Sexo, caídas y vuelos oníricos: ¿cuáles son los sueños más comunes? | eslang

Sexo, caídas y vuelos oníricos: ¿cuáles son los sueños más comunes?

Henry Meynell Rheam/Wikipedia Commons

¿Hay diferencias en las temáticas entre hombres y mujeres?

  • Los sueños húmedos son los más frecuentes
  • Casi un 32% de la población ha podido controlar algún sueño

Si sueles hablar con tus amigos o familiares de tus sueños la noche pasada, tranquilo, no eres un rarito. De hecho, lo hace casi todo el mundo y la mayoría, experimentamos el mismo tipo de sueños. Según una base de datos especializada en el  sueño y desarrollada por el Doctor de la Universidad de Berkeley , Kelly Bulkeley, casi un 46% de los estadounidenses hablan al menos una vez al mes con sus amigos de los sueños que han tenido o que suelen tener.

Aunque no vamos a aventurarnos a explicar qué significan cada uno de los típicos sueños que tenemos, sí que vamos a comentar cuáles son. De todas formas, si eres de los que suelen entablar conversaciones oníricas, lo más probable es que ya te hayas hecho una idea de los temas a los que nos referimos.

Sí, los tíos tienen más sueños húmedos

Se confirma la teoría. No sabemos si tu novio te lo ha contado o no, pero en proporción, un 69% de los hombres encuestados tienen sueños eróticos, casi un 10 por ciento más que las mujeres. Esta diferencia se incrementa mucho más antes de haber tenido cualquier tipo de experiencia sexual: casi un 48% de los hombres afirman haber tenido algún sueño de este tipo antes de practicar sexo en la vida real, mientras que en las mujeres, la incidencia se reduce a casi el 22% de ellas.

Quizás no haya sido Freddy Krueger, pero te han atacado en sueños

Y sabes que le pasa a mucha gente. Un 52% por ciento de los encuestados afirman haber sufrido algún ataque por parte de algo o alguien en sus sueños.  Propio de las pesadillas, este tema no tiene apenas diferencias en género, aunque su incidencia es ligeramente mayor en las mujeres, un 6% más.

Que un desconocido entre a tu habitación debe ser chungo…

Debe ser difícil de gestionar que alguien con pintas bastante turbias entre a tu cuarto, se siente a los pies de tu cama y te mire fijamente. Pues eso le pasa a más de un 44% de la población y a más de la mitad de las mujeres (54%); solo pensarlo es echarse a temblar.

Caer y volar en un sueño

Si juntas la palabra “volar” y la palabra “caer” dentro de una misma frase seguramente pueda salir algo estúpido, pero aquí nos referimos a dos sueños independientes que también están a la orden del día. Lo típico de estar en un sueño y caer en un oscuro agujero le pasa al 48 por ciento de la población y especialmente, a las mujeres. Lo de volar, en cambio, le sucede a un 44 por ciento de los encuestados.

Luego están los que controlan sus sueños

Sí, los sueños lúcidos existen y muchas personas los han vivido. Para quién no lo sepa, en los sueños lúcidos el que duerme es consciente de que está soñando y además, es capaz de controlar todo lo que ocurre a su alrededor.  Casi un 32% de las personas encuestadas en el estudio que hemos analizado afirman haber tenido esta experiencia, donde han sido capaces de manejar a su antojo su destino onírico.

A diferencia de estos jefes de los sueños, están también los que son conscientes de que están soñando pero que, sin embargo, no pueden controlar su sueño.  En estos casos, la incidencia se dispara al 62% de los encuestados y su frecuencia es mayor en mujeres (casi un 67%).

También hay sueños muy normalitos…

Del mismo modo que tenemos sueños donde nos pasan cosas poco habituales, también solemos soñar con nuestro día a día: que si vas al trabajo, que si sales con tus colegas, que si vas a comprar el pan… De hecho, un 60 por ciento de todos nosotros lo hemos sufrido alguna vez. Como si no tuviéramos suficiente con nuestra cotidiana bofetada de realidad, también nos pegan una hostia mientras dormimos.

  • Miguel Luque

    Miguel Luque

    Periodista, de Jaén y olivarero. Nunca estoy contento con lo que escribo hasta que compruebo que es verdad.

Aquí habrá comentarios