La música joven sí tiene mensaje: El Niño de Elche, Ángel Stanich o Supersubmarina te lo demuestran | eslang

La música joven sí tiene mensaje: El Niño de Elche, Ángel Stanich o Supersubmarina te lo demuestran

Carteles de los conciertos de Pony Bravo creados por su solista, Daniel Alonso.

Millennials de la música frente al navalonismo:

  • Seleccionamos temas de solistas y bandas que hablan de política y hacen crítica social

La xenofobia de las propuestas de Trump, la ‘austeridad’ impuesta durante la crisis, el machismo endémico, la corrupción y la falta de conexión con la realidad de la clase política. Todo eso aparece en canciones pop, y lo que es más, en canciones pop de músicos españoles jóvenes. Para los que piensan que esta es una generación de música y mente vacías, aquí un recordatorio.

Ángel Stanich – ¿Quién ha elegido muerte?

“Parece que el valor es una concepción más rara que escrutinio. Sí, ha vuelto el maniquí, que nunca se fue a ir, tan solo estaba ausente. Ha sido Luis muy fuerte. […] Sí, parece que en USA sobra liquidez y van a hacer un muro. Se lo puede meter, Magneto con tupé, el muro por el culo. ¿Quién ha elegido un muro?”

Supersubmarina – Hasta que sangren

“No debemos nada, y nada queda que puedan arrebatarnos. Tanto se llevaron que hasta el miedo en nuestras caras desapareció. Y ahora vienen a pedirnos un esfuerzo, cuando no quisieron hacerlo mejor“.

Rayden – Malaria

“Males como el heteropatriarcado, que no conciben dos papás cogidos de la mano. Males de estado, el machismo comercializado que cosifica a la mujer como mujer objeto, de un sujeto rebajado. Hay males innombrales, con paraísos fiscales, males sucesivos, supresivos, subversivos, males […] homófobos, xenófobos y reprimidos”.

Miss Caffeina – Mos q

“Te vas a reír, pero no he entendido nada, ¿me vas tú a decir qué hacer con mi garganta? No te he pedido opinión, no he buscado reacción. […] Saldré a pasear de la mano de cualquiera. Señor, sálveme del peligro y de la quema”.

Silvia Pérez Cruz – No hay tanto pan

“Mentiras, sonrisas y amapolas, discursos, periódicos, banqueros y trileros. Canciones, manos y pistolas, bolsos, confeti, cruceros y puteros. Te roban y te gritan y lo que no tienes también te lo quitan. […] Y es indecente, es indecente, gente sin casa, casas sin gente“.

(Me llamo) Sebastián – Hormonas

“Quiere un cuerpo que vaya en la misma dirección que apunta su cerebro. […] Algunos le decían que era enfermedad, que iba en contra de lo natural. Después de muchas rabias pudo comprobar que para su condición había cura: se llama libertad“.

Antilópez – Hijos de España

“Y los hijos de los hijos de los hijos no han cambiado, sólo que ahora nos diluyen capital de posición. Por eso hemos confundido la riqueza y el derroche, independencia con coches, sencillez con ocasión”.

La raíz – Muérdeles

“Invencible es el hecho de tener derecho a gobernar nuestra tierra. Somos el pueblo unido en las calles, hemos conquistado importantes ciudades. Ya no hay pasos atrás, solo queda luchar, ¡va! ¡Por tus libertades! Hay que ser un león”.

Canteca de Macao – Bellas

“’Quien bien te quiere te hará te sufrir’. Ay, yo no pienso de esa manera. Quien bien me quiere me quiere libre. […] Así que no me cuentes historias de dragones y princesas, cuéntamelo de libre elección“.

El Niño de Elche – Miénteme

Miénteme, dime que todos lo estamos pasando mal. Miénteme, dime que la crisis es pasajera, que la prosperidad está a la vuelta de la esquina. […] Miénteme, que no me preocupe por nada que tú no arreglaras. Que lo único que tengo que hacer es votar. Votar por ti”.

 Y el bonus. Pony Bravo, que millennials millennials no son, pero no podíamos olvidarnos de ellos.

Pony Bravo – El político neoliberal

“Yo soy el político neoliberal, me gusta ir a las fiestas del Banco Central. Vuela la cocaína por los despachos del capital. Vótenme, porque mi rumba está buena”.

Y aunque no nos guste que nos lo den todo hecho, tampoco está de más que nos faciliten un poco las cosas. Por si no eres muy de vídeo, te dejamos una lista de Spotify con algunas bolas extra.

  • Laura Martín

    Laura Martín

    En sexto de primaria suspendí matemáticas por primera vez. Ahora me paso el día convirtiendo estadísticas en historias y visualizaciones para evitar que a otros le pase lo que me pasaba a mí. Detrás de toda la parafernalia, al final solo soy periodista.

Aquí habrá comentarios