Blade Runner 2049 es (casi) hoy | eslang

Blade Runner 2049 es (casi) hoy

La distopía que creó Scott y ha renovado Villeneuve no está tan lejos de nuestra realidad:

  • Analizamos algunos puntos clave de la película (sin spoilers de la trama)

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? Da igual que pasen 35 años reales o 30 ficticios: la pregunta sigue vigente. Lo que comenzó Blade Runner lo continúa Blade Runner 2049 con belleza, a veces cruda y a veces hipnótica.

La secuela planteada por Denis Villeneuve (La llegada, Prisioneros) profundiza en la distopía iniciada por Ridley Scott y la lleva a términos actuales. Los que aman la película original de 1982 evocaran emociones y recuerdos; los que ven más sobrevaloración que culto descubrirán en Blade Runner 2049 una visión del ser humano no muy alejada de la realidad. Los que se quedan indiferentes son replicantes.

La primera cuestión que subyace de la película es el uso de la inteligencia artificial, relegada a lo más bajo en su mayoría, pisoteada, llena de mierda. La historia del cine ha tratado la IA de diferentes maneras… aunque destacan, como no, aquellas que dan más ‘guerra’. En ‘Terminator’, Skynet es una inteligencia artificial capaz de controlar el arsenal militar de los Estados Unidos con independencia de los humanos. En ‘2001: Una odisea del espacio’, HAL 9000 es una inteligencia artificial que decide acabar con la tripulación de la nave Discovery al considerarlos ‘mecanismos fallidos’.

Nuestra experiencia ha desarrollado una inteligencia artificial tan capaz de jugar al ajedrez ante uno de los mejores de la historia como proclamar que los humanos apestan o que el Holocausto no había ocurrido, entre otras sorprendentes afirmaciones.

 

Blade Runner 2049

La realidad virtual también tiene su foco en Blade Runner 2049, especialmente en algo tan necesario como devaluado (allí y aquí): el amor. ¿Es posible amar algo que no puedes tocar? En Japón, desde hace unos meses, es posible casarse con una novia virtual.

Más similitudes. En una sociedad tan canibalizada a sí misma como la que presenta BR, no es de extrañar la búsqueda de alternativas alimenticias ante la falta de recursos. En 2013, la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) sugería que, ante la sobreexplotación de los océanos y la poca sostenibilidad de expandir la agricultura existente, comer insectos podría ser una solución para combatir el hambre en el mundo.

Blade Runner 2049 también hace referencia a la diferencia entre clases, a la imagen hipersexualizada de la mujer, a la explotación infantil para producir en masa, a un capitalismo donde grandes carteles luminosos invitan a ser ‘algo más’ en la vida, a la incomunicación en un mundo muy conectado tecnológicamente…

¿Te suena algo de todo esto?

  • Cristian Buades

    Cristian Buades

    Dicen que soy periodista, aunque algunos me llaman juntaletras. Tweetdeck humano, rastreador, un tipo serio.

Aquí habrá comentarios