De la A a la Z: diccionario de una beca de verano | eslang

De la A a la Z: diccionario de una beca de verano

En julio y agosto te toca pringar:

  • Bienvenido al mundo becario, ese al que se sabe cuándo se entra, pero no cuándo se sale

Olvida lo que aprendiste en clase de Conocimiento del Medio, Ciencias Naturales o cualquier otra asignatura de nombre random referida a la biología cuando estabas en Primaria. Los seres vivos hacen muchas más cosas que nacer, crecer, reproducirse y morir. Al menos, los humanos. Porque el arco argumental de la vida de una persona pasa inexcusablemente por cada una de estas fases:

La que aquí nos ocupa es la cuarta: LOS BECARIOS. ¿Eres tú (o has sido) uno de ellos? Entonces no olvides consultar este diccionario de una beca de verano que puede salvarte de más de un apuro o, al menos, ponerte sobre aviso de lo que vas a encontrar.

Aprendizaje

Inauguramos el abecedario con esta palabra tan de manual de autoayuda porque comenzar con acojono no es demasiado alentador. Aprender, de eso trata la vida. Y las becas, más aún. Pero a hacer se aprende haciendo, y aunque hayas conseguido salir indemne milagrosamente de todos los spoilers de Juego de Tronos, el de la letra U te lo vas a comer de frente: lo que has aprendido hasta ahora en la universidad no vale para NADA. Así que te toca abrir la mente, ser flexible y encontrar un equilibrio entre los conocimientos adquiridos y la metodología que se sigue en la que será tu escuela durante un verano entero. Una cosa es la teoría y otra la práctica, y si crees que exageramos, acuérdate de las encuestas.

Becarios

Lo de rivales en el campo y amigos en la vida real déjalo para Casillas y Xavi. Debes ser una persona competente, pero no considerar a tus homólogos como amenazas. Probablemente no os quedéis ninguno de los que estáis haciendo prácticas (sí, la vida duele), y teniendo en cuenta que vais a echar más horas en la oficina que un reloj, al menos aprovecha para hacer amigos. Te vendrán bien para hacerte la cobertura cuando necesites escaquearte al baño para dormir la resaca de la noche anterior.

Café 

Esta palabra viene envuelta en una dicotomía: si te tocan compañeros de trabajo majos, te invitarán a los cafés; si te tocan compañeros menos majos, los servirás tú. Eso sí: nunca, nunca, nunca tomes el café de la máquina. Lo harás porque eres joven e inexperto, pero te vas a arrepentir.

váter

Dignidad

Como ya sabrás por tu condición de becario, estás jodido. Para luchar por la dignidad de esta figura está, entre otros, la Oficina Precaria, organización que presentó hace unos meses una Proposición No de Ley en el Congreso para regular las condiciones de prácticas. A saber: limitar las becas a 500 horas anuales, establecer en seis las horas máximas diarias, limitar el número máximo de becarios al 5% de la plantilla y la obligación por parte de las empresas de remunerar a los becarios con, al menos, el Salario Mínimo Interprofesional. Ea.

Experiencia

Será la moneda de cambio con la que a buen seguro te paguen. Sí, ya sabemos que es una moneda bastante más devaluada que el dracma y no, la verdad es que no te sirve para pagar el alquiler, pero al menos harás curriculum, ¿no?

qué dices

Fotocopias

Junto a café, pronunciar las palabras “hacer fotocopias” cuando se habla de becarios es el equivalente a decir “sorpasso” en la jornada electoral o “Venezuela” en los discursos antipodemitas, pero la realidad no es tal, o al menos no debería. Nadie va a ponerte a hacer fotocopias. A no ser que hagas las prácticas en una copistería. Entonces sí.

