Moderna de Pueblo: "Me niego a que me llamen feminazi por reivindicar la igualdad" | eslang

Moderna de Pueblo: “Me niego a que me llamen feminazi por reivindicar la igualdad”

Raquel Córcoles, aka Moderna de Pueblo (Foto: Clara Asanza)

Crecimos con cuentos de hadas y acabamos idiotizadas:

  • Ese es el punto de partida del nuevo libro protagonizado por Moderna de Pueblo
  • Empoderamiento ilustrado para desaprender lo que nunca deberíamos haber aprendido

Moderna de pueblo es el alter ego que Raquel Córcoles (Reus, 1986) se inventó para contar la vida de una veinteañera que se muda a la gran ciudad en su etapa universitaria. Nos la presentó en 2010 en Soy de pueblo, y en 2013, tras conocer la fauna y flora masculina que poblaba el asfalto metropolitano, publicó Los capullos no regalan flores. Un año más tarde se mofó del postureo en Cooltureta y ahora, también desde el humor, la ironía y la crítica fina, toca en Idiotizadas: un cuento de empoderhadas un tema bastante más serio: los dilemas de una generación que ha crecido escuchando frases como “el día de tu boda será el día más feliz de tu vida” o “esa tía es una zorra”. Hablamos con la autora.

Idiotizadas: un cuento de empoderhadas es un poco la continuación de Los capullos no regalan flores. ¿Sabías desde el principio que este nuevo libro iba a poner el foco en el empoderamiento femenino?

Lo pensé para Imperfectas, pero me di cuenta de que estaba muy implicada con el tema de manera personal y prefería tratarlo desde Moderna de Pueblo y sus amigas. Es una continuación de Los capullos porque salen los mismos personajes, pero ahora estaba más preparada para no contarlo todo a través de Moderna, que es lo más fácil porque es más autobiográfico. El tema estaba clarísimo: no hay nada que motive, me mueva y me hierva más la sangre que hablar de feminismo.

No hay nada que motive, me mueva y me hierva más la sangre que hablar de feminismo”

Raquel Córcoles

Las protagonistas de tus libros son mujeres, ¿es hora de que el mundo entero se entere de qué es la sororidad? Hay quien sigue empeñado en enfrentarnos.

Ese es el mensaje que quería transmitir. Hemos visto mil veces en películas conversaciones tipo “Esta zorra no me va a quitar a mi hombre”, tías que entre ellas se odian, pero en la vida real, ¿quién te ayuda? Las mujeres. No vas a salir de una relación tóxica si no tienes mujeres como paracaídas. No puedes perder a las amigas cuando tienes pareja. Cuando te han vendido constantemente que el amor es tan importante, tomas decisiones respecto a tu pareja que ni siquiera te cuestionas. Es necesario un equilibrio.

idiotizadas-moderna-de-pueblo

Las protagonistas son Zorricienta, Gordinieves y La Sirenita Pescada, princesas Disney reinventadas. ¿Qué tiene Gordinieves para ser tu favorita?

Es el personaje contrario a Moderna y está basado en una amiga. Cuando la conocí me pareció la tía más rara del mundo y creí que había que ‘arreglarla’. Con los años y el despertar feminista me di cuenta de que era yo quien tenía que aspirar a ser como ella. Esa relación me motivó a escribir este libro porque gira en torno a cómo nos han dicho desde pequeñas que tiene que ser una señorita… Cuando te encuentras con una tía a la que le da igual eso, intentas adoctrinarla porque nadie la ha guiado. Después te das cuenta de que ojalá no te hubieran guiado y pudieras ser tan libre como ella.

Ese proceso de deconstruir lo aprendido es largo…

El libro va de desaprender lo que te han enseñado. Cuando llegas a los 25 o 30 ya eres la mujer que se supone que debías ser, esa que gusta a todo el mundo y no incomoda. Y entonces te das cuenta de que no lo has hecho por ti sino porque era lo que socialmente se te imponía. Hay cosas que ya no te vas a quitar, como el peso. Me encantaría que me diera igual engordar 8 kilos, pero el año pasado engordé y fue EL DRAMA. A mi pareja le pasó lo mismo y él incluso se reía. Yo tenía presión por no dar la imagen de éxito que debería, y lo resolví adelgazando, no cambiando de mentalidad. Recibimos un spam constante, pero si te preocupas por tu peso te tachan de frívola, y si engordas de patética y fracasada. Encima se nos culpa a nosotras.

¿Qué papel juegan Zorricienta y La Sirenita Pescada? 

Siempre se nos ha vendido que la felicidad absoluta llega cuando encuentras el amor, y la Sirenita Pescada es esa amiga con tantas ansias de amor que cuando lo encuentra abandona su voz y sus ideas. Lo único que le importa es su relación porque es lo que siempre ha perseguido como el éxito. Por otra parte, a Moderna le han inculcado que no tiene que ser una chica fácil, pero nunca por su propio bien, sino por lo que piensen los demás. A Zorricienta le pasó lo mismo en el pueblo, pero ella dijo: “¿Perdona? #ZorryNotSorry“. Siempre le ha parecido una injusticia y no se ha privado de nada por el qué dirán mientras que Moderna sí, así que Zorricienta intenta desidiotizar a Moderna y Moderna a la Sirenita.

¿Cuántas mamadas hemos hecho por cada cunnilingus que se nos ha dado? Ese puede ser mi micromachismo favorito, que en realidad es macromachismo”

Raquel Córcoles

En el 8M salimos a la calle a preguntarle a las mujeres cuáles eran sus micromachismos favoritos, ¿cuál es el tuyo? 

Estos días justo que Intermon ha lanzado la campaña Me niego a he publicado una viñeta en la que digo que me niego a que me juzguen diferente a los hombres. Entre otras cosas reivindicaba que se chupan más pollas que cunnilingus se han hecho. ¿Cuántas mamadas hemos hecho por cada cunnilingus que se nos ha dado? Ese puede ser mi micromachismo favorito, que en realidad es macromachismo [risas]. También me niego a que me llamen feminazi por reivindicar la igualdad.

¿Recibes muchos comentarios así en redes sociales con este tipo de viñetas?

Un montón. Suelo tener muchos comentarios de mujeres que apoyan este tipo de mensajes, luego está el clásico comentario de tío de “no todos los hombres”, el típico de “feminazi, odias a los hombres”, y el comentario que más rabia me da es el de mujeres que dicen “a mí no me ha pasado nunca nada” y “las más machistas son las mujeres”. Eso no lo tolero.

Ojalá este libro en cinco años sea machista porque eso significará que hemos avanzado muchísimo”

Raquel Córcoles

¿Cuáles crees que son las idiotizaciones más importantes de las que hemos despertado?

De lo que he despertado y no me había dado cuenta hasta que salió la palabra es del mansplaining. Cuántas veces he estado sonriendo y asintiendo en mi papel de escuchar cuánto sabe él de cosas de las que yo sé igual. Lo más importante es vivir tu vida como puede vivirla un hombre. Cuando te inculcan que lo que haces es menos que lo que hace un hombre, te conformas con ser la mejor de las mujeres porque es el máximo al que puedes aspirar. Eso se está esfumando, y ojalá este libro en cinco años sea machista porque eso significará que hemos avanzado muchísimo.

Eres una de las voces que mejor retrata a la generación millennial, ¿lo crees?

Me gusta hacer libros que hagan un retrato generacional, pero no me considero LA VOZ de la generación. Sí es cierto que cuando cojas el libro de Soy de pueblo te acordarás de las modas que llevábamos entonces, con Los capullos verás las relaciones que tenías y con Cooltureta recordarás las cosas pedantes que dijiste. Se trata de hacer una autobiografía compartida, pero hay muchas voces hoy en día que dan voz a esta generación.

¿A quiénes sigues?

Flavita Banana, Monstruo Espagueti, P8ladas, Paula Bonet, Sara Herranz, Agustina Guerrero… Los medios tradicionales no han dado tanta voz a las autoras y hemos triunfado casi sin esperarlo con nuestro propio canal en las redes. Este supuesto boom no habría sido tan exagerado si las mujeres hubieran estado más integradas en los medios convencionales, lo que pasa es que en los espacios de humor gráfico de los periódicos solo hay hueco para los hombres.

idiotizadas-moderna-de-pueblo-1

  • Cecilia Marín

    Cecilia Marín

    Periodista. Dúctil y resolutiva. Una vez maté una cucaracha tirándole la guía telefónica encima. Todo en mí son grandes ideas. Nadie ha dicho si buenas o malas.

Aquí habrá comentarios