Por qué ‘Spice World: The Movie’ es una película totalmente infravalorada | eslang

Por qué ‘Spice World: The Movie’ es una película totalmente infravalorada

'Spice World', el 'Ciudadano Kane' de las pelis protagonizadas por grupos de música.

Dos décadas desde que las 'chicas picantes' publicaron 'Spice':

  • Es de justicia recordar lo mucho que molaba su peli...
  • ... Porque fuiste a verla al cine y te gustó, ¡no lo niegues!

La película de las Spice Girls ya es mayor de edad. Entre finales de 1997 y principios de 1998 se estrenaba de manera escalonada en todo el mundo esta auténtica fechoría denunciable ante cualquier juzgado de guardia titulada Spice World: The Movie. La propia Baby Spice se disculpó hace unos años por haber participado en lo que la mayoría social estaría de acuerdo en calificar como maquiavélico gabinete de torturas, pero no sus fans, que son legión. Y la que escribe este texto es una de ellas. Por eso, tras revisionar el filme y leer las (in)merecidas críticas que recibió en su día, rompo una lanza en favor de este inefable proyecto cinematográfico que cumple 18 años.

1. Su guion (o la ausencia de él): Si El Sexto Sentido nos sorprendió con su giro de guion al final de la película, Spice World hace lo propio durante toda la cinta. El argumento en principio no da para más: las Spice Girls se enfrentan a su primer concierto en directo y se narran los cinco días anteriores al evento. ¿Ensayos, nervios y mucho estrés? Demasiado naif para las chicas picantes. Durante 97 minutos nos sumergimos en una delirante catarata de aventuras en formato road movie gracias a un Spice Bus que las conduce por las situaciones más insólitas. ¿Que las Spice tienen ganas de hacer pis y todos los servicios del Spice Bus están estropeados? Pues se bajan en mitad del campo y unos extraterrestres le tocan un pecho a Mel B.

vía Tumblr
vía Tumblr

 

¿Que unas niñas ganan un concurso para pasar el día con sus ídolos? Pues casi las ahogan en el Támesis, para disgusto de Victoria y su vestido de lavado en seco.

via GIPHY

 

¿Que llegan tarde al concierto? Pues para más inri su amiga Nicole se pone de parto.

via GIPHY

 

Y, claro, como tienen prisa, a Victoria le toca conducir el Spice Bus por una carretera llena de domingueros (y eso que es sábado) y pasar in extremis por la Tower Bridge.

via GIPHY

 

Y todo ello por no mencionar ¡LA BOMBA!

via GIPHY

Supera eso, M. Night Shyamalan.

 

2. ‘Spice World’ es crítica social: El filme pone el foco en el acoso mediático que sufren las estrellas, un tema de candente actualidad en los 90. El malvado magnate Kevin MacMaxford se afanará en destruir al grupo con tal de vender periódicos. Para ello contratará a un paparazzi que es capaz de salir de un wc, de una mesa de catering o disfrazarse de buzo para filtrar los secretos de las chicas. A este respecto, en el guion original había unas líneas dedicadas a Lady Di, pero fueron cortadas tras el accidente que le costó la vida mientras huía de los fotógrafos.

via GIPHY

 

3. Ganó premios: Injustamente ninguneada en los Oscar, los Razzie reconocieron esta herejía cinematográfica y la nominaron a lo peor del celuloide en siete categorías: peor película, peor actriz (las cinco en su conjunto), peor pareja, peor actor de reparto (Roger Moore), peor guion, peor nueva estrella (otra vez las cinco, para no discriminar) y peor canción original (Too much). Y no salieron tan mal paradas: solo se llevó el premio a peores actrices. Suerte que ese año pasaba por allí ¡Arde Hollywood!, con 9 nominaciones y 5 galardones. En 2005 la película volvió a estar nominada a peor musical en 25 años librando un encarnizado pulso con joyas como Glitter, todo lo que brilla, de Mariah Carey. Finalmente el galardón fue a parar a manos de From Justin to Kelly, musical escrito por Kim Fuller, curiosamente, el mismo que escribió Spice World. Todo queda en familia.

via GIPHY

4. El taquillazo: Críticas aparte, es innegable que Spice World fue un fenómeno de masas. Vivíamos en las postrimerías de los 90, época en la que las chicas picantes dominaban el mundo: en su primera semana en la taquilla de EE.UU. recaudó 10 millones de dólares, solo superada ese año por Titanic, y hoy sigue siendo la película británica no hollywoodiense más exitosa en el país del tío Sam. Para demostrar que el picante no caduca, la industria cinemato-discográfica estiró el chicle 10 años más tarde reeditando la película en DVD y Blue Ray junto a libros, álbums recopilatorios y una gira que las trajo de vuelta a España.

via GIPHY

 

5. Spice World es CINE con mayúsculas: La película se concibió bajo el patrón de A hard day’s night, el largometraje de los Beatles, y durante el filme podemos encontrar infinitas referencias al mundo del séptimo arte. Por ejemplo, las Spice Force Five hacen alusión a Fox Force Five, el piloto de ficción protagonizado por Mia Wallace en Pulp Fiction; cuando las Spice dicen que han tenido la misma pesadilla reflejan una escena de Pesadilla en Elm Street; y mientras suben las escaleras corriendo para llegar al Royal Albert Hall suena Fanfare for Rocky, de Rocky. Además, a través de continuas ensoñaciones y sesiones fotográficas homenajean a iconos como Marilyn Monroe, Los ángeles de Charlie o Grease (por supuesto, Mel C era Danny Zuko).

via GIPHY

 

6. Los cameos: En España tenemos a Torrente, en Gran Bretaña tuvieron Spice World. La dosis de cameos que nos regala Santiago Segura en cada película del infame expolicía español tuvo su versión british en esta cinta: Roger Moore era ‘El Jefe’, ese personaje de monólogos crípticos que exprimía al grupo sin pudor; Richard E. Grant interpretaba a Clifford, el Toño Sanchís de las Spice, un manager desquiciado dispuesto a ahorcarse con una soga si el grupo no hacía su aparición estelar; Meat Loaf conducía el mítico Spice Bus; Elton John se llevaba unos cuantos picos y pellizcos en el culo como toda relación amiga heterosexual-amigo gay manda; Elvis Costello interpretaba al camarero que ponía una ginebra doble a la resignada Deborah… Bob Hoskins, Hugh Laurie, Dominic West y Alan Cumming completaban un elenco de cameos que incluía a Gary Glitter, pero se eliminaron las escenas porque fue detenido por pornografía infantil.

vía Tumblr
vía Tumblr

 

7. ‘Girl Power’: Que no se piensen Taylor Swift y su squad que han inventado algo. Desde sus inicios en 1994 hasta su disolución a principios de los 2000 las Spice Girls predicaron como un apóstol la filosofía del Girl Power. Defendían la amistad femenina por encima de los hombres y empoderaron a las mujeres para ser lo que querían a base de poses atrevidas, signos de la paz y mucho descaro. Un grupo multirracial compuesto por cinco personalidades diferenciadas hasta la caricaturización que consiguió inyectar ese concepto de poder femenino en la cultura pop de una forma simpática y positiva, alejada de cualquier radicalismo victimal.

vía Tumblr
vía Tumblr

 

Y así protagonizaron, erigidas en los perfectos modelos del feminismo – al menos, pop- del tardo siglo XX, una película que, por supuesto, pasa el Test de Bechdel, un método que evalúa el grado de importancia de los personajes femeninos en una película. Los requisitos para superar dicha prueba son:

  • Que en la película salgan al menos dos personajes femeninos √
  • Que esos personajes hablen entre sí en algún momento √
  • Que dicha conversación verse sobre algo más que hombres √

Otra variante del test exige, asimismo, que esos dos personajes tengan nombre, y a falta de dos, tenemos cinco. Si esto no es Girl Power, que vengan las Femen y lo vean.

via GIPHY

Zigazig-ha!

  • Cecilia Marín

    Cecilia Marín

    Periodista. Dúctil y resolutiva. Una vez maté una cucaracha tirándole la guía telefónica encima. Todo en mí son grandes ideas. Nadie ha dicho si buenas o malas.

Aquí habrá comentarios