Por qué no debes sentirte culpable si te gustan los Backstreet Boys: el antipostureo, explicado por Ter | eslang

Por qué no debes sentirte culpable si te gustan los Backstreet Boys: el antipostureo, explicado por Ter

  • Cecilia Marín
  • Maria Pomares

Cuando creíamos que estaba todo inventado, llegó ella. En poco menos de un año Ter ha logrado hacerse un hueco en la comunidad de Youtube con un canal en el que igual te explica por qué la proporción áurea de Le Corbusier ya no nos vale y debería ser sustituida por el culo de Kim Kardashian que te muestra videoclips de la cultura pop que le dan un sonoro repaso a El Padrino. Arquitecta, youtuber e impulsora del movimiento Terdashian, esta madrileña de 26 años participa el viernes 9 en el festival Princesas y Darthvaders, donde realizará un monólogo a imagen y semejanza de esos miniensayos cómicos y brillantes en los que se sacude de postureos y guilty pleasures.

Participas en Princesas y Darthvaders con un monólogo que se llama ‘Kim Kardashian inventó el universo: Internet y el amor propio’. ¿Qué es esto?

Mi amor y admiración por las Kardashian, en concreto por Kim, es recurrente en mis vídeos. Con Kim tengo una relación especial, aunque todas me parecen fundamentales, sobre todo Kris Jenner, que no se apellida Kardashian pero es la madre y cerebro de todo. Siempre me ha molestado que se menosprecie a Kim Kardashian. Se le ha tachado de superficial, de narcisista, de tonta directamente, y hay cosas muy potentes en ella, ha aportado mucho al mundo del entretenimiento, de la estética, de la ética… ¡De todo! Reducirla a una tía que solo se hace selfies me sienta mal, y quiero explicarle a la gente que hay muchas cosas que estamos viviendo que si no fueran por ella no estarían ocurriendo. Tú mismo te estás beneficiando del legado de Kim Kardashian.

Para bajar todo esto un poco a la tierra, ¿por qué Kim Kardashian es tan importante para la sociedad?

Kim Kardashian ha cambiado el concepto de entretenimiento. Junto a Paris Hilton es una de las pioneras en convertir su vida privada en un negocio. Empezó en los 2000, en la época de los reality shows. Es el entretenimiento que nos interesa a todos, conocer cómo viven otras personas. Es una cosa supersencilla e instintiva, una curiosidad humana por saber cómo viven los demás. No nos importa el contenido muy elaborado ni guionizado, lo que de verdad queremos saber es qué hace Kim Kardashian cuando se levanta, a dónde va, con quién se reúne, qué desayuna, a qué hora se va a dormir…

¿Qué papel juegan las otras Kardashian? Te has centrado en el culo de Kim, pero los labios de Kylie también son una obra de arquitectura.

A ver, voy a decir una cosa con la que no sé si habrá gente que esté de acuerdo o no, pero para mí Kylie es la verdadera heredera del legado de Kim Kardashian. Todas las demás, por supuesto, son imprescindibles, necesarias y absolutamente maravillosas, pero Kylie Jenner ha pillado la idea. Una cosa muy importante de Kim Kardashian es su capacidad de ser dueña de su propia imagen y cuerpo. Eso no es fácil. Casi nadie es dueño de su propia imagen, y ella se las ha ingeniado para serlo. Kylie va por ahí también.

Precisamente en tu Instagram también haces alegatos a favor de la diversidad, a quererse tal y como uno es, olvidándonos de las bellezas normativas.

Yo hago las cosas que me apetece hacer, pero no pretendo hacer un manifiesto ni un alegato de nada. No pienso que una persona por ser un personaje público tenga la responsabilidad de transmitir un mensaje moral, pero, desde luego, creo que es muy sano para la sociedad ver todo tipo de cuerpos en redes sociales porque si ves cuerpos de un solo tipo puedes sentir que el tuyo no está bien y puede ser bastante tóxico.

Para mí esta foto implica varias cosas: -que mi cuerpo no tiene que parecerse a ningún otro cuerpo para ser bonito. -que un cuerpo no es bonito por sus medidas, es bonito porque ES UN CUERPO, y todos los cuerpos molan que flipas porque hacen mazo cosas guays, rollo la digestión y estornudar y eso. -que yo soy libre y hago con mi cuerpo lo que me da la gana, y tú también eres libre de hacer con tu cuerpo lo que te dé la gana, puedes taparlo o mostrarlo o hacer lo que quieras, y yo te apoyo en tu decisión sea cual sea. -que I'm cute as fuck, and it's time to embrace it. He odiado mi cuerpo toda la vida, y ahora ya no lo odio. Para mí esta foto es una manera de canalizar y exteriorizar ese plot twist interno que he vivido últimamente, y que me ha hecho estar un poco más contenta (o un poco menos triste). -also, I have a nice butt. -also, lolazo al enchufe.

A post shared by Ter (@teruriru) on

Al final, el mensaje que transmites en tus vídeos es que la alta cultura y la cultura popular están más relacionadas de lo que parece. Ni lo antiguo es intocable ni lo nuevo es una mierda. ¿Es ese tu principal objetivo?

La de hacer cruces entre la alta y la baja cultura es una definición que se ha dado de mi contenido, pero a mí no me gusta porque no creo que haya una cultura alta y baja, para mí todo es cultura. ¿La alta es Dalí y la baja es Kim Kardashian? Yo no lo entiendo así. Intento dar explicación a cosas que nos interesan y nos gustan pero no sabemos por qué. Es una lucha que he tenido desde siempre en mi cabeza. Cuando era pequeña les preguntaba a mis padres: “Si a mí me gusta algo pero no sé explicar por qué, ¿tiene menos valor mi opinión?”. Mis padres no sabían contestarme. “No sé, Ester, ¿en serio? ¿No quieres merendar?”. No está bien visto que te guste el mundo de la farándula, pero a todos nos gusta, así que a lo mejor no somos todos imbéciles.

Los guilty pleasure

El concepto guilty pleasure me sienta muy mal porque a no ser que tu placer sea ilegal o perjudicial para otros no veo por qué tienes que sentirte culpable de que te gusten los Backstreet Boys, por ejemplo. ¡Pero si los BSB tienen temazos! Están superbien, son canciones hechas por algunos de los grandes expertos de la música. A ver qué te piensas tú que son los BSB.

Ya se montó cuando dijiste que las Kardashian eran más importantes que Gabriel García Márquez. ¿Entiendes que haya gente a la que esta afirmación le parezca una aberración?

Hay gente que se ofende con lo que digo porque hay cosas que parecen intocables y que están metidas en una urna de cristal. Toqué la fibra sensible de gente a la que le encanta Gabriel García Márquez y cada uno tiene derecho a ofenderse por lo que quiera. Con Kim Kardashian se mete todo el mundo y es la norma, pero con Gabriel García Márquez es diferente. Cuando lo hice no pensaba en provocar porque mis amigos opinaban igual. Yo estoy en mi espacio de Youtube y la gente tiene que hacer el esfuerzo de entrar para conocer mi opinión, no la pongo en la cara de la gente ni invado el espacio de los demás.

El 22 de mayo publicaste ‘El poemario de las famosas’.

¡Brilla mucho y me emociona cada vez que lo veo! Lo escribí en 2015 y son poemas sin rima sobre famosas. Diseñé la portada y las ilustraciones del interior y decidí autopublicarlo. Al haberlo escrito hace dos años hay cosas que me resultan ajenas, pero aun así me ha gustado respetar a esa Ester de 2015 como parte del proceso. Eso me pasa también en Youtube: la mayoría de mis vídeos ya no me gustan porque forman parte de mi pasado. Hay cosas que ya ni siquiera pienso, pero ahí están y se ve el proceso de evolución y aprendizaje de una persona.

En tu canal de Youtube dijiste que estabas ya “hasta el coño” de él. 

Cuando te autoeditas un libro, aparte de toda la parte creativa, también haces la parte burocrática, y tienes un montón de cortocircuitos en el cerebro todo el tiempo, acabas agotado y no disfrutas del proceso. Sufrí mucho porque tenía la sensación de que me iba a salir todo mal por no centrar la atención en una sola cosa.

Teniendo un nombre en el mundo de Youtube, ¿no acudiste a ninguna editorial para que te lo publicaran? ¿Por qué decidiste autopublicarlo?

No quiero que suene pretencioso, pero es algo que escribí en un momento de mi vida tan bonito y tan íntimo que me incomodaba ponerlo en manos de otras personas. Me generaba ansiedad no controlarlo todo. Cuando tú ves los vídeos de un youtuber parece que se desenvuelven muy fácil, que hablan muy bien, que es gente muy social y extrovertida, y luego a lo mejor les sacas de contexto y les pones un equipo de gente y ya no se comporta igual porque siente que no tiene el control, no está a gusto, y se nota mucho. Si eres tú quien lleva el control da menos miedo porque nadie te la va a jugar. Si hay algo mal es culpa tuya, no te vas a llevar una sorpresa, pero ha sido tan agotador que no sé si volvería a hacerlo.

Tanto en los vídeos como en el poemario hablas exclusivamente de las famosas internacionales, ¿qué les pasa a las nacionales?

Las nacionales me encantan, pero cuando descubrí Youtube empecé a beber mucho de la cultura y famosas estadounidenses. La cultura pop de Estados Unidos tiene una cosa que no sé explicar, pero estoy super a favor de las famosas españolas. CHENOA FOR LIFE, por favor, un respeto.

Aquí se ha comparado a las Kardashian con las Campos. ¿De verdad es lo más cercano que tenemos?

A mí me parece que no tienen nada que ver. Aquí lo más parecido a las Kardashian es Dulceida. No quiero compararlas porque cada una tiene su rollo, pero ella ha creado su propio imperio a fuerza de trabajo. ¡Empezó con su fotolog! Ha construido algo maravilloso ella sola y eso es lo que más recuerda a las Kardashian.

Has sido Defensora del Espectador en El Intermedio desde que hicieron un reportaje en la TubeCon y “ridiculizaron” un poco a los youtubers. ¿Estás un poco harta del trato que recibís?

Alguna vez me han dicho: “¿tú te consideras youtuber? Porque tú eres distinta”. No, yo soy youtuber. De hecho, si no existieran esos youtubers a los que la gente desprecia yo no estaría ahí. Me da la sensación de que a los medios tradicionales les ha dado un poco de miedo un boom que no podían controlar y que toda la atención se fuera a Youtube. Se han dedicado a desacreditar a esos creadores de contenido, pero creo que su fuente de crítica ha sido el miedo, no lo que hacían los youtubers. Si la gente quiere verlos es que hacían falta. No es tan fácil, hay muchos canales, tienes que tener un carisma especial, saber editar los vídeos… Hay muchas tipologías dentro de Youtube: los que juegan a videojuegos, los que se maquillan, los que cuentan su vida… ¡Me parece interesantísimo el mundo de Youtube! ¡Me encanta!

¿Y a ti en qué categoría te encasillamos?

Pues no lo sé. A ver, yo si te digo la verdad me gustaría que hubiera una nueva categoría que fuera mamarrachismo, y yo querría estar ahí. Es mi goal en la vida. Ser esa. La youtuber mamarracha.

Aquí habrá comentarios