Creadores

Ricardo Cavolo: “En los ‘guilty pleasures’ lo único ‘guilty’ es renegar de algo que te gusta”

'100 películas sin las que no podría vivir':

· Así se llama el último libro del ilustrador Ricardo Cavolo

· De 'Viaje a la luna' a 'El renacido', pasando por 'Toy Story'

'100 películas sin las que no podría vivir':

· Así se llama el último libro del ilustrador Ricardo Cavolo

· De 'Viaje a la luna' a 'El renacido', pasando por 'Toy Story'

De pequeño decidió que quería ser negro e incluso investigó si podía hacerlo de forma legal -las letras de los raperos Public Enemy y la película Haz lo que debas (Spike Lee, 1989) tuvieron algo que ver en ello-. La Nochevieja más épica que recuerda fue aquella en la que descubrió Con faldas y a lo loco (Billy Wilder, 1959) y formar parte de la pandilla de los T-Birds es su sueño desde que vio por primera vez Grease (Randal Kleiser, 1978). Como ya hizo en 100 artistas sin los que no podría vivirRicardo Cavolo (Salamanca, 1982) realiza en 100 películas sin las que no podría vivir (Lunwerg Editores) una radiografía de sí mismo a través de las cintas que han marcado su vida.

Clásicos como Casablanca, referentes generacionales como Los Goonies, sagas como Harry Potter, americanadas como American Pie o biopics como El lobo de Wall Street están incluidas en este diario cinematográfico que aúna ilustraciones y textos con anécdotas, opiniones personales y sensaciones sobre las películas.

Entre otras personas, le dedicas el libro a Martin Scorsese, ¿qué ha supuesto para ti?

Desde pequeño fui disfrutando el cine con películas mucho más sencillas y fáciles de llegar, pero con las películas de Martin Scorsese realmente descubrí que el cine me podía dar muchos momentos de diversión, felicidad y entretenimiento. Desde niño me obsesionaban las películas de italoamericanos, mafias y gangsters, y Scorsese siempre lo ha sabido hacer a las mil maravillas.

Uno de los nuestros (Martin Scorsese, 1990)

Lo que vuelvas en este libro son tus amores cinematográficos, independientemente de su consideración por la crítica.

Sí, este no es un trabajo sesudo, es un trabajo de corazón. He incluido películas como American Pie, por ejemplo, junto con otras de Billy Wilder.

Este no es un trabajo sesudo, es un trabajo de corazón”

Ricardo Cavolo

En el prólogo mencionas el nivel de esnobismo que se estilaba en la facultad de Bellas Artes, donde parecía que no podía haber nada más allá de Hitchcock, nouvelle vague o cine clásico japonés. ¿Alguna vez te has avergonzado de tus gustos?

No. Sí es cierto que cuando era más joven tenía más reparo en decir que me gustaba un determinado tipo de película, como todo el mundo (a no ser que tuvieras una autoestima maravillosa, que no era mi caso). Ahora, sin embargo, soy un firme defensor de que cuanto mayor sea el espectro de cosas que te gustan, más enriquecedor será. Quien solo disfrute con películas de terror, genial, pero se está perdiendo otras cosas muy interesantes.

Entonces supongo que el concepto guilty pleasure te dará bastante rabia.

El guilty pleasure es una convención social, no existe. Es una etiqueta creada por la sociedad a raíz de ciertas pautas que se nos han marcado sobre lo que mola y lo que no, y ahora más aún con las redes sociales. Desde el momento en el que estás disfrutando, el guilty se borra. Si estás seguro o convencido de que a ti lo que te gusta es eso, tira para adelante. Lo único guilty es renegar de algo que te gusta.

El guilty pleasure es una convención social, no existe”

Ricardo Cavolo

Mencionabas antes American Pie, pero en el libro también hablas de Big Fish no justificándote, pero sí reconociendo que puede ser “curioso” que esa película esté ahí porque “quizá no es tan buena para los estándares de la historia del cine como Casablanca o El padrino“. ¿Alguna película se te ha quedado fuera por el qué dirán?

Es que Big Fish no está al nivel de otras películas, pero a mí me ha marcado de manera especial. Una película, para que te llegue, no tiene por qué ser la mejor de la década. Las películas, como el arte en general, te llegan por algo en concreto: te tocan la conexión divertida, la triste, la melancólica… La que tengas en ese momento. Conectan contigo independientemente de su calidad. Evidentemente, si encima la película está bien hecha, la conexión es mucho mayor, como en el caso de Con faldas y a lo loco. Lo bueno es que tanto los productores, directores y actores como los que vemos la cinta somos conscientes de ello. No esperamos ver una película de 11 nominaciones a los Oscar cuando vemos una película como American Pie.

ricardo-cavolo-2

Dices que Chaplin fue tu amigo imaginario mucho tiempo, ¿qué te aportó?

Chaplin fue el primero que me acercó al cine de manera consciente. En los años 80, los domingos por la tarde en La 2 ponían películas de Chaplin y verlas se convirtió en mi dinámica. Chaplin es un personaje tanto para adultos como para niños: el niño lo disfruta porque empatiza perfectamente con él y con sus gestos y los adultos lo disfrutamos por el niño que llevamos dentro. Chaplin es la mejor entrada al cine que puede tener un niño.

Chaplin fue el primero que me acercó al cine de manera consciente”

Ricardo Cavolo

Fuiste un niño introvertido que pasaba mucho tiempo solo, ¿crees que hubieras desarrollado igual tu faceta artística de no haber sido así?

Nunca se sabe, pero creo que no. Hago lo que hago, de la manera en la que lo hago y sigo siendo quien soy por el niño que fui. Con 7 u 8 años era una persona un poco introvertida, solitaria, iba un poco a mi aire, y si hubiera sido otro tipo de niño es muy posible que hiciera otro tipo de trabajo. Eso es positivo porque lo que hago, lo hago de verdad, sale desde dentro de mí.

Tu padre te llamaba Jamfry, castellanizado, por Humphrey Bogart. Supongo que ellos fueron los que te inculcaron el amor por el cine, ¿no?

Sí, pero mi padre tampoco se puso como meta adoctrinar a su hijo en el buen cine como tampoco lo pretendió con el arte cuando me enseñó a pintar. Fueron dándome pildoritas. Al igual que se sentaban conmigo a ver Chaplin y conecté con él, también veía otras películas hechas expresamente para gente de mi edad. Por ejemplo, me flipaba Batman, que aparece dos veces en este libro.

ricardo-cavolo-3

¿Ha habido alguna Nochevieja más épica que esa en la que descubriste Con faldas y a lo loco?

No sé si más épica o no, pero desde luego esa es de la que mejor recuerdo tengo. No me gustan mucho esas fiestas, me dan pereza, y el hecho de estar solo viendo la película después de todo el jaleo me gustó e hizo que entrara en la película de un modo especial.

Si sabes las 100 películas que conectan con una persona, sabes hacer un perfil de esa persona”

Ricardo Cavolo

¿Por qué piensas que este libro puede interesar?

No creo que con el libro le descubra a prácticamente nadie ninguna película nueva. Aparte del disfrute visual de un libro ilustrado, la intención es trazar el perfil de una persona a través de 100 películas, como anteriormente hice con 100 canciones. Si sabes las 100 películas que conectan con una persona, sabes hacer un perfil de esa persona. También es una manera de compartir mis vivencias personales y lo que se me pasa por la cabeza.

¿Crees que alguna película de las que has seleccionado ha envejecido mal?

En su momento no había demasiadas películas como Seven y quizá hoy no tiene el mismo impacto que Uno de los nuestros, que aunque hayan pasado 30 años sigue siendo una locura. Pero bueno, Seven tiene que estar ahí conmigo por el cariño y no por lo que supone para la historia del cine.

La última película que incluyes en el libro es El renacido (2014), de Iñárritu. ¿Hay alguna película reciente que te hubiese gustado incluir?

Quizá por lo que me hizo sentir en el cine, Dunkerque. No recuerdo haber sentido algo así en una sala desde hace mucho tiempo, me dejó muy roto. Aparte de que soy muy fan de Christopher Nolan. De hecho, la penúltima que incluyo en el libro es Interstellar.

Ricado Cavolo_foto bio

El ilustrador Ricardo Cavolo.

  • Cecilia Marín

    Por Cecilia Marín

    Periodista. Dúctil y resolutiva. Una vez maté una cucaracha tirándole la guía telefónica encima. Todo en mí son grandes ideas. Nadie ha dicho si buenas o malas.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo

Los inicios de las estrellas pop

Que no, la homeopatía no te cura

¿Planeta o plástico?

¿Sabes qué es la plumofobia?

Las paradas del metro de Madrid, en imágenes

Héctor o Tito: ¿Cuál es El bambino?

LGTB+: ¿qué hace el Congreso por ellos?

Cuánto sabe de Suecia Viva Suecia

Cultura
Popular

¿De verdad es esa Shakira?: Los primeros videoclips de la divas pop

Leer noticia
Siguiente noticia

Cono
cer

Otro artículo para recordar que no, que ni la homeopatía ni las pseudociencias te curan

Leer noticia
Siguiente noticia

Cread
ores

La portada de junio de la revista National Geographic es de las que hace pensar

Leer noticia
Siguiente noticia

Identi
dades

Por qué hay que acabar con la plumofobia

Leer noticia
Siguiente noticia

Vida

Dos amigos están ilustrando aquello que se nos viene a la cabeza en cada estación

Leer noticia
Siguiente noticia

Cultura
Popular

Héctor o Tito: ¿quién es El Bambino? Adivina estos apodos reguetoneros

Leer noticia
Siguiente noticia

Polí
tica

El 53% de las iniciativas de los diputados aún siguen en trámite

Leer noticia
Siguiente noticia

Festiv
ales

Sometemos a Viva Suecia a un examen sobre el país nórdico

Leer noticia
Siguiente noticia