Empezó como youtuber, pero ya es performer. Soy una pringada se ha metido en el 'show bisnes' pero bien. Dj, tertuliana de programas de televisión y, al fin y al cabo, influencer, atesora una buena legión de fans -también de haters, qué le vamos a hacer- y algunos de ellos tienen mucho arte. Como ya ocurría con otras musas como Amarna Miller o Rosalía, los ilustradores que enseñan su arte en Instagram le rinden homenaje. ¡Mira que retratazos!