De la venta ambulante al uso del preservativo: las cuestiones más random de Congreso y Senado (Vol. I) | eslang

De la venta ambulante al uso del preservativo: las cuestiones más random de Congreso y Senado (Vol. I)

Pleno en el Congreso de los Diputados./ Fuente: Wikimedia Commons

En el Congreso no sólo se debaten leyes serias ni presupuestos del Estado:

  • A diputados y senadores también les mola plantear cuestiones más... llamativas

La teología y el racionalismo parecen ser los temas centrales de la conversación entre Aristóteles y Platón mientras un tristón y apesumbrado Diógenes parece maldecir, en voz baja, su soledad. Al mismo tiempo, un Sócrates cabizbajo parece estar preguntándose algo (y respondiéndose a sí mismo) y un ensimismado Pitágoras parece estar dándole vueltas a un triángulo.

Como el pintor Rafael en su obra ‘La escuela de Atenas’, todos nos imaginamos a filósofos y matemáticos griegos debatir, con gran sesudez y tesón, cuestiones muy importantes para el devenir de la humanidad; ya fuera en el Ágora de Atenas o en alguna tasca de entonces de la ciudad de los dioses.

Por motivos que no nos conciernen, en las Cámaras representativas españolas -Congreso de los Diputados y Senado- no se habla tanto de filosofía, pero sí de cuestiones muy serias e importantes para la sociedad actual: presupuestos, legislación, energía, corrupción, sanidad o problemas autonómicos, por poner algunos ejemplos.

Aun así, también hay espacio para cuestiones más random, más llamativas -y no por ello menos oportunas ni humorísticas, ojo-. A partir de la propuesta de Compromís de regular el tañido de los campanarios y así reducir la contaminación acústica, en Eslang hemos recopilado algunos de los temas más rarunos -al menos, para un servidor- que se han dado durante esta legislatura. Para tu gozo y disfrute, pasa y deléitate:

La despenalización de la venta ambulante

Paseamos por la Puerta del Sol de Madrid y vemos a numerosas personas vendiendo gafas de sol, camisetas de fútbol o bolsos. Todo de imitación. Lo mismo sucede en las calles más transitadas de otras ciudades españolas. Esta actividad es conocida como ‘top manta’, o venta ambulante. Y, desde 2015, es una actividad penada con hasta dos años de prisión.

Venta ambulante (o 'top manta') en Madrid./ Fuente: Wikimedia Commons
Venta ambulante (o ‘top manta’) en Madrid./ Fuente: Wikimedia Commons

El grupo parlamentario Podemos-En Comú Podem-En Marea busca, desde diciembre de 2016, que esta ocupación se despenalice. Según el grupo liderado por Pablo Iglesias, “la venta ambulante no representa un ataque a los bienes jurídicos protegidos por los delitos contra la propiedad intelectual e industrial”.

Para ellos, el Código Penal de hoy día “supone una regresión respecto a la regulación anterior y condena a personas migrantes en situación administrativa irregular a una suerte de muerte social”. ¿Y esto último por qué? Porque la existencia de antecedentes penales -que se puede dar con la venta ambulante- imposibilita el obtener una autorización de residencia temporal.

Esta proposición no de ley se encuentra a debate en el Congreso, al igual que la regularización del uso medicinal del cannabis.

El frío en una estación de Valencia

En enero de 2017, el diputado valenciano Joan Baldoví, de Compromís-Podemos-És el moment (integrado en el grupo Mixto), preguntaba al Gobierno sobre las incomodidades generadas por el frío en el vestíbulo de la estación Joaquín Sorolla, en Valencia.

Según Baldoví, el aumento de las medidas de seguridad y su consiguiente extremo de controles ha provocado que, desde 2015, pasajeros y trabajadores tengan que quitarse el abrigo al pasar el arco de control, situado en el vestíbulo. Y asegura: “Esta situación ocasiona grandes incomodidades a los usuarios y trabajadores dado que la sensación térmica durante los meses de invierno en ese lugar es prácticamente similar que estar en la calle”.

El diputado Joan Baldoví (Compromís) denunció las incomodidas por el frío que sufren pasajeros y trabajadores en el vestíbulo de la estación de AVE Joaquín Sorolla, en Valencia

El Gobierno no tuvo más remedio que confirmar que los vestíbulos de esta estación provisional de AVE carecen de calefacción pero que las pautas de seguridad deben ser las mismas para todas las estaciones. Eso sí, también asegura que ningún usuario ha reclamado formalmente tales incomodidades. ¿Será porque realmente no hace tanto frío o porque pasajeros y trabajadores son muy duros como para quejarse de cualquier inconveniencia climatológica? Quién sabe.

El uso medicinal de la marihuana

Que el cannabis -más conocido como marihuana- se utilizaba con fines medicinales (y no sólo recreativos, leche) era conocido hasta en la Antigüedad. De hecho, las medicinas tradicionales china e hindú ya utilizaban el cannabis -más conocido como marihuana- con fines medicinales (y no sólo recreativos, leche) para tratar enfermedades.

