Así es el café más fuerte del mundo: una 'bomba' de cafeína con peligro para la salud | eslang

Así es el café más fuerte del mundo: una ‘bomba’ de cafeína con peligro para la salud

El Black Insomnia tiene 702 miligramos de cafeína por cada 355 mililitros:

  • Una lata de Coca-Cola apenas llega a los 47 miligramos
  • La ingesta excesiva de cafeína puede llevar a la muerte de una persona

Por lo general, los españoles nos ‘dopamos’ con una o dos tazas de café cada mañana. La cafeína nos activa durante el trabajo y hace que permanezcamos atentos a cualquier orden de nuestro jefe. Aún así, hay veces en las que ni esos ‘chutes’ sirven. Con esa premisa nació (seguramente) la marca Black Insomnia Coffee, un café que casi dobla la cantidad diaria recomendada de cafeína para una persona.

Esta cifra puede parecer fría; sin embargo, cuando observamos el contenido de cafeína de algunas bebidas que tomamos cuando tenemos que hacer frente al sueño, la realidad se pinta de otra manera. El Black Insomnia contiene 702 miligramos de cafeína por cada 355 mililitros cuando, por ejemplo, una lata de un refresco de cola cualquiera tiene “solo” entre 23 y 47 miligramos.

Tal es su magnitud que incluso una bebida energética no le llega ni a la suela de los zapatos. Si los 114,5 miligramos de cafeína por cada 355 mililitros de un Red Bull son capaces de darte alas, imagínate lo que te puede hacerte este curioso café. Lo mínimo, mandarte a la estratosfera.

coffee

 

Puede parecer muy tentador probar una taza de este energético café, pero las consecuencias podrían ser fatales para aquellos que no estén acostumbrados a rondar los 400 gramos de cafeína diarios, límite recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esta cifra, no obstante, no detiene a las compañías en su afán de buscar el café con la mayor densidad de cafeína del mercado. Junto a Black Insomnia hay otras marcas como Death Wish, Biohazard, Killer Coffee, Banned Coffee o Shock Coffee que están comercializándose hoy en dia. Muchas de ellas, disponibles a través de Amazon.

Pero no es baladí el dato. Está demostrado que, a partir de los 500 miligramos de cafeína, una persona puede desarrollar trastornos físicos y psicológicos tales como insomnio, dolor de estómago, jaquecas, irritabilidad, nerviosismo, ansiedad, taquicardias e, incluso, arritmias. Este compuesto, además, puede convertirse en una adicción tan fatal como la de algunas drogas. En el CIE-10, el principal manual de clasificación de enfermedades de todo el mundo, se catalogan diversos trastornos extremos debido a la dependencia a la cafeína, que pueden derivar en depresión o esquizofrenia.

Aún sabiendo de estos peligros, las intoxicaciones por sobredosis de cafeína siguen estando presentes en la sociedad, sobre todo en los jóvenes. En 2015, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) registró más de 1.600 casos, de los cuales, dos tercios eran adolescentes de 18 años o menos. Además, en diciembre de 2011 una joven estadounidense llamada Anais Fournier, de 14 años de edad, falleció a causa de la ingesta de dos latas de Monster, una conocida marca de bebidas energéticas. A raíz de este caso, la FDA anunció que iba a investigar cinco de las muertes asociadas con la propia marca.

Sin embargo, rozar la muerte con la cafeína no es fácil. Según la OMS, habría que consumir entre 150 y 200 miligramos por kilo, lo que se correspondería a 11, 25 gramos de cafeína para una personas de 75 kilos. Es prácticamente imposible. Con el Black Imsomnia, esto se traduciría en beber, de seguido, 35 litros de café. El problema se agrava, como ocurría con la joven Anais, cuando la persona en cuestión sufre problemas cardíacos previos o heredados. “Estas bebidas muchas veces están dirigidas a adolescentes sin responsabilidad. Son trampas mortales para jóvenes en desarrollo, como mi hija”, explicaba su padre.

  • Eslang

    Eslang

    Hablar de uno mismo sin parecer idiota es más difícil que elegir nick para el Messenger… sin parecer idiota. Buscamos historias, vivimos en las redes, nos pringamos con lo importante, nos reímos de lo solemne.

Aquí habrá comentarios