Paula Rojo: "Cuando compongo canciones no pienso en dar lecciones a nadie" | eslang

Paula Rojo: “Cuando compongo canciones no pienso en dar lecciones a nadie”

Hablamos con la cantante sobre música, miedos y superación:

  • Pero después de ponernos profundos sometemos a Paula a nuestro 'cuestionario random'
  • ¿Tortilla con o sin cebolla? ¿El libro o la película? ¿Julián Martínez o Alonso de Entrerríos?

La conocimos en La Voz y muchos la recuerdan como “la de la canción de los vasos”. De eso ya han pasado tres años, pero Paula Rojo asegura que la coreografía que se convirtió en fenómeno viral en todo el mundo -ella fue la representante española- “es como montar en bicicleta: nunca se olvida”. Lo que seguro que tampoco olvida es el día que teloneó a Ariana Grande en el Palau Sant Jordi de Barcelona, haber participado en el disco We Love Disney Latino con el tema principal de La Bella y La Bestia o que su primer single, Sólo tú, se mantuviera más de 20 semanas entre lo más descargado en España.

El pasado sábado ofreció un “concierto vermú” en el Teatro Lara de Madrid -por aquello de la hora, las 13.00-, una puesta en escena íntima y familiar en la que algunos amigos, como María Villalón, se subieron al escenario con ella. “En estos conciertos me olvido de que soy una artista en el escenario y de que lo tengo enfrente es público. Prefiero imaginar que estoy tomando algo con unos amigos y que canción a canción me van conociendo más”, explica la joven asturiana, “porque al final mis canciones son un recorrido por mis 25 años”.

Un trayecto a través de dos álbumes –Érase un sueño (2013) y Creer para ver (2015)- en el que habla de miedos, amor y, sobre todo, superación. Si charlamos con Paula Rojo de miedos, por ejemplo, la sola palabra Eurovisión le da escalofríos. No porque no le guste el festival –“Barei estuvo estupenda”- sino porque hace unos años su voz sonó como futurible, pero a ella “solo de pensarlo” le entran taquicardias. “Creo que me queda muy grande, no estoy preparada para sufrir esa presión y asumir esa responsabilidad. Pero nunca digas nunca: tampoco me veía preparada para presentarme a un casting y de la noche a la mañana cogí mi ukelele, me monté en un tren y me fui sola”.

Si hablamos de amor, el miedo vuelve a regurgitar, pero esta vez no en primera persona. Su éxito Miedo a querer es un grito de basta ya, un mensaje de empoderamiento femenino y de amor consciente inspirado en esas mujeres que, muchas veces, lo dan todo por una relación. “Antes de ser la novia de soy Paula Fernández Vázquez. Cuando nos enamoramos no podemos olvidarnos de quiénes somos, y que decidas compartir tu vida con alguien no significa que tengas que cederla entera por completo”, matiza. “Pero cuando compongo canciones no pienso en dar lecciones a nadie, simplemente hablo de mi vida y de lo que para mí es una relación sana”, aclara convencida.

Y si mencionamos la superación, entonces damos con el hilo conductor de la mayoría de canciones de la artista. Una de las más importantes, Siéntelo. “Es la canción que a mí me hubiese gustado escuchar en un momento de mi vida en que me sentí muy sola”, confiesa. Y se pone seria: “En una etapa bastante larga de mi vida me sentí incomprendida. En el colegio había gente que no me entendía, e iban a lo fácil: ‘Eres la empollona, eres la margi, la diferente, la rara…’. Yo siempre tuve mucha personalidad, sacaba pecho y decía ‘A mucha honra’, y era carne de cañón… Tenía el apoyo de mis padres, pero habría necesitado una canción así. Por eso va dirigida a gente que no encaja y a la que le parece que no va a tener nunca amigos de verdad. Eso es mentira. Al final el tiempo pone todo en su lugar”. “Cuando somos niños, preadolescentes o adolescentes podemos ser muy crueles con la gente diferente, pero cuando creces te das cuenta de que esa diferencia realmente es una ventaja, porque tienes algo que no tiene todo el mundo”, dice.

Una de las frases de su último single, Poco, reza: “Escribir un libro en blanco con tu nombre…”. Y aunque en la mente de Paula sí hay un libro en blanco -está escribiendo una novela- no lleva el nombre de nadie. Se trata de una novela histórico-romántica de ficción, ambientada en el Llanes de 1990 y en las Tierras Altas de Escocia de finales del siglo XIX. “La empecé con 18 años y la retomé hace uno o menos. La protagonista estaba inspirada en mí, pero a esa edad ni siquiera me atrevía a soñar con la música. Mi plan A, que ahora es plan B, era ser profesora de Inglés [es licenciada en Traducción e Interpretación], por eso la protagonista es una profesora de Inglés”, adelanta. De momento, escribe solo porque le relaja y le divierte, pero en el futuro sí que le gustaría publicarla. “Quiero terminarla porque a mi familia les voy pasando capítulo a capítulo y están ansiosos. Con las canciones hacía lo mismo. Igual lo del libro me sale igual, a la gente le gusta y acabo publicándolo, quién sabe. Dream big!”.

Paula Rojo

¿Eres de las que mira el móvil cada cinco minutos o no hay quien contacte contigo?

Me inclino más por lo segundo. No me gusta estar todo el tiempo pendiente del móvil, lo dejo en la habitación cargando, me desentiendo y la gente se desespera… Diría que soy un término medio: no paso completamente de él, pero no soy la típica que lo mira cada cinco minutos. Hoy no lo he mirado desde que me levanté.

¿WhatsApp o llamadas?

WhatsApp. Llamar me da una pereza horrible.

Salirte de un grupo de WhatsApp, ¿avisando o sin avisar?

Uf, es superviolento, pero aviso siempre: educada ante todo. Las bombas de humo, para las noches de fiesta.

¿Anti redes sociales o pro redes sociales?

Pro, es un avance brutal. Los artistas pueden tener contacto con sus fans y proporcionarles información de primera mano. Y a nivel personal utilizo Facebook sobre todo para hacer una especie de álbum de fotos histórico de mi vida. No subo fotos para que la gente vea lo guay que me lo paso, solo porque de vez en cuando me gusta revisar mi Facebook y recordar momentos.

¿Estás al tanto del movimiento Youtuber?

Sí, por supuesto. Son gente que comparte su vida como lo hago yo, no hay mucha diferencia: yo a través de canciones y ellos a través de vídeos. Sigo a algunos que hablan de libros, como Rebeca Stones. Ro en la Red también me divierte mucho, pero mi Youtuber favorita por excelencia es Andrea Compton. Me parto con ella y sus unboxings. No la conozco personalmente, pero me iría de cañas o al fin del mundo con ella.

¿Has utilizado alguna vez apps para ligar?

No, y me parece bastante artificial, aunque conozco gente que ha encontrado el amor a través de ellas y están superfelices. Lo respeto, pero yo soy tradicional a tope.

¿Poliamor o monogamia?

Monogamia. También lo respeto, pero el mío que sea para mí [risas]. Yo no comparto nada [más risas].

¿Prefieres ganar menos y trabajar en lo que te gusta o tener una economía sólida aunque no te guste mucho el trabajo?

Mientras que llegue a fin de mes, perfecto. Prefiero ganar menos pero trabajar en lo que me gusta.

¿El libro o la película?

Del libro, porque te cuenta todo. Luego me gusta ver la película, aunque a veces te decepciona. Ahora estoy deseando que se estrene la película Yo antes de ti [en cines el 8 de julio]. El otro día me compré el libro en la Fnac para leerlo antes del estreno.

‘El Ministerio del Tiempo’: ¿Julián Martínez o Alonso de Entrerríos?

Alonso de Entrerríos. Es el hombre de mi vida. Soy una fanática de la historia, así que El Ministerio del Tiempo es mi serie española favorita de todos los tiempos. De hecho, cuando un capítulo me gusta mucho, lo veo al día siguiente otra vez mientras desayuno… Y veo todo: los archivos, los mejores momentos…

¿Bisbal o Bustamante?

De pequeña cuando leía las entrevistas a Bustamante en la Superpop llegué a pensar que estaba enamorada de él, pero ahora creo que me gustan por igual. Los dos me aportan cosas diferentes: Bustamante es muy cercano, muy de Cantabria, y yo soy del norte; y a Bisbal lo he podido conocer y me parece encantador. Es superbueno, generoso y muy detallista.

¿Britney o Christina?

Qué difícil. Es lo mismo que con Bisbal y Bustamante. El primer disco que tuve fue el de Britney, pero quizá Christina ahora tiene más temas que me gusten. 60% para Christina y 40% para Britney.

¿Pizza con piña o sin piña?

Sin piña, dulce con salado jamás.

¿Tortilla de patatas con cebolla o sin cebolla?

Tortilla poco hecha con cebolla pochada.

¿Ensalada de gin tonic o caña de cerveza?

Depende del momento del día. Por la noche, gin; a mediodía o a media tarde, cañita.

¿Cola Cao o Nesquik?

Cola Cao.

¿Nutella o Nocilla?

Nutella.

  • Cecilia Marín

    Cecilia Marín

    Periodista. Dúctil y resolutiva. Una vez maté una cucaracha tirándole la guía telefónica encima. Todo en mí son grandes ideas. Nadie ha dicho si buenas o malas.

Aquí habrá comentarios