Durante los últimos años, Estados Unidos, Países Bajos o Alemania han aprobado leyes que permitían su uso terapéutico. Y en España, el grupo Ciudadanos anhela pertenecer a este grupo. Para ello, en febrero de 2017 presentó una proposición no de ley para regular el uso medicinal de los productos derivados del cannabis.

Planta de marihuana comercializada en Estados Unidos para fines terapéuticos./ Fuente: Wikimedia Commons
Planta de marihuana comercializada en Estados Unidos para fines terapéuticos./ Fuente: Wikimedia Commons

Su principal objetivo, según reza la propuesta, es “regular y facilitar el acceso a los tratamiento terapéuticos con cannabis, y derivados de éste, bajo estricta indicación y supervisión médica para aquellas patologías en las que haya demostrado eficacia”. En estos momentos, el tema se debate en el pleno del Congreso. Veremos a qué puerto (legal) llega la historia.

A vueltas con las puertas giratorias en España

Endesa elige a José María Aznar, Elena Salgado y Pedro Solbes. Turno para Gas Natural, que selecciona a Felipe González y Narcís Serra. Ahora, Telefónica: Rodrigo Rato, Eduardo Zaplana o, de nuevo, Narcís Serra. ¿En común? Grandes empresas y altos cargos de algún Gobierno español.

No hablamos de cómo Ash Ketchum elige a sus pokémons. Tampoco de cómo los equipos de la NBA eligen a jóvenes promesas en el Draft. Hablamos de las puertas giratorias, una práctica que lleva a altos cargos a una gran empresa privada después de haber pasado por el Gobierno (y haber tomado decisiones, supuestamente, trascendentales).

Podemos-En Comú Podem-En Marea presentó ante el Congreso de los Diputados, en septiembre de 2016, una proposición no de ley para regular esta práctico. Según ellos, porque estos movimientos política-gran empresa pueden repercutir “directamente a la hora de tomar decisiones sobre sectores estratégicos”.

El Congreso de los Diputados rechazó una proposición no de ley de Podemos que buscaba regularizar las puertas giratorias

¿Cómo quería hacerlo? De dos formas. Primero, con una normativa que prohíba de forma “absoluta y permanente” la ocupación en puestos de Consejos de Administración y/o de alta dirección en empresas que operen en sectores estratégicos del Estados a altos cargos. Y segundo, aumentando hasta los 10 años el periodo de carencia para que estos altos cargos puedan prestar servicios en entidades privadas que hayan resultado afectadas por las decisiones del político de turno.

Pero para Pablo Iglesias y compañía, el gozo se hundió en un pozo: la proposición fue rechazada por 78 votos a favor y 136 en contra (y 130 abstenciones). Pese a que los grupos opositores aseguraron estar de acuerdo con el problema de fondo, calificaron la propuesta de “chapuza panfletaria” (Ciudadanos) y de “iniciativa de trazo grueso” (PNV). Ya sabe Iglesias: tiene que hilar más fino.

‘Rufianesco’ total: cómo se fomenta el uso del preservativo

El diputado de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Gabriel Rufián es, sin lugar a dudas, uno de los protagonistas de la actual legislatura. Sus apariciones públicas, sus tuits sin pelos en la lengua o sus discrepancias parlamentarias con diferentes grupos han hecho de él una especie de showman político. También, gracias a algunas de sus sus preguntas al Gobierno. Por ejemplo, la que nos concierne.

Horas antes del comienzo del Día Internacional de la Acción contra el SIDA -que se celebra el 1 de diciembre-, Rufián le preguntaba al presidente Mariano Rajoy (PP) sobre los preservativos, un instrumento que ayuda a reducir las posibilidades de padecer esta enfermedad. En concreto, sobre las políticas llevadas a cabo por el Gobierno para fomentar su uso.

El diputado Gabriel Rufián durante su intervención./ Fuente: Congreso de los Diputados
El diputado Gabriel Rufián durante su intervención./ Fuente: Congreso de los Diputados

En un debate que apenas duró cuatro minutos, las respuestas generales del presidente no dejaron espacio a mayores discrepancias. Rajoy se limitó a exponer todos los planes públicos de prevención de enfermedades realizados por parte del Gobierno.

A pesar de los ‘dardos’ de Rufián (“Desde que usted es presidente, el presupuesto en la materia se ha reducido en un 70%”; “No estamos hablando de Bárcenas. Lo puede decir: condón, preservativo”; “Le proponemos que no se pague el mismo IVA por una suite de hotel que por un condón”), que el debate fuese a las nueve de la mañana no ayudaba: Rajoy no tenía ganas de líos. Bad!

Continuará…

  • Carlos Muñoz

    Carlos Muñoz

    Periodista de datos. O eso dicen las estadísticas. También soy escéptico, pero con un axioma vital: correlación no implica causalidad.

Aquí habrá comentarios