"Es falso el mito que dice que hablar del suicidio sirve de aliciente a personas con ideas suicidas" | eslang

“Es falso el mito que dice que hablar del suicidio sirve de aliciente a personas con ideas suicidas”

(Foto: Ian Espinosa/Unsplash)

El 10 de septiembre es el Día Internacional para la Prevención del Suicidio:

  • 3.602 personas se quitaron la vida en España en 2015; esto es, 10 personas cada día

3.602 personas se quitaron la vida en España en 2015, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística. O dicho de otra forma, y para entender de manera más clara esta dramática cifra, 10 personas se suicidan cada día en nuestro país. Además, otras 200 lo intentan. Este domingo 10 de septiembre se celebra el Día Internacional para la Prevención del Suicidio, una jornada que desde 2003 está dedicada a visibilizar este grave problema social y concienciar a la población de que el suicidio se puede prevenir.

“Es falso el mito que dice que hablar del suicidio sirve de aliciente a personas con ideas suicidas”, asegura José Manuel Dolader, fundador de la Asociación La Barandilla y promotor del teléfono contra el suicido. Al contrario: lo que este colectivo reivindica es la necesidad de dotar de visibilidad a las personas con ideas suicidas y sus familias, ya que, aseguran, el índice de muertes por suicidio “se puede rebajar con campañas de prevención”.

Para ello, es necesaria la realización de protocolos de actuación sobre suicidios “en la sanidad, en las fuerzas de seguridad en general, en los colegios, etc” , así como realizar campañas de comunicación “al igual que se hace con la violencia de género o con los accidentes de trafico”.

Teléfono contra el suicidio

A tal efecto, la asociación La Barandilla tiene previsto poner en marcha a finales de año un teléfono contra el suicidio que sirva de apoyo a aquellas personas que crean que tienen en su ámbito más cercano a una persona con ideas autolíticas. Estará atendido las 24 horas por profesionales de la salud mental en toda España y pretende, tras este primer contacto telefónico, poner en contacto a la persona que pide ayuda con las entidades y servicios profesionales más cercanos a su domicilio.

De igual manera, desde este 10 de septiembre el Teléfono de la Esperanza ha activado el número móvil 717 003 717 para ayudar a prevenir el suicidio. Con ese objetivo la ONG inaugura esta línea telefónica bajo la campaña Rompe el silencio para concienciar a las administraciones de la necesidad de elaborar programas de atención y, por otra parte, animar “a cuantos se sienten perseguidos por el fantasma de suicidio para que ‘rompan el silencio’ y compartan su dolor”.

Internet y el suicidio

Desde 2002 la Organización Mundial de la Salud recomienda que se dé visibilidad al suicidio, que se hable de él con normalidad y nos alejemos del concepto de “efecto llamada”. Por ello, cada vez son más los medios de comunicación, empresas, asociaciones y personajes públicos o particulares que siguen estas directrices. Facebook, que lleva más de 10 años trabajando en la prevención del suicidio en todo el mundo, ha presentado este mes una nueva sección dentro del Centro de Seguridad llamada Bienestar en internet tanto para solicitar ayuda propia como para personas que crean que otro puede estar atravesando un momento difícil.

ssi-search2

La empresa de Zuckerberg es consciente de su alcance y con este tipo de acciones pretende ayudar a muchas personas que lo necesiten. Así, en esta sección se agrupan una serie de recursos y herramientas, consejos y sugerencias de los pasos a seguir para mejorar la situación propia o de la persona a la que se está atendiendo.

Precisamente a través de redes sociales, servicio que sobre todo utilizan los jóvenes, hay muchas personas que intentan dar visibilidad a este problema. La bloguera Milly Smith subió recientemente dos fotografías juntas a su cuenta de Instagram: una, con aspecto demacrado; la otra, con buena cara y sonriente. Las dos estaban encabezadas por el mismo rótulo: SUICIDAL (suicida). ¿La razón? Alertar a todo el mundo del peligro que supone asociar una determinada imagen al suicidio, y pensar que algunas personas no se van a suicidar porque no responden a un perfil estereotipado.

