'Ella lo sabe', el libro que tienes que llevarte a la playa si te gustó 'La chica del tren' | eslang

‘Ella lo sabe’, el libro que tienes que llevarte a la playa si te gustó ‘La chica del tren’

Foto: lorenafranco.net.

El 'domestic noir' español ya tiene representante, Lorena Franco:

  • La escritora, que también es actriz, ha liderado listas de ventas en Amazon autopublicándose
  • 'Ella lo sabe' es su debut en una editorial, y está escrito para ser devorado

Algunos consideran que el domestic noir es la novela negra del siglo XXI. Dicen que tiene padre y madre: S.J. Watson, autor de No confíes en nadie (llevada al cine en 2014 por Nicole Kidman) y Gillian Flynn, cuya Perdida nos reconcilió con Ben Affleck en su adaptación fílmica. El trono de los más vendidos que un día fue para género histórico y luego el romántico-erótico de corte ‘sombrasdegrey’ ahora lo ocupa este thriller cotidiano, que revienta listas en UK y USA y que en España también tiene representantes. Entre ellos, una prolífica escritora que también es actriz y que se había abierto hueco en el mundillo dándole a la autopublicación en Amazon: Lorena Franco.

Quiso empezar a escribir inspirada por La sombra del viento, y empezó hace más de una década. Su primera novela es de 2008, después escribió una decena más, pero no fue hasta 2015 cuando se lanzó a publicarlas ella misma utilizando la plataforma de Amazon. Llegó y triunfó: varios de sus títulos encabezaron el ranking de las más vendidas a nivel nacional y con La viajera del tiempo quedó finalista en el Concurso de autores indies de la plataforma. Así llamó la atención de un editor del sello Ediciones B, con el que ha lanzado su primer título con una editorial: Ella lo sabe.

Esta época publicando a lo freelance le ha procurado un curso acelerado en marketing, promoción y relaciones públicas, así como el hábito de escuchar lo que quieren los lectores, sus alabanzas y también sus críticas: “Me gusta ser cercana y agradecida con quien me lee. Gracias a los lectores he aprendido a dirigir las historias y el género”. Porque, después de probar otros, se queda con este, “el que está en mi ADN como escritora”.

Firme candidata a dama del domestic noir patrio, la autora nos lo define: “Se trata de un thriller psicológico dentro de un entorno cotidiano. Hay un asesinato o una desaparición. En vez de tener un policía o un detective, quien investiga es una persona de a pie”. Si al leer esto recuerdas a la anciana Miss Marple de Agatha Christie, al fotógrafo con la pierna rota de La ventana indiscreta o a Jessica Fletcher, novelista en Se ha escrito un crimen, no vas desencaminado. Al fin y al cabo es solo una manera nueva de llamar a un subgénero conocido para renovar su sex appeal.

En el caso de Ella lo sabe, la aficionada a descifrar misterios es Andrea, una escritora en pleno bloqueo creativo y al borde del divorcio que vive en una urbanización en Mataró (Barcelona), bebe y toma ansiolíticos y mira mucho por la ventana de su chalet para calmar su desazón fisgando en la vida de sus vecinos. La llegada de su cuñado, Víctor, un tipo turbio, interrumpe su rutina. Aún más cuando una noche de verano ve a la mujer que vive enfrente, María, subirse con él al coche para no regresar.

Igual que antes nos detallaba las reglas del domestic noir, Franco nos cuenta que le encanta saltárselas: “No hay que ceñirte tanto a las reglas sino a lo que te pide el lector”. En su caso, ha testado que triunfa la narrativa en primera persona y con vocación cinematográfica, algo que a ella también le atrae, como escritora y lectora, y que grandes éxitos recientes como Perdida demuestran que es un acierto seguro.

Abundan las escritoras y también las protagonistas en este tipo de thriller psicológico. Esto unido a la cotidianidad de los entornos en los que discurre la trama hace que en muchas ocasiones se considere al domestic noir como ‘literatura femenina’, con el ánimo despectivo que la etiqueta suele conllevar. Además, y como toda la producción cultural de género y popular, abunda el guiltypleasurismo a la hora de consumirlo: “Yo no creo en alta o en baja literatura. Yo leo de todo. Ningún autor o lector debe avergonzarse de lo que escribe o lee. No hay literatura ni buena ni mala, hay literatura para todo tipo de lectores”, responde Franco a estas cuitas.

Paula Hawkings, cuya Chica del tren fue celebrada como la nueva Perdida, Mary Kubica (te hablamos hace un tiempo de Una buena chica) o Clare Mackintosh (Te dejé ir fue su debut y se publicó el pasado año) son algunas de las recomendaciones que Franco cita. Ella, entre tanto, está centrada en seguir promocionando este libro (que se traducirá al polaco y el italiano), en escribir su próxima novela y en cruzar los dedos porque el interés llevar al cine Ella lo sabe se materialice.

  • Laura Caso

    Laura Caso

    Me gusta preguntar, me interesa casi todo y llevo fatal esperar. Si algún día me parezco a Bette Davis será que lo he hecho bien.

Aquí habrá comentarios