ejercicio en que se origina el derecho a la deducción, por importe de 39.000 euros. En caso de tributación conjunta, cuando la unidad familiar haya obtenido rentas por importe superior a 52.000 euros.
— Cuando el descendiente que origina el derecho a la deducción haya obtenido rentas en el ejercicio por importe superior a 6.000 euros.

Cuando varios contribuyentes tengan distinto grado de parentesco con quien curse los estudios que originan el derecho a la deducción, solamente podrán practicar la deducción los de grado más cercano. En el caso de que dos o más contribuyentes tengan derecho a esta deducción y no opten o no puedan optar por la tributación conjunta, la deducción se prorrateará entre ellos.

Deducción por traslado de residencia de una isla a otra del archipiélago, por motivos de trabajo

Los contribuyentes que trasladen su residencia habitual de una isla a cualquiera de las demás islas del Archipiélago para realizar una actividad laboral por cuenta ajena o actividad económica, siempre que permanezcan en la isla de destino durante el año en que se produzca el traslado y los tres siguientes, podrán practicar una deducción de 300 euros.

Esta deducción se puede aplicar en el periodo impositivo en el que se produzca el cambio de residencia y en el siguiente, con el límite de la parte autonómica de la cuota íntegra procedente de rendimientos del trabajo y de actividades económicas en cada uno de los dos ejercicios en que sea aplicable la deducción. En caso de tributación conjunta, la deducción de 300 euros se aplicará por cada uno de los contribuyentes que traslade su residencia.

Sólo tendrá derecho a la deducción el contribuyente que haya obtenido rentas en el ejercicio en que se origina el derecho a la deducción, como máximo por importe de 39.000 euros. En caso de tributación conjunta, cuando la unidad familiar haya obtenido rentas por importe no superior a 52.000 euros.

Deducción por nacimiento o adopción de hijos

Los contribuyentes podrán deducirse por cada hijo nacido o adoptado en 2017: 200 euros, cuando se trate del primero o segundo hijo; 400 euros, cuando se trate del tercero; 600 euros, cuando se trate del cuarto y 700 euros, cuando se trate del quinto o sucesivos.

En caso de que el hijo nacido o adoptado tenga una minusvalía física, psíquica o sensorial igual o superior al 65%, siempre que dicho hijo haya convivido con el contribuyente ininterrumpidamente desde su nacimiento o adopción hasta el final del periodo impositivo, la cantidad a deducir será la que proceda de entre las siguientes, además de la que proceda por la aplicación del párrafo anterior: 400 euros cuando se trate del primer o segundo hijo que padezca dicha discapacidad y 800 euros cuando se trate del tercer o posterior hijo que padezca dicha discapacidad, siempre que sobrevivan los anteriores discapacitados.

Cuando ambos progenitores o adoptantes tengan derecho a la deducción y no opten por la tributación conjunta, su importe se prorrateará entre ellos por partes iguales. Sólo tendrá derecho a la deducción el contribuyente que haya obtenido rentas en el ejercicio en que se origina el derecho a la deducción, como máximo por importe de 39.000 euros. En caso de tributación conjunta, cuando la unidad familiar haya obtenido rentas por importe no superior a 52.000 euros.

Deducción por alquiler de vivienda habitual

Los contribuyentes podrán deducirse el 15% de las cantidades satisfechas en 2017, con un máximo de 500 euros anuales, por el alquiler de su vivienda habitual, siempre que se cumplan los siguientes requisitos:

— Que su base imponible general no sea superior a 20.000 euros en 2016. Este importe se incrementará en 10.000 euros, en caso de tributación conjunta.
— Que las cantidades satisfechas en concepto de alquiler excedan del 10% de las rentas obtenidas en el periodo impositivo.

Se debe declarar el NIF del arrendador, identificar catastralmente la vivienda y justificar el canon arrendaticio anual.

Deducción por gastos en libros de texto

Por gastos en libros de texto correspondientes al segundo ciclo de Educación Infantil, Educación Primaria, Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato y a los ciclos formativos de Formación Profesional específica, se deducirá de la cuota íntegra autonómica el 100% de los importes efectuados, por cada hijo que curse estos estudios y dé derecho a la aplicación del mínimo por descendientes, con los siguientes límites:

En declaraciones conjuntas, los contribuyentes para los que la suma de la base imponible general y la del ahorro, menos el mínimo del contribuyente y el mínimo por descendientes, sea:

— Hasta 10.000 euros: 200 euros, por hijo.
— Entre 10.000,01 y 20.000 euros: 100 euros, por hijo.
— Entre 20.000,01 y 25.000 euros: 75 euros, por hijo.

En declaraciones individuales, los contribuyentes para los que la suma de la base imponible general y la del ahorro, menos el mínimo del contribuyente y el mínimo por descendientes, sea:

— Hasta 6.500 euros: 100 euros, por hijo.
— Entre 6.500,01 y 10.000 euros: 75 euros, por hijo.
— Entre 10.000,01 y 12.500 euros: 50 euros, por hijo.

Para beneficiarse de esta deducción, la suma de la base imponible general y la del ahorro, menos el mínimo del contribuyente y el mínimo por descendientes, no puede superar los 25.000 euros, en tributación conjunta, y los 12.500 euros, en tributación individual. Si los hijos conviven con ambos padres y estos optan por la tributación individual, la deducción se prorrateará por partes iguales en la declaración de cada uno de ellos.

Deducción por arrendamiento de vivienda habitual por determinados colectivos

Los contribuyentes menores de 36 años, las personas con un grado de minusvalía física o sensorial igual o superior al 65% o con un grado de minusvalía psíquica igual o superior al 33%, y el padre o los padres que convivan con el hijo o los hijos sometidos a la patria potestad y que integren una familia numerosa podrán deducir, de la cuota íntegra autonómica, el 15% de los importes satisfechos en el período impositivo, con un máximo de 300 euros anuales, siempre y cuando se cumplan los siguientes requisitos:

— Que se trate del arrendamiento de la vivienda habitual del contribuyente, ocupada efectivamente por este, y que la duración del contrato de arrendamiento sea igual o superior a un año.
— Que se haya constituido el depósito de la fianza a favor del Instituto Balear de la Vivienda.
— Que, durante al menos la mitad del período impositivo, ni el contribuyente ni ninguno de los miembros de su unidad familiar sean titulares, del pleno dominio o de un derecho real de uso o disfrute, de otra vivienda distante a menos de 70 kilómetros de la vivienda arrendada, excepto en los casos en que la otra vivienda se encuentre ubicada fuera de las Illes Balears o en otra isla.
— Que el contribuyente no tenga derecho en el mismo período impositivo a ninguna deducción por inversión en vivienda habitual.

En todo caso, la aplicación de esta deducción exige que la base imponible total del contribuyente no supere el importe de 30.000 euros en el caso de tributación conjunta y de 18.000 euros en el de tributación individual. En caso de tributación conjunta, solo podrán beneficiarse de esta deducción los contribuyentes integrados en la unidad familiar que cumplan las condiciones establecidas en el apartado anterior y por el importe de les cuantías efectivamente satisfechas por estos. No obstante, en el caso de familias numerosas, los límites cuantitativos a que se refiere el párrafo anterior serán de 36.000 euros (tributación conjunta) y de 24.000 euros (individual).

Deducción por alquiler de vivienda habitual

Puede deducir el 10% del alquiler pagado en 2017 por su vivienda habitual, con un máximo de 455 euros, siempre que la base imponible no exceda de 25.009 euros, en declaración individual, ni de 35.240 euros, en conjunta y que las cantidades satisfechas en concepto de alquiler excedan del 10% de la base imponible.

El porcentaje de deducción sube al 15% (con el límite de 606 euros) en caso de alquiler de vivienda habitual en el medio rural (en suelo no urbanizable, según la normativa vigente en el Principado de Asturias o en suelo de cualquier tipo en concejos de menos de 3.000 habitantes).

Deducción por familia numerosa

Los contribuyentes que, a 31 de diciembre de 2017, tengan el título de familia numerosa y cuya base imponible no supere los 25.009 euros, en tributación individual, ni los 35.240 euros, en conjunta, pueden deducir 505 euros (para la categoría general) y 1.010 euros (para la categoría especial). El contribuyente solo puede deducir mientras conviva con el resto de la unidad familiar. Si más de un contribuyente tiene derecho a la deducción y hacen declaraciones individuales, la deducción se prorrateará por partes iguales.

Deducción por adquisición de libros de texto y material escolar

Puede deducir el importe destinado a la adquisición de libros de texto para sus descendientes, que hayan sido editados para Educación Primaria y Educación Secundaria Obligatoria, así como las cantidades destinadas a la adquisición de material escolar para dichos niveles educativos con los siguientes límites:

En las declaraciones conjuntas, los contribuyentes para los que la cantidad resultante de la suma de la base imponible general y de la base imponible del ahorro se encuentre comprendida en los tramos que se indican a continuación podrán deducirse hasta las siguientes cuantías:

— Hasta 12.000 euros: 100 euros por descendiente.
— Entre 12.000,01 y 20.000,00 euros: 75 euros por descendiente.
— Entre 20.000,01 y 25.000,00 euros: 50 euros por descendiente.