Tw: talk of suicidal tendencies. . “You don’t look suicidal”… I remember these words coming from the Dr’s mouth right after I’d just told him that I was having thoughts of suicide. I remember in that moment my 14 year old self felt invalidation, dumb and embarrassed; something no one in that mindset should have to feel. I left feeling confused, what was I supposed to look like? A bottle of pills in one hand and a suicide note in the other? Those words nearly cost me my life, that judgment, those stupid stupid words. . I remember the night just last year that I spiralled and overdosed in my living room. I remember thinking to myself “I can’t get help, I don’t look suicidal, I don’t fit the bill, they’ll laugh at me”. I remember thinking I must have looked the part, must have been wearing the suicidal costume properly when I woke up in Resus as all around me were concerned, worried and sad faces. By then this could have been too late, i might not have been there to see those sad faces if my partner hadn’t of saved my life. . This, this is the danger of thinking mental health has a ‘face’,a ‘look’. This is how stigma, ignorance and judgement towards mental health/suicide affects those who are poorly. . In both these photos i’m suicidal, perhaps not in the same way but on both of these days I had suicidal thoughts racing around. . Stop the judgment. Stop the stigma.

Una publicación compartida de Milly Smith (@selfloveclubb) el

Smith, que tiene 23 años, utiliza sus redes sociales para fomentar el amor por uno mismo y hablar sin tapujos de las enfermedades mentales. “‘No pareces suicida’… Recuerdo estas palabras saliendo de la boca del médico justo después de decirle que estaba pensando en suicidarme”, relata la joven. “Recuerdo que en ese momento mi yo de 14 años se sintió inválido, mudo y avergonzado; algo que nadie con eso en mente debería sentir”, afirma. “Me fui muy confundida, ¿cómo se suponía que tenía que parecer suicida? ¿Con un frasco de pastillas en una mano y una nota de suicidio en la otra? Esas palabras casi me cuestan la vida, ese prejuicio y esas estúpidas palabras”, rememora.

Smith cuenta cómo tiempo después intentó suicidarse. “Recuerdo que pensé: ‘No puedo conseguir ayuda, no parezco suicida, no encajo en el perfil, se reirán de mí’. Recuerdo que luego pensé que debía haberme puesto correctamente el traje de suicida, porque me desperté en reanimación y todos a mi alrededor estaban preocupados y con caras tristes”, dice. “Para entonces podría haber sido demasiado tarde, no habría estado allí para ver esas caras tristes si mi pareja no me hubiera salvado la vida. Este es el peligro de pensar que la salud mental tiene un “rostro”, una “mirada”. Así es como el estigma, la ignorancia y los prejuicios respecto a la salud mental/suicidio nos afectan”, advierte.

“En ambas fotos soy suicida, quizás no de la misma manera, pero en ambos días tuve pensamientos suicidas revoloteando a mi alrededor”, asegura. “Detén el prejuicio. Para el estigma”.

Chronic illness doesn’t have a ‘look’. . In the left picture I’m in agony and I’ve just had my 4th dose of morphine, I haven’t slept properly in 48 hours and I’m sick of the hospital. . The photo on the right I’m in pain, I’ve had 2 doses of oral morphine, I’m exhausted yet I’m getting ready to go out. . Chronic illness/pain affects people differently day by day. I can cope with the exact same pain far better some days than I can others. Some days I feel the exhaustion in every breath but some days I feel a slight spring to my step. . Some days I scream in pain waiting for morphine into my veins and some days I take some paracetamol and go for a walk. . You can’t judge how much or how little someone is suffering or how severe their illness is by looking at them. Someone deciding they are going to battle against their illness and have fun doesn’t mean theyre not in pain or were over exaggerating before. Be kind. Show love and sympathy. To my fellow spoonies

Una publicación compartida de Milly Smith (@selfloveclubb) el

  • Eslang

    Eslang

    Hablar de uno mismo sin parecer idiota es más difícil que elegir nick para el Messenger… sin parecer idiota. Buscamos historias, vivimos en las redes, nos pringamos con lo importante, nos reímos de lo solemne.

Aquí habrá comentarios