May R. Ayamonte: "A los críticos literarios parece que les molesta que los booktubers recomendemos libros" | eslang

May R. Ayamonte: “A los críticos literarios parece que les molesta que los booktubers recomendemos libros”

May es 'booktuber' y en su canal de Youtube acumula más de 100.000 suscriptores

  • Además ha publicado seis novelas, casi ná...
  • Con 'De nadie'

Onubense de 20 años, May lleva escribiendo desde los 12. Quizá por eso le ha dado tiempo ya a publicar seis novelas. Su amor por la literatura le llevó a crearse un canal de Youtube en el que habla sobre libros y en el que, actualmente, acumula más de 100.000 seguidores. Además, estudia Filología Inglesa.

Su último título, De Nadie, aborda la cuestión de la diversidad sexual desde una perspectiva que hasta ahora permanecía invisible en la literatura juvenil. May se declara activista en general y feminista en concreto y con su libro se propone abrir los ojos  a cuanta más gente mejor.

Te iniciaste muy pequeña  en el mundo de la literatura gracias a la influencia de tu familia. ¿Crees que los canales de Youtube como el tuyo ayudan a iniciarse en la lectura a aquellos que no han tenido la misma suerte?

Soy consciente de que en mi casa se lee muchísimo, a mí desde pequeñita se me inculcó esa forma de ser. Quizá para la gente que no tiene esa suerte en casa el único espacio que les quede sea la escuela. El problema es que en los colegios muchas veces tampoco se fomenta la lectura

Es difícil que, cuando no se te ha inculcado una afición a la lectura desde pequeño, después leas. Yo me he encontrado muchos casos en los que adolescentes empiezan a leer gracias a los canales de YouTube o a recomendaciones en Internet.

Escribiste tu primer libro con 12 años ¿cómo ha cambiado May desde esa primera novela  hasta De nadie?

He cambiado muchísimo, yo empecé escribiendo fantasía. Sí que es cierto que  no me he salido de la literatura juvenil, pero he pasado por diferentes géneros. Cuando comencé a escribir tenía el camino marcado, las editoriales buscaban algo y yo lo hacía. Ahora que me he labrado un nombre siento mucha más libertad a la hora de escribir, puedo hacer algo que sea más transgresor y que arriesgue como es el caso de De Nadie. Cuando no te conocen es mucho más difícil que alguien apueste por eso.

De nadie habla de la sexualidad sin tapujos. ¿Hay algo de experiencia personal en las experiencias que cuentas en el libro?

Por supuesto, el tema de la bisexualidad, el tema de la experimentación sexual, el tema de las relaciones abiertas y el poliamor… al final son cosas que yo he vivido y he rescatado de mi vida. Quizá no todo lo que cuento en el libro lo he vivido yo pero gran parte de ese tipo de experiencias sí. Creo que por eso lo he escrito tan rápido.

Yo veía que no había nada de esto en la literatura juvenil y sin embargo es una realidad como cualquier otra. Si yo lo vivo hay muchísima gente joven que también.

Has vuelto un poco locos a tus seguidores con el tema de tu sexualidad…

Creo que la gente está demasiado acostumbrada a dar por hecho la sexualidad de una persona. La gente ha dado por hecho que soy heterosexual, luego han pensando que era homosexual y ahora están como en un limbo. Eso es por esa necesidad de etiquetar a las personas y porque además no entendemos las relaciones más allá de lo normativo.

Si yo me beso con mi mejor amiga o con un amigo siempre tienden a catalogar dentro de la norma: es su novio o es su novia. Pero no, las relaciones también se pueden entender de una forma diferente.

Cuando comenzaste a escribir esta novela, ¿pensabas que podría ayudar a algunas personas a entenderse mejor?

No lo hice pensando en que iba a llegar a tanta gente ni creyendo que el libro les iba a servir de ayuda, porque tampoco es una novela de autoayuda. Pero sí que es verdad que, siendo consciente de la situación real de la juventud, sentía la necesidad de plasmarla. La falta de referentes hace que haya invisibilización y miedo.

Pero en parte eras consciente de la influencia que tienes en redes…

Claro, y si tenemos el poder y la suficiente influencia para crear esos referentes, evidentemente vamos a ayudar. De eso se trata, no es escribir un libro de autoayuda, es crear unos referentes que puedan servir a esas personas. Para que tengan menos miedo y para que sepan que no están solas.

Uno de tus personajes, Olivia, sufre violencia de género, pero no es uno de los mejores ejemplos a seguir. ¿Te preocupa que algún lector o alguna lectora la tome como un referente?

Crear un referente que ilustre un caso de violencia machista en casa es complicado. Olivia tampoco lo hace mal porque, al final, no es que mire hacia otro lado. Yo lo que no quería era retratar una situación ideal, porque esa no es la realidad.

También hablas de otras situaciones complicadas como afrontar la muerte de un padre. ¿Cómo ha sido el proceso para entender al personaje? ¿En ningún momento  has sentido miedo al no sentirte tan identificada con esas situaciones más delicadas?

La historia de Nadia es la historia de una de mis mejores amigas. Cuando ella me lo contó, yo le pedí permiso para plasmarlo y me dio total libertad para hacerlo. He tenido su historia tan cercana que no he tenido que meterme en la piel del personaje, porque al ser la historia de una de mis mejores amigas, siempre la tenía al lado. Si me surgían dudas respecto al tratamiento ella me ayudaba.

De hecho, en otra entrevista me cuestionaron por ser joven y hablar de poliamor, que qué hacía yo con 21 años hablando de eso”

May R. Ayamonte

¿Alguna vez han tratado de infantilizar tus opiniones por el hecho de ser una mujer joven hablando de literatura?

Siempre. Todo el tiempo…es que es todo el tiempo. De hecho, en otra entrevista me cuestionaron por ser joven y hablar de poliamor, que qué hacía yo con 21 años hablando de eso. Y me lo decía un hombre blanco cisgénero heterosexual.

Quizás no me pasa tanto entre mis seguidores, pero sí que hay gente que te encuentras en la red y te lo reprocha, aunque al final esos comentarios se acaban perdiendo entre los comentarios positivos.

¿Y en el gremio?

Tenemos muchos críticos académicos que opinan sobre los booktubers. Somos gente joven hablando y recomendando libros y al fin y al cabo la gente confía en nuestras recomendaciones y compra esos libros… Parece que eso les molesta.

Sabemos que en cuanto a novelista no hay quien te pare. ¿Te planteas hacer algo en otro estilo?

Me gustaría sacar algo en prosa poética aunque de momento no lo tengo muy claro. Me da un poco de pánico dar el paso porque la prosa poética es muy personal.

  • Maria Pomares

    Maria Pomares

    Casi periodista y gallega. Mi madre dice que soy riquiña. Pienso mejor que escribo y todavía estoy aprendiendo a hacer las dos cosas.

Aquí habrá comentarios