En las declaraciones individuales, los contribuyentes para los que la cantidad resultante de la suma de la base imponible general y de la base imponible del ahorro se encuentre comprendida en los tramos que se indican a continuación podrán deducirse hasta las siguientes cuantías:

— Hasta 6.500 euros 50 euros por descendiente.
— Entre 6.500,01 y 10.000,00 euros 37,50 euros por descendiente.
— Entre 10.000,01 y 12.500,00 euros 25 euros por descendiente.

En el supuesto de contribuyentes que formen parte de una unidad familiar que, a 31 de diciembre de 2017 ostente el título de familia numerosa, el importe máximo de la deducción será de 150 euros en declaración conjunta y 75 en declaración individual. Sólo tendrá derecho a esta deducción el contribuyente cuya base imponible no resulte superior a 12.500 euros en tributación individual ni a 25.000 euros en tributación conjunta. La deducción corresponderá al ascendiente que haya satisfecho las cantidades destinadas a la adquisición de los libros de texto y del material escolar. Cuando exista más de uno, la deducción se prorrateará por partes iguales. La deducción establecida en este apartado deberá minorarse, por cada descendiente, en la cantidad correspondiente a las becas y ayudas percibidas en el período impositivo procedentes del Principado de Asturias o de cualquier otra Administración Pública que cubra la totalidad o parte de los gastos por adquisición de los libros de texto y material escolar.

Deducción por adquisición de abonos de transporte público

Se pueden deducir los gastos de adquirir abonos de transporte público de carácter unipersonal y nominal, incluidas las cuotas para el uso de sistemas públicos de alquiler de bicicletas, con el límite de 50 euros. Esta deducción se podrá aplicar una vez entre en vigor el reglamento que establezca las condiciones de su acceso, control y comprobación.

Deducción por inversión en acciones o participaciones sociales de nuevas entidades o de reciente creación

Se podrá aplicar una deducción del 20% de las cantidades invertidas durante el ejercicio en la adquisición de acciones o participaciones sociales como consecuencia de acuerdos de constitución de sociedades o de ampliación de capital en las sociedades mercantiles que reúnan determinades condiciones. La deducción se aplica solo sobre la cuantía que supere los 50.000 euros anuales (cantidad que ya se beneficia de deducción en la normativa estatal). La deducción máxima es de 4.000 euros. La aplicación de esta deducción está sujeta al cumplimiento de los requisitos y condiciones previstos en el artículo 68.1 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, y también a los siguientes:

— La entidad en la que debe materializarse la inversión deberá tener su domicilio social y fiscal en Aragón.
— El contribuyente podrá formar parte del consejo de administración de la sociedad, sin que, en ningún caso, pueda llevar a cabo funciones ejecutivas ni de dirección ni mantener una relación laboral con la entidad objeto de la inversión.

Deducciones por inversión en vivienda habitual por las personas jóvenes

Los contribuyentes pueden deducir el 3% de lo pagado en 2017 por la adquisición o rehabilitación de la vivienda que constituya o vaya a constituir su residencia habitual (sobre una base máxima de 9.040 euros anuales) siempre que:

— Sean menores de 35 años a 31 de diciembre de 2017. En caso de tributación conjunta, tendrá que serlo al menos uno de los cónyuges o, en caso de familia monoparental, el padre o la madre.
— La suma de sus bases imponibles general y del ahorro no supere los 19.000 euros en tributación individual o los 24.000 en tributación conjunta.
— Que la adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual se iniciara tras el 1 de enero de 2003.

Esta deducción es incompatible con la de inversión en vivienda habitual protegida.

Deducción por alquiler de vivienda habitual

Los contribuyentes menores de 35 años a 31 de diciembre de 2017 pueden deducir el 15% de lo pagado en 2017 por el alquiler de su vivienda habitual, con un máximo de 500 euros anuales, siempre que:

— La suma de su base imponible general y del ahorro no supere los 19.000 euros en tributación individual o los 24.000 en conjunta.
— Se acredite la constitución del depósito obligatorio de la fianza a favor de la Comunidad Autónoma de Andalucía, según la normativa autonómica.
— El contribuyente identifique al arrendador de la vivienda y su NIF en la declaración.

En tributación conjunta, el requisito de la edad debe cumplirlo, al menos, uno de los cónyuges o, en el supuesto de familias monoparentales, el padre o la madre.

 

El resto de deducciones autonómicas puede consultarse en este enlace de la OCU.

  • Eslang

    Por Eslang

    Se escribe con e. Se nos da mejor contar historias que ponernos nombre.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo