Lo que siente un eurofan al ver Eurovisión 2017 con un cuñado | eslang

Lo que siente un eurofan al ver Eurovisión 2017 con un cuñado

"¡¿Pero cómo que Conchita?! ¡Si tiene barba!". Eurovisión 2014 y la confusión cuñada. Foto: Wikipedia Commons.

Con cuñado nos referimos a 'pacón', 'julián', 'gañancete'...

  • Cada vez que diga 'todo esto es política' te debe, moralmente, una caña

Ver Eurovisión con un cuñado puede ser una experiencia intensa, de esas que te marcan de por vida. Ya sabes que tendrás que enfrentarte a una serie de preguntas y afirmaciones que te dejarán noqueado. ¡Pero no te preocupes! En Eslang pensamos en ti, por eso hemos elaborado una guía para que estés preparado y puedas enfrentarte a los comentarios más casposos de la noche. Prepara tus armas, saca la purpurina… ¡y que nada arruine tu festival!

El comentario que abrirá la velada será todo un clásico: “La pasta que costará participar en esto… ¡con la crisis que hay!”. Vale, gratis no es. Participar en Eurovisión conlleva unos gastos, pero estos suponen muy poco comparado con lo que cuesta comprar los derechos de los partidos de fútbol de la Selección, los de la Champions o los de los Juegos Olímpicos, eventos por los que el cuñado medio suspira.

via GIPHY

“Bueno, ¡a ver si ganamos y salimos a pitar!”. What? Tendrás que explicarle a tu cuñado que esto no funciona así y que si España gana Eurovisión no es necesario salir con el coche dando bocinazos con las ventanillas bajadas al grito de “¡oé, oé, oé, oéeee!”, que como mucho uno se va a Chueca a celebrarlo con los amigos y ya.

via GIPHY

¿Y qué pasa con el que gana? ¿Se lleva alguna copa? Pues hombre, si estamos hablando de alcohol, sí, creemos que les invitan a unos cuantos copazos cuando acaba el show. El ganador recibe, simplemente, el prestigio de haber ganado el festival… ¡para que luego digan que los eurofans son superficiales! Además, por otra parte, te cae el marrón de que tu país sea el anfitrión y tenga que organizar la próxima edición. Eso sí, ser el vencedor te llena muchísimo profesionalmente hablando, si no que se lo pregunten a Massiel. Bueno, mejor no.

via GIPHY

Los presentadores. Ellos también serán objeto de la incontrolable lengua del pacón on fire. Que por qué hablan en inglés, que vaya pelos y que eso con los comentarios de Manolo Lama y Manu Carreño resultaría mucho más emocionante y divertido. “Claro, y con los de La Veneno también sería lo más”, piensas tú.

via GIPHY

Si haces alguna referencia a los ensayos de las actuaciones previos a la gala, que seguiste con entusiasmo e ilusión, el cuñado te mirará como un bicho raro al mismo tiempo que disparará: “¿Los ensayos?, ¿viste los ensayos?… ¡menudo friki!”. Y lo dice él, que todos los días sigue en las noticias los entrenamientos de su equipo de fútbol favorito. Si estás preparado para el ataque, díselo. Si eres más del show must go on, permanece en silencio y continúa viendo la gala como si nada.

via GIPHY

El escote de la cantante de algún país del Este. Será lo que centre toda la atención de nuestro querido gañán. Mientras que tú comentas la escenografía, la realización, la iluminación y la coreografía que acompaña a la representante del país correspondiente, él se fijará en sus tetas y poco más. Aportará como dato de valor a la candidatura española eso de “yo le he hubiese puesto un vestido que enseñase un poco más, que ya sabes que en la tele la carne vende (risa-pícara-más-codazo-cómplice)”.

via GIPHY

Durante las puntuaciones prepárate para las frases de cabecera que son un must del cuñadismo eurovisivo: “Bah, esto es todo política” o “¡Claro, como los países del Este (otra vez) se votan entre ellos…!”. Ya, pereza. Ponte tú ahora a discutir eso con tu cuñado y a abrir el debate sobre los votos. Si estás preparado para desencadenar la guerra y quieres perderte las puntuaciones, lanza un ataque del tipo: “Mira, y el fútbol, ¿qué?, que es todo pasta y fichajes estrella que corren según les paguen”. Si prefieres seguir con emoción, paz y armonía las votaciones, sonríe, asiente y dale otra cerveza.

via GIPHY

En definitiva, vivir Eurovisión rodeado de eurofans es lo mejor que puedes hacer para disfrutar de la experiencia al máximo. Ellos te entenderán y podrás comentar hasta la última mecha del pelo de tu representante en Europa. Eso sí vale twelve points.

  • Fran Patiño

    Fran Patiño

    Me encanta la comunicación en todas sus formas. Tenía una relación estable con mi tele, pero le fui infiel con internet. Lo mismo te hablo de Gran Hermano que de política y actualidad. Al fin y al cabo... ¡la vida es un reality show!

Aquí habrá comentarios