Gratis

La palabra favorita de los españoles siempre que esa no sea la remuneración que percibimos. Por desgracia, muchísimas ofertas extracurriculares de prácticas en nuestro país se cobran a cero euros, como denunció hace unos meses el estudiante Eduardo Robaina. Entregó en el rectorado de la Complutense más de 76.000 firmas que había recaudado a través de change.org para exigir a la universidad que no aceptara prácticas sin remunerar en su bolsa de empleo. Aun no lo ha conseguido, pero ha logrado que las cinco universidades públicas de Madrid se reúnan para emprender acciones conjuntas y presionar para modificar el Real Decreto de Prácticas.

boom bitch

Hacienda

¡Oh, no! No tienes ni idea de cómo has pasado de ser un prepúber acneico a un adulto con obligaciones. ¿Declaración de la Renta? ¿Pero qué invento es esto? Don’t panic: si estás por debajo de los 22.000 euros (que va a ser que sí, ya que eso no lo cobra prácticamente ni el pringado que va a estar custodiándote todo el verano) estás exento de hacerla, pero OJO, porque puedes presentarla para percibir la devolución de las cantidades que te correspondan, si es que te corresponden. Yo ahí lo dejo, pero esto mejor consúltalo al año que viene con tu gestor que luego no quiero líos.

Inseguridad

“¿Pero qué hago yo aquí?”. Pensarás que no vales para esto, que te has equivocado de carrera y te plantearás dejarlo todo y empezar otra, pero NO LO HAGAS. Cuando te cambies de carrera y hagas prácticas volverá a pasarte LO MISMO. Es normal que al principio pienses que ese trabajo no es lo tuyo, pero poco a poco irás cogiendo confianza. Y si no, hijo, qué le vamos a hacer. El daño ya está hecho.

fail

Jefe

Dicen que el primer amor nunca se olvida, pero ojito con el primer jefe. Por lo general son especímenes más cercanos y menos hostiles de lo que puedes imaginar en un primer momento, al menos el que será tu superior inmediato. De momento ni sueñes con que el jefe supremo sepa tu nombre.

Kamikaze

Entiéndase kamikaze en el mejor sentido de la palabra. Explora, propón, haz y deshaz, no tengas miedo a cagarla. Para eso estás. Después de todo, ¿qué es lo peor que puede pasar? ¿Que te echen? ¡Si no estás contratado, tonto!

pedro-sanchez-selectividad

(Nunca es mal momento para introducir este gif en alguna parte)

Lecciones

En esta beca de verano aprenderás varias lecciones vitales que no vamos a adelantarte para no romper la magia de la incertidumbre, pero no todas serán profesionales. Qué intríngulis, ¿eh?

Mayo

El 8 de mayo se celebra el Día de los Becarios, una jornada dedicada a llamar la atención sobre la situación precaria que viven muchos de ellos. Lena Dunham aka Hannah Horvath lo explica mejor:

girls

Nervios

Es lógico que al principio vayas más tenso que un daltónico desactivando una bomba, pero poco a poco irás cogiendo confianza en ti mismo. Así que deja los nervios en casa, no vayas a verter el café.

Ñiñiñiñiñi

Lo que te darán ganas de responder cada vez que tu superior te corrija el trabajo, pero no puedes hacerlo porque él tiene experiencia y tú no, joven padawan. Así que acata con humildad las críticas constructivas que te hagan: para ellos corregirte no es cosa menor. O dicho de otra manera, es cosa mayor.

eye roll

Oportunidad

Sabes, puedes y vas a demostrarlo. Ser becario es una oportunidad de oro para aprender, pero también para demostrar lo que ya sabes hacer. Eres joven, savia nueva y un rostro fresco en la oficina. Puede que seas inexperto, pero tienes el ansia de la juventut y puedes aportar muchas cosas que tus compañeros ignoran, tal vez por apoltronamiento o tal vez por costumbre.

Precariedad

33 años y una experiencia en el sector de al menos 3,3 años. Ese es el perfil de trabajador más buscado por las empresas. ¿Quiere decir esto que te tocará saltar de beca en beca hasta llegar a la treintena? Es posible: según datos de la Seguridad Social, el número de becarios registrados es de 70.000, y esta cifra no ha dejado de crecer en los últimos años.

Quedarte

La esperanza de todo becario, o al menos la de todo becario de último curso, es que le contraten una vez terminan las prácticas. Si bien es cierto que las becas son la mejor garantía de acceder al mercado laboral, lo de quedarse es el equivalente a que Mario Casas salga vestido en una serie de televisión: en la mayoría de los casos, no sucede. Pero no te lo tomes como un fracaso, sino como una oportunidad: vete al extranjero a aprender algún idioma o explora otros campos profesionales. Quizá más tarde no puedas hacerlo.

Mario Casas

Remuneración

El sueldo de un becario debería ser al menos del 80% del IPREM, esto es, unos 450 euros, y la duración de su contrato entre 6 y 24 meses. Pero la realidad dista bastante de ello. Tanto es así que en 2012 la UE dio un toque de atención a España por las condiciones precarias que los estudiantes sufrían, situándonos a la cola de Europa.

Sueño

Lo que sentirás cada mañana cuando suene el despertador. Te preguntarás qué necesidad tenías tú de comenzar a trabajar desde tan joven, pero te recordamos que vives en un país con un 50% de paro juvenil. Queda claro, ¿no?

Trabajo sucio

Si eres periodista, picarás teletipos; si eres biólogo, harás las prácticas en una empresa de fabricación de salchichas llevando el control de calidad y adivina qué: nunca más volverás a comer salchichas. Aunque entra en frontal conflicto con la definición expuesta en el apartado A, a los becarios siempre les toca hacer el trabajo sucio. Y no nos digas que te pilla de sorpresa, ¿o es que ya has olvidado el Escándalo Lewinski? Con razón dicen que en este país no tenemos memoria histórica.

prada

Universidad

Ya se descubrió el pastel en la letra A, así que poco más nos queda por decir. La universidad te habrá aportado unos interesantes conocimientos teóricos que en el mejor de los casos te servirán para ganar quesitos jugando al Trivial, pero en la vida real el trabajo poco o nada tendrá que ver con lo que te han enseñado. (Nota para los alumnos de Periodismo de la Universidad Complutense: tranquilos, el tipómetro hace SIGLOS que se dejó de utilizar).

Vacaciones

¿Vacaqué? Este verano te quedas sin playa, así que tendrás que cambiar la música chill out del chiringuito por el ruido de la fotocopiadora, los mojitos por la botella de agua y el moreno por el blanco radiactivo. Eso sí, la chaquetilla échala por si refresca, no por la brisa marina, sino por el aire acondicionado, que suele estar a todo trapo.

What the fuck?

La pregunta que te harás la mayor parte de los días cuando te hagan un encargo. Asentirás con una amplia sonrisa fingiendo que has entendido a la perfección lo que quería cuando EN REALIDAD NO TIENES NI ZORRA DE LA MIERDA QUE TE ESTÁ CONTANDO. Al final, avisamos, te pillarán con el carrito del helado y tendrás que repetir el trabajo porque, obviamente, lo hiciste mal. Haber preguntao. 

wtf

X: una incógnita por despejar

Futuro, bonita palabra. Viendo cómo está el patio, nos atreveríamos a aventurar que esta no es la última beca que harás, pero nadie sabe lo que vendrá después. No te preocupes en exceso por ello, el tiempo pone todo en su lugar.

¿Ya?

La pregunta que te harás cuando estén firmándote la carta de recomendación. ¿Esto era todo? La beca se ha esfumado en un abrir y un cerrar de ojos y has absorbido como una esponja los conceptos que te han enseñado durante estos dos maravillosos meses. Cuando eches la vista atrás, recordarás este verano con verdadera nostalgia. Puede que no huelas un céntimo, pero los compañeros y amigos que te llevarás de este etapa no tendrán precio.

Zig-a-zig-ah!

spice-girls

You can do it!

  • Cecilia Marín

    Cecilia Marín

    Periodista. Dúctil y resolutiva. Una vez maté una cucaracha tirándole la guía telefónica encima. Todo en mí son grandes ideas. Nadie ha dicho si buenas o malas.

Aquí habrá comentarios