El 'Papa' Donald Trump: ¿en qué se parecen 'The young pope' y el presidente de EE.UU.? | eslang

El ‘Papa’ Donald Trump: ¿en qué se parecen ‘The young pope’ y el presidente de EE.UU.?

  • Laura Martín
  • Diana Rengel
  • Ignacio Correa

Cuando eres una estrella puedes hacer lo que quieras”

Donald Trump

trum_pope

Poderosos, autoritarios, contradictorios, polémicos y agresivos. Pero también camaleónicos, rompedores, magnéticos e impredecibles. Uno, un Papa ficticio creado por Paolo Sorrentino, Pio XIII, y el otro, un empresario aupado a Presidente de los Estados Unidos por el miedo y los traumas de su pueblo, Donald Trump. Ambos seres de diferentes realidades que se presentan como disruptores en dos sistemas tan rígidos y enraizados como la Iglesia católica y la política estadounidense.

Si bien habitan mundos distintos (uno real y otro imaginario), sí coinciden en una época, la actual, en la que la imagen y la comunicación son instrumentos claves. Mientras que Trump pelea con los medios convencionales y utiliza sus plataformas personales en redes sociales para comunicar y hacerse oír, Lenny Belardo (aka Pio XIII) directamente se oculta de ellos. “Ya no damos entrevistas. Nuestras únicas entrevistas son con Dios”. Y aunque ambos renieguen de los medios tradicionales, estos les buscan, los convierten en el centro de sus miradas. Y es que tiene razón el personaje de Jude Law cuando dice: “Dales misterio y los tendrás enganchados”.

Santo Padre, eres tan apuesto como Jesús, pero no eres Jesús”

Cardenal Voiello

voiello_repu

Si el partido republicano fuese un hombre tendría grandes gafas, las cejas despeinadas y una pasión irrefrenable por el Nápoles de Maradona o Higuaín. Angelo Voiello sería sin duda ese hombre. El brillante secundario ideado por Sorrentino ronda, asesora e influye al Papa. O al menos lo intenta, porque Pio XIII es de esos que prefieren hacer oídos sordos ante los consejos de su entorno. Una relación paralela a la que lleva Trump con su partido.

A lo largo de la serie, Voiello pasa de odiar y sabotear al Papa a considerarlo una obra del espíritu santo, el mismo viaje de un Partido Republicano que tras llevar dos legislaturas a la sombra, se resquebrajaba y dividía con la aparición del empresario neoyorkino en las elecciones, pero que tras su inesperada victoria se fue subiendo al siempre tentador carro del poder.

Santo Padre, gracias a usted puedo comenzar una revolución”

Primer Ministro italiano (The Young Pope)

ministro_hillary

Cuando se trata de Trump, su adversario queda claro: Hillary y su experiencia representan la vieja política, el establishment, pero también una continuación al progresismo de Obama. Si bien Lenny Belardo no tiene un antagonista único, llama la atención el duelo que entabla con el Primer Ministro Italiano cuando ambos se reúnen en visita oficial.

Mientras Jude Law encarna el conservadurismo que derrochan sus agresivas políticas, Stefano Accorsi (que interpreta al máximo mandatario italiano) le pasa por la cara la tendencia aperturista y desligada de la Iglesia que quiere para Italia. Finalmente, y como en el caso de Trump y Clinton, Pio XIII le hace pagar al Primer Ministro la osadía de su ataque evitando que la gente vote por él.

Serás un gran Papa, el Papa más querido de todos”

Sister Mary

sistermary

En todo cargo de poder hay siempre un escudero. Una mano derecha escogida por el líder. Pero no creáis que eso es la única similitud que comparten estos personajes. Si bien parece difícil establecer relaciones entre una tranquila monja y el estricto vicepresidente, ambos guardan ciertas características comunes además de sus cargos. Ambos representan la templanza ante las decisiones controvertidas y extremas de sus superiores. Eso sí, siempre sin poner en entredicho la imagen de lealtad inexpugnable que requiere el cargo que los dos desempeñan.

Tenías tanto miedo de mi extremismo que olvidaste lo obvio: los jóvenes siempre son más extremistas”

Cardenal Spencer

spencer_bannon

Les enseñaron lo que sabían, crecieron alimentados por su influencia pero como suele ocurrir, un día el alumno alcanzó su meta y acabó por distanciarse de su mentor. Las rutas del Cardenal Spencer (interpretado por James Cromwell) y el consejero ultraderechista Steve Bannon son paralelas.

Ambos ejemplifican el arquetipo de mentor/consejero que aúpa a su pupilo al poder. El problema es que una vez alcanzada la cima comienzan las discrepancias. Ninguno de los protagonistas principales quiere a nadie que pueda hacerles sombra. Pio XIII llega a considerarse por encima de Dios, dejando el egocentrismo de Trump en un acto casi de modestia, ya que el presidente estadounidense se limitó a rebajar la importancia de su consejero. “Yo soy mi propio estratega” afirmó.

Trump no tiene experiencia de gobierno. Pence tendrá mucho que hacer”

Chris Collins

ozolins

Es difícil para un egocéntrico escuchar como menosprecian su trabajo. Es otra coincidencia entre el Papa de Sorrentino y el actual presidente de Estados Unidos. Aguantaron que se les considerase ‘hombres de paja’ por su inexperiencia o por su corta edad, aunque a ninguno de nuestros protagonistas les tiembla el pulso a la hora de acallar las críticas. El personaje sin escrúpulos que representa Jude Law, optó por desterrar al Cardenal Ozolins, mientras que Donald Trump se limitó a lo habitual en él en estos casos: engrandecerse y devolver las críticas.

Aquí habrá comentarios