Festivales

Texxcoco: “¿Por qué se censuran los pezones femeninos y no los comentarios machistas?”

Hacer una entrevista con una cerveza canaria entre las manos hace que las conversaciones sobre censura, machismo o el tabú hacia los trastornos mentales se vuelvan ligeramente más digeribles. Disorder, el nuevo disco de Texxcoco, sale a la venta el 9 de marzo precedido por la polémica desatada por el videoclip Velvet Love, el tercer single de adelanto del álbum. Y todo por… mostrar pezones femeninos. ¡Herejía! ¡Cómo osan! Youtube censuró el vídeo de la banda canaria para restablecerlo a las pocas horas, dando lugar una vez más a un efecto Streisand que demuestra que hay que ser muuuy cautelosos con lo que se pretende borrar de la red.

Adriana Moscoso, cantante y letrista de Texxcoco, quería “invitar a la reflexión” y “normalizar esta situación ridícula y paternalista hacia el cuerpo de la mujer”, pero lo que empezó siendo una expresión de libertad acabó convirtiéndose en reivindicación. Ella y Joshua Delgado (bajo) -el resto de la banda la forman Héctor Pérez a la guitarra y Cristian Muñoz a la batería- nos reciben en las oficinas de Subterfuge para hablarnos de Texxcoco, y de paso les sometemos al cuestionario (anti)festivalero que tenéis en el vídeo.

Ya no queda nada para que saquéis vuestro nuevo disco, Disorder. El 9 de marzo es el día. ¿Qué expectativas tenéis?

Joshua: A la gente le va a molar. No se van a esperar mucho el contenido porque se nos ha dado a conocer por Velvet Love, el tema más brillante y suave del disco, pero el resto es bastante más cañero.

Adriana: Es un paso musical supergrande para nosotros. No hemos cambiado el rollo, pero hemos mejorado muchísimo como músicos. La gente suele creer que cuantos más discos sacas más te suavizas, pero para nosotros es todo lo contrario. Cada vez nos gusta más el ruido y la caña. Hemos ganado mucha identidad en los últimos dos años viviendo y girando juntos. Ya tenemos claro cuál es el sonido Texxcoco y qué es lo que queremos.

J: No nos ceñimos a una fórmula ni tenemos miedo de experimentar otras cosas. Este disco es una ruptura con todo, no nos asusta cambiar.

Entonces, ¿a qué va a sonar Disorder?

A: A los 90. Aunque tenga sus referencias de finales de los 70, es noventero.

En el disco habláis, entre otras cosas, de los trastornos mentales. En canciones como Depressure hacéis mención a la ansiedad principalmente. Cada vez se va hablando más de estos temas, pero siguen siendo bastante tabú.  

J: Al final son parte de nuestro día a día.

A: Estamos locos, nos reímos mucho, pero también tenemos una parte oscura que nos atormenta muchísimo. Mis letras van sobre todo de esa parte oscura, de cuando estás mal, no sabes por qué, no quieres estarlo, pero no puedes cambiarlo. O cuando no puedes dormir en tres días…

J: Hay otra canción llamada No control que habla de la falta de autocontrol que tenemos muchas veces.

A: De la impulsividad, de no tener frenos durante tres meses de tu vida y no parar de salir de fiesta. Es supernihilista el rollo.

Adriana es la que escribe las letras, ¿es una forma de terapia?

A: Total. Joshua me tiene prohibido ir al psicólogo porque como vaya se va a joder Texxcoco [risas]. Es broma. Me he dado cuenta de que componer es la única forma de terapia que me funciona, porque aunque hable con alguien siempre creo que esa persona me va a juzgar. Aún hay muchos prejuicios con las enfermedades o trastornos mentales.

J: La música a veces es el único medio que te queda. Cuando descubres ese poder de la música ya no puedes encontrar otro.

Otro tabú, en la vida real y en redes sociales, es el pezón femenino. Primero contadme un poco lo que queríais reivindicar en Velvet Love y ahora hablamos de la censura sufrida en Youtube.

A: Lo primero, liberar a la mujer de los estigmas sociales impuestos. Nosotras en ningún momento hemos opinado de lo que nos parece enseñar o no los pezones. Hay que acabar de una vez con la sexualización del cuerpo femenino, porque si en el vídeo hubieran salido los chicos de la banda sin camiseta no se hubiera armado el revuelo que se ha armado.

J: Al contrario, tendría 300 visitas el vídeo. Ha habido mucho hater y un machismo flipante.

A: En los comentarios había mucho odio, y eran casi todos de tíos. Me sorprende que gente de nuestra generación se ponga a hacer comentarios tan desagradables. Es muy feo. Dicen que no reivindiquemos cosas tan tontas como un pezón, ¡pero es normal que lo hagamos, si luego lo enseñamos y se lo toman mal! Me pone triste pensar que haya gente con tanto miedo a la sexualidad y al cuerpo humano.

J: Tan inútil no será reivindicar los pezones femeninos cuando han ido todos a dejar comentarios.

A: Nos llaman femizorras, femiestrechas… ¿Por qué Youtube no tiene un algoritmo que censure ese tipo de comentarios? ¿Por qué se censuran los pezones femeninos y no los comentarios machistas? El algortimo para censurar tetas existe, pero para censurar comentarios machistas y sexistas no.

¿Os imaginabais que esto podía pasar? 

J: Lo censuraron por lo menos diez días después de haber salido. El vídeo llegó a 32.000 visitas antes de ser censurado, y un día fuimos a mirar cuántas visualizaciones llevaba y de repente ya no estaba. Avisamos a la gente de Subterfuge y en menos de 24 horas estaba restablecido. Cuando lo revisaron se darían cuenta de que no había nada que pudiera ser objeto de censura. Nosotros en ningún momento buscábamos que nos censuraran el vídeo, han hecho la bola mucho más grande ellos solos.

A post shared by Texxcoco (@texxcoco) on

Compartisteis una foto en Instagram imitando las de Parental Advisory que ponía “Artistas Atención: en España se censura”. En España se censura, pero no solo música: se retiró de Arco la obra de Santiago Sierra Presos políticos, se ha secuestrado el libro de Fariña, se ha condenado a Valtonyc a tres años y medio de cárcel… ¿Qué opináis de lo que está pasando?

J: Lo nuestro es anecdótico comparado con lo que le ha pasado a Valtonyc. Es una tontería comparado con que te manden a la cárcel. Nadie debería ir a la cárcel por decir nada.

A: Parece que vivimos en una dictadura encubierta. Se está acabando con la libertad de expresión. Como artista, me da miedo que en algún momento hagamos alguna crítica y tenga una repercusión así. ¿En qué momento no se puede criticar algo desde el arte si el arte está para ello? El arte sirve como denuncia, como representación del momento que se vive.

¿Esas reivindicaciones las hacéis por una cuestión ideológica o también por cierta responsabilidad social como artistas? 

J: Un artista siempre tiene que estar comprometido con su tiempo, pero lo hemos hecho porque queríamos hacerlo. Queríamos hacer una expresión de libertad más que una reivindicación, pero se ha convertido en reivindicación porque ha faltado la libertad.

A: Es arte, nuestros vídeos son una extensión más del proyecto musical y es una forma de expresar todo.

Hay quien os acusaba, aparte de que hay “cosas más importantes que reivindicar”, como hemos hablado”, de frivolizar con el feminismo o subiros al carro, incluso. ¿Qué le diríais a quienes os tachan de oportunistas?

A: Esos son los típicos comentarios de machirulos de “el feminismo no es necesario”, que hablan desde la ignorancia porque claro que el feminismo es necesario. Y lo digo yo, que como cantante he sufrido actuaciones machistas, como que los técnicos siempre me infravaloren por el hecho de ser mujer. Pasa mucho, así que que digan y se lo tomen como quieran porque nuestra intención no es subirnos al carro de nada sino expresarnos.

J: Es un debate superviciado porque utilizan falacia tras falacia para odiar.

A: Cualquier cosa que lleve la firma de una mujer se va a descalificar siempre. Si el cantante hubiese sido Joshua y hubiera salido él en el vídeo con tías en tetas habría sido el puto amo, pero como somos nosotras las que salimos así ya nos llaman femizorras.

Eso, y también está lo de que si el grupo está integrado por mujeres ya lleve la etiqueta “música para chicas”.

A: Esa es otra. Durante toda mi vida me ha pasado. Siempre hay alguien que me pregunta: “¿Y tú qué haces, pop?”. ¿Es que las chicas no podemos hacer rock? Como si nunca hubieran existido rockeras: Joan Jett, Debbie Harry, Wanda Jackson, Kim Deal… ¡Muchísimas durante toda la historia!

J: Y ahora de repente se relaciona a la mujer con el pop o el folk. Es una imagen estereotipada, de la mujer entre algodón.

¿Cuáles son vuestros próximos pasos?

J: Ahora sacamos el disco e iremos sacando vídeos. El próximo no está grabado aún, pero tenemos una idea y sabemos por dónde queremos ir.

¿Volverá a generar tanta polémica como Velvet Love?

J: Iremos en otra línea, esto ha sido algo puntual. Velvet Love es un tema muy brillante porque tiene cierta inspiración en las tetas de una persona.

A: Velvet Love va mucho sobre lo que hablábamos de experimentar, sobre las distintas formas de amar, del amor que no es el usual. Cada canción es un concepto diferente y como tal trata una situación diferente.

J: Hay canciones que se prestan a hacer un vídeo convencional sin nada de polémica, no iremos buscando la polémica fácil. Hicimos el vídeo de Velvet Love porque nos dio la gana y haremos otros vídeo porque nos da la gana.

¿Cómo veis el futuro de Texxcoco?

A: Creo la vida de Texxcoco empieza ahora. Esto ha sido un entrenamiento y ahora va a pasar lo bueno. Esto es entrar en la vida adulta de manera muy guay.

J: Ahora toca trabajar mucho. No me puedo hacer una idea de cómo va a ser de loco el año que viene.

  • Cecilia Marín

    Por Cecilia Marín

    Periodista. Dúctil y resolutiva. Una vez maté una cucaracha tirándole la guía telefónica encima. Todo en mí son grandes ideas. Nadie ha dicho si buenas o malas.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo