">

Cultura Popular

Siete cosas que ‘Star Wars: Los últimos Jedi’ hace bien y tres que hace mal

El Episodio VIII empieza a configurarse como una de esas pelis que amas u odias:

· Nos ha parecido bien que homenajee sin copiar, que sorprenda, sus heroínas...

· Nos ha parecido regular la ausencia de personajes LGTB+ y Benicio del Toro

Cada película de Star Wars es un acontecimiento mundial sin comparación. Después de la compra de Lucasfilm por parte de Disney (que recientemente también ha adquirido Fox y va camino de ser dueña absoluta de tu existencia si no lo es ya), la saga creada por George Lucas fue relanzada en 2015 con la primera parte de una nueva trilogía de secuelas, El despertar de la Fuerza, dirigida por J.J. Abrams. Como era lógico, la película se encontró con un éxito descomunal, pero también con un coro de detractores, que acusaron al creador de Perdidos de optar por la vía fácil, la de la nostalgia, y limitarse a hacer un refrito de las películas originales.

Para el Episodio VIII de la Saga Skywalker, Los últimos Jedi, Abrams cede la batuta a Brian Johnson (Looper), que deshace de un plumazo (de Porg) lo que hizo su predecesor, para llevar la franquicia hacia terrenos inesperados. Como sugiere Kylo Ren, el villano interpretado por Adam Driver, se trata de “dejar el pasado morir” para crear algo nuevo. Eso es lo que ha hecho Johnson con Los últimos Jedi, echar la vista atrás una vez más, decirle adiós al pasado, y centrarse en el camino que hay por delante. Un camino que llevará hacia el gran final dentro de dos años y posteriormente a una ya anunciada cuarta trilogía, supervisada por él mismo, que se centrará en personajes totalmente nuevos y viajará a rincones inexplorados de la galaxia.

Como era de esperar, este riesgo no ha sido recibido con el mismo grado de entusiasmo por el público. Entre otros motivos, que Los últimos Jedi pulverice las expectativas de los fans y esté llena de giros que llevan la historia por derroteros que no nos imaginábamos está dividiendo fuertemente a la audiencia. Yo soy de los que han disfrutado de lo lindo de esa montaña rusa de emociones, revelaciones y acontecimientos que es la película, y a continuación os ofrezco mis razones, así como también alguna que otra queja que espero que escuchen de cara al Episodio IX. Ahora bien, Los últimos Jedi está empezando a erigirse como una de esas películas que amas u odias, así que estos pros y cons podrán cambiar de columna según la relación de cada uno con la película. Os invitamos a reordenar la lista si os parece.

1. Bien: Homenajea sin copiar

Como decíamos, una de las mayores quejas de los fans con respecto a El despertar de la Fuerza fue que en realidad era una fotocopia de la primera película de la saga, Una nueva esperanza. Parte de la audiencia señaló con el dedo a Abrams por reproducir el esquema narrativo del Episodio IV para capitalizar la nostalgia, así que para su continuación, se ha buscado una estrategia distinta. En Los últimos Jedi también hay homenajes, guiños, cameos, y la película incluso puede recordar a El imperio contraataca en varios aspectos (hasta tiene su casi “Yo soy tu padre”), pero lo hace sin caer en el autoplagio, desafiando las normas y siempre con un ojo puesto en el futuro de la saga y las nuevas generaciones.

2. Bien: Visualmente es una locura

Esto se da tanto por hecho que quizá penséis que no hacía falta incluirlo en la lista, pero es que Los últimos Jedi es una gozada visual a otro nivel. Johnson se desmarca de El despertar de la Fuerza también en el apartado estético, dándole su propia personalidad cromática con énfasis en el rojo. Esto nos deja una de las batallas de sables de luz más impresionantes de toda la saga y una recta final en la nieve con planos de una belleza que pocas veces se ha visto en un blockbuster. Además, la película vuelve a fusionar equilibradamente lo digital y lo analógico, sacando el máximo provecho de los últimos avances sin dejar de recurrir a los animatronics y los efectos prácticos como en las películas antiguas.

 

star-wars-batalla

3. Mal: La duración

De acuerdo, entendemos que con tantas tramas y subtramas era necesario que el metraje de Los últimos Jedi fuera más extenso de lo normal. Pero aun así, con 150 minutos, se acaba haciendo demasiado larga. Sí, el clímax es impresionante y la película termina por todo lo alto, pero antes de llegar al desenlace, el ritmo se resiente y el cansancio después de tanto ajetreo puede pasar factura. No le habría venido mal un poco de tijera. En la parte del casino, por ejemplo, una trama que da buenos momentos, pero lastra mucho la historia.

4. Bien: Sorprende a cada paso que da

Puede que creas saberlo todo sobre Star Wars, puede que te imagines por dónde va a ir la cosa, pero Los últimos Jedi se las arregla para sorprender al más pintado. ¿Que piensas que un personaje es malvado? Pues resulta que no lo es. ¿Que parece que otro se va a redimir? Ja, que te lo crees tú. ¿Que crees que alguien ha muerto? Pues está vivo. ¿Que estás seguro de que otro no va a morir? Lo siento, también te equivocas. ¿Que te habías preparado para decir “¡Lo sabía!” cuando revelasen la identidad de los padres de Rey? ¯\_(ツ)_/¯ Queda claro, ¿no? Los últimos Jedi no lleva la historia hacia donde creíamos, derribando así las teorías fans más extendidas, y aunque esto ha enfadado a muchos, ha convencido a tantos otros por no quedarse estancada en lo mismo de siempre y plantear un futuro más incierto, y por tanto, más interesante. Ahora cualquier cosa puede pasar en el Episodio IX.

5. Bien: La despedida a Carrie Fisher

La muerte de Carrie Fisher a finales de 2016 nos dejó a todos desolados. La genial actriz y escritora falleció habiendo filmado todas sus escenas para Los últimos Jedi, pero quedaba saber cómo iban a justificar su ausencia en la siguiente película. Para nuestra sorpresa, Johnson no le da un final definitivo a la general Leia, aunque eso sí, sus escenas sirven como el homenaje y la despedida perfecta a la queridísima actriz. Imposible no derramar alguna lágrima viendo a nuestra Space Mom en pantalla, sobre todo durante su conmovedor reencuentro con Luke Skywalker.

Los últimos Jedi está empezando a erigirse como una de esas películas que amas u odias

6. Bien: Más protagonismo para Poe Dameron

El irresistible personaje interpretado por Oscar Isaac fue una de las mayores revelaciones de El despertar de la Fuerza. Originalmente, Poe Dameron iba a morir en el Episodio VII, así que nos alegramos de que tomaran la inteligente decisión de perdonarle la vida. La popularidad del carismático piloto ha llevado a que su protagonismo aumente considerablemente en Los últimos Jedi, donde comparte escenas muy memorables con Carrie Fisher y Laura Dern (la almirante Holdo), demuestra que tiene química con todo lo que se ponga por delante (humano o droide) y se luce como no pudo en la anterior entrega. Más Oscar Isaac siempre es mejor.

7. Mal: Benicio del Toro

El despertar de la Fuerza acertó prácticamente con todos sus nuevos personajes. Los últimos Jedi no tanto. De los nuevos fichajes, el personaje interpretado por Benicio del Toro es el peor, porque no aporta demasiado, y porque el tartamudeo que usa como recurso cómico ni es creíble, ni es gracioso. Se tenía que haber quedado en la sala de montaje.

8. Bien: Las heroínas

Afortunadamente, los fichajes femeninos sí son dignos de celebrar y la presencia de las mujeres en la saga continúa aumentando en abismal contraste con las anteriores trilogías. Por un lado, Kelly Marie Tran está genial como Rose Tico, uniéndose a Rey, Poe y Finn para seguir acentuando la multiculturalidad y crear nuevos iconos feministas dirigidos a la audiencia más joven. Por otro, Laura Dern brilla como siempre con su almirante Holdo, construyendo en muy poco tiempo un personaje redondo. Pero por encima de ellas sigue estando Rey, cuya relación con Luke Skywalker (Mark Hamill) y Kylo Ren es de los aspectos más estimulantes de la película. La intensa evolución psicológica de estos tres personajes vertebra la historia, mientras Rey sigue ejerciendo como símbolo del cambio en la nueva era de la saga.

9. Bien: El humor

Este es uno de los aspectos más polémicos de Los últimos Jedi. ¿Hay demasiados chistes? ¿Se ha marvelizado la saga con Disney? ¿Los Porgs son adorables o insoportables? El uso del humor en la película puede ser un punto en contra o a favor dependiendo de cada uno. En mi caso, creo que la comedia está bien empleada, se recurre a ella para romper la tensión en los momentos más acertados, y no llega a apoderarse del tono épico y más oscuro de la película. Un ejemplo del buen uso que se le da al humor sería el general Hux, interpretado por un sobreactuadísimo Domhnall Gleeson en la anterior película y aquí reinventado como villano patético con mucha gracia y autoconsciencia.

10. Mal: Sigue sin haber personajes LGBT+

El universo Star Wars es enormemente diverso, está repleto de criaturas de lo más variopinto y presenta un retrato de la humanidad cada vez más multicultural. Por eso no nos creemos que no haya ni un solo ser LGBTQ en la galaxia (C3PO no cuenta, no seáis homófobos). ¿Existen las monjas alienígenas pero no los gays? Venga ya. La mandamás de Lucasfilm, Kathleen Kennedy, ya dijo que no se cerraban a la posibilidad de un romance entre Poe y Finn, pero eso todavía está por ver, ya que en Los últimos Jedi los tienen separados casi toda la película (no vamos a ser conspiranoicos, pero huele a chamusquina). Tampoco se concreta la orientación de la almirante Holdo, después de que un libro de acompañamiento de la película sugiriese que es pansexual. La visibilidad de la comunidad LGBT+ en una saga familiar de tanto alcance sería revolucionaria y definitivamente positiva, y tanto los fans como el propio reparto estamos deseando que ocurra, pero habrá que esperar al Episodio IX para ver si se dan cuenta. Si algo nos ha enseñado Star Wars es a no perder la esperanza.

  • Pedro J. García

    Por Pedro J. García

    Traductor e investigador de lo audiovisual. Me dejo la vista, la espalda y el corazón devorando cultura popular y escribiendo sobre ella.

¿Qué te ha parecido?

Te doy mis diez

Me indigna

Me entristece

Fli-po

Me partooo

La segunda 'vendetta' de Lola

En abril, becas mil

Lo más WTF de Los Simpson

Una relectura feminista de Alcàsser

"Excepto beber, qué difícil se me hace todo"

Arranca el Festimad 2018

Disney elimina a su icono bisexual

Hace 7 años vimos el 1x01 de GOT

Mahi, te vamos a echar de menos

Cread
ores

Raquel Riba Rossy, aka Lola Vendetta: "Hemos castigado a la mujer que se reivindica"

Leer noticia
Siguiente noticia

Vida

Hay becas relacionadas con el arte, el periodismo, magisterio...

Leer noticia
Siguiente noticia

Cultura
Popular

Las versiones que triunfan en foros y grupos de Facebook

Leer noticia
Siguiente noticia

Identi
dades

Nerea Barjola: "El crimen de Alcàsser fue una agresión directa a todas las mujeres de la época"

Leer noticia
Siguiente noticia

Cultura
Popular

Tarjetas chulas con frases muy top de las pelis de Almodóvar

Leer noticia
Siguiente noticia

Festiv
ales

Guía para no perderte en el Festimad 2018

Leer noticia
Siguiente noticia

Cultura
Popular

El capitán Li Shang no estará en el remake de Mulán (y la gente está enfadada)

Leer noticia
Siguiente noticia

Cultura
Popular

Han cambiado mucho las cosas desde su estreno

Leer noticia
Siguiente noticia

Cultura
Popular

¿Habría hecho Mahi el traje de novia de la final con vinilo negro?

Leer noticia
Siguiente